Buscar
00:21h. sábado, 25 de septiembre de 2021

Un crimen llamado educación. Documental de Jürgen Klaric - por José Manuel Castellano

 

frase castellano

Un crimen llamado educación. Documental de Jürgen Klaric - por José Manuel Castellano

"La educación, especialmente en América Latina, es una estafa. Es un sistema que estafa a los padres, es un sistema que estafa a los estudiantes, es un sistema que estafa a los profesores. Los sistemas educativos actuales son una fuente de problemas para la sociedad, nos hacen creer que son buenos, que no es necesario el esfuerzo, que no te puedes equivocar, que si te equivocas la culpa es tuya y si aciertas es gracias al sistema. El sistema educativo actual está dando cosas que no sirven para nada” [1].

jurgen klaric

Jürgen Klaric.

“El resultado final es la irrelevancia intelectual y social de la Universidad como espacio de reflexión y de pensamiento independiente, convertida desde hace mucho tiempo en un espacio de sumisión y de aburrimiento. Las Universidades llevan muchos años vendiendo humo”[2].
 

federico aguilera klink

Federico Aguilera Klink (Economista y Premio Nacional de Medioambiente)

 

El documental “Un crimen llamado educación”, dirigido por el norteamericano Jürgen Klaric en 2017, presidente y cofundador de una empresa de neuromarketing, tiene en su origen el acoso escolar-psicológico sufrido por su propia hija. La finalidad de ese reportaje cinematográfico es indagar sobre el sistema educativo para contribuir a crear consciencia. Con ese objetivo sobrevuela la situación educativa de catorce países (México, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Uruguay, Panamá, Argentina, República Dominicana, EE.UU., España, Corea del Sur, Finlandia y Singapur) a través de una amplia serie de entrevistas, donde participan especialistas en diversas áreas del conocimiento, agentes sociales, padres y estudiantes, que son presentadas de forma muy dinámica en pequeñas cápsulas a lo largo de noventa y cuatro minutos.

“Un crimen llamado educación” es una mirada crítica a un conjunto de aspectos muy problemáticos del sistema educativo actual sobre los que se hace necesario detenernos en su reflexión. Entre otras temáticas abordadas se puede reseñar las siguientes: el sistema educativo mantiene su vieja y clásica esencia, a pesar de los cambios estéticos externos y modelos pedagógicos innovadores; anula y atrofia la capacidad de pensar, mata su creatividad y castiga el error y exalta la competitividad; es un modelo centrado en formar mano de obra, que tiende a la homogenización, estandarización y robotización social; favorece la exclusión y construye ciudadanos indiferentes y manipulables; no tiene en cuenta las distintas capacidades y las inteligencias múltiples; tiene una visión mercantilizadora de la educación (concebida como mercancía y negocio); favorece la mediocridad, la corrupción y la discriminación; desprestigia socialmente a los docentes y a su profesión; y para mayor inri aquellos países, referentes mundiales en calidad educativa (Corea del Sur y Finlandia), son los que cuentan con los más altos índices de suicidio, alcoholismo, depresión e infelicidad social, etc.

En definitiva, un documental que pone sobre la mesa cuestiones claves y esenciales que deben servir para reflexionar, analizar, debatir y actuar. En ese sentido, hemos utilizado este interesante material como recurso para introducirlo en el aula universitaria, concretamente en tres paralelos de primer ciclo de Educación Básica. Una actividad que contemplaba tres acciones: 1) exhibición del documental, 2) sesión de debate y 3) redacción de dos párrafos, que contuviera dos componentes: descripción y valoración.

El resultado son las líneas que vienen a continuación. No obstante, antes de concluir esta breve contextualización, bajo la idea de ubicar al lector en los textos que siguen, queremos expresar nuestra consideración al respecto, aunque sea de una forma muy concreta. El sistema educativo, desde nuestra óptica, no es más que un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos, un micro espacio selvático, donde conviven depredadores y depredados; estructuralmente “burrocratizado”; intervenido y sin espacios de libertad; un santuario de falacias, mediocridades y salva-pedagogos-publicitarios embaucadores; un espacio con excesivas interferencias de los grupos endogámicos de poder, plagado de intereses sociales, familiares, políticos…; y donde la presencia de académicos está reducida a la mínima expresión.

Desde nuestra óptica hay que empezar a desvestir a esos “santos impostores”, pues hay que dejar bien sentado que la educación no transforma a la sociedad, más bien es la sociedad la que debe transformar a la educación, aunque siendo observador directo de la realidad educativa debemos sentenciar que es justamente la sociedad la encargada de replicar las malas artes en el mundo educativo actual, como un mecanismo reproductor del sistema, en favor de su propia consolidación y supremacía.

Seguir leyendo: https://www.laclavecuenca.com/2021/07/22/un-crimen-llamado-educacion/

 

[1] Calatayud, R. (2021). Un crimen llamado educación. Entrevista. Disponible en https://marcainteligente.com/2017/06/un-crimen-llamado-educacion/

[2] Aguilera, F. (2021). Economía basada en el saqueo y la violencia: ni democracia, ni mercado. Editorial Centro de Estudios

* Gracias a José Manuel Castellano y a LA CLAVE CUENCA

JOSÉ MANUEL CASTELLANO RESEÑA

la clave cuenca

 

 

mancheta 35