Buscar
21:12h. miércoles, 27 de octubre de 2021

Door Luz - Pinturas de Felipe Juan, Valleseco, 25 septiembre - 23 octubre

 

Exposición DoorLuz (Cartel Valleseco)

Iinauguración sábado 25 a las 19 hs.. Participará Juan Francisco Santana como presentador y el músico Juanfra. Habrá un pequeño recital poético con parte de los escritores que han participado este año con el tema de la colección.

 

                                                              Foto para Catálogo (1)

Crítica 1: “DOORLUZ”

DoorLuz es la última propuesta pictórica de Felipe Juan y con ella descubrimos que tras una puerta nos podemos encontrar con la fantasía, la creatividad, el gozo, el colorido y, en tal sentido, el artista plástico siempre debe dejarlas, al menos, entreabiertas porque es por ahí, muy posiblemente, por donde entre la luz que se precisa, o al menos encienda, de nuevo, la que, como creador, se lleva dentro, como decía la escritora teosófica, nacida en la isla de Guernesey, Mabel Collins: “En ti se halla la luz del mundo. Si eres incapaz de verla en ti mismo, es inútil buscarla en otra parte”.

DoorLuz es una mirada al interior del artista, una puerta abierta a la esperanza, a la superación de los momentos en los que la oscuridad desea ser la protagonista, y Felipe Juan los ha tenido, siendo un ejemplo el momento que, últimamente, nos ha tocado vivir y por tanto sería la luz que nos ilumina de nuevo, la que nos presenta las beldades que se encuentran al otro lado y que solo esperan la posibilidad de iluminar el nuestro. En ocasiones, debes dejar entrar o salir por esas puertas, vamos a centrarnos en ellas pues en esta ocasión Felipe Juan, que puntualmente acude a la cita, nos las presenta como las grandes protagonistas, en las más diversas formas, jugando, como suele hacerlo, con aspectos culturales, con mensajes tan claros como que, si fuese preciso, habría que quitar las bisagras que no nos permiten la apertura, por estar oxidadas o por no haberles dado el uso para el que fueron creadas, convirtiéndolas, con sus pinceles, en aves que traen y llevan mensajes solidarios. 

Debemos posibilitar que, a través de las puertas, tanto reales como imaginadas, nos llegue la luz, en el caso de nuestro pintor es su habitual señal de identidad, su amplia paleta de colores que hace que su obra nos deslumbre con su luminosidad y colorido, tan habituales en su producción pictórica, acompañada de colibríes, flores, mariposas o la vivificante luz que se precisa. Viene a ser el mensaje con el que se nos transmite que, en todo momento, debemos mantener abiertos nuestros ojos a la esperanza porque así, aunque solo sea por las mirillas o por las ventanillas de las puertas, tenemos la posibilidad de disfrutar de otras visiones, de otros modos de entender lo que supone el arte o la propia vida, manteniéndolas abiertas para así posibilitar nuevos aires con los que enriquecernos, es así como podemos disfrutar de las posibilidades que se pueden encontrar en DoorLuz, en estos instantes se precisa un mundo de esperanza, en espera de que se nos abra la posibilidad a mejores momentos, así debe ser y no cegarnos con la oscuridad que a nada conduce… Felipe Juan es en sí mismo, con sus creaciones, luminosidad y flirteo con la fantasía, el hacedor que nos posibilita un mundo paralelo en el que sus colores son los auténticos protagonistas.

 

                                                          Juan Francisco Santana Domínguez

Crítica 2: “DOORLUZ”    

 

La pintura de Felipe Juan nos invita a traspasar los umbrales de unas puertas con la finalidad de conmover  la visión del espectador. Estos cuadros nos conducen a un mundo onírico lleno de energía, fuerza, optimismo, que tienen como protagonista al color.

   La puerta que aquí nos muestra es un objeto cotidiano presente a lo largo de toda la humanidad,  sin embargo encierra un valor simbólico que no es ajeno a esta visión del pintor. Todos sabemos que la puerta ha tenido múltiples significados en distintas regiones y culturas. Esos vanos suponen el límite entre lo profano y lo sagrado, entre la vida y la muerte, entre lo público y lo privado...,  es una marca de límite pero también de libertad, de credo, de ensoñación,  que en definitiva es el mensaje que el artista nos quiere transmitir. Las puertas se cargan de simbolismo,  pues suponen una transición y así se ha representado a lo largo de toda la Historia del Arte: Puerta de los Leones, Puertas de Ishtar, Puerta de Bisagra, Puertas del Paraíso, Puerta de Alcalá, Torii Miyajima, Puerta de la India... Felipe Juan quiere también desgranar algunos de los componentes de esas puertas a través de sus pomos, manecillas y bisagras, pernios, charnelas o goznes. En este sentido debemos indicar que la bisagra se llena aquí de connotación, pues supone la unión de dos elementos independientes  que  nos hablan de transición e invitan  a un cambio de actitud lleno de amor, de armonía con la Naturaleza, de aceptación y optimismo  ante  la vida que irradia por doquier.

  El resultado del arte de Felipe Juan  se convierte así en su vehículo  de conexión con una realidad cargada de colorido intenso con una vegetación y fauna, que hemos visto en sus exposiciones anteriores y son sellos de su identidad y creatividad. En definitiva, una maravillosa  exposición, donde la conjunción de luz y color,  nos incita  a traspasar el umbral.

 

                                 Pedro Andrés Naranjo Jiménez



 

Poema: “PUERTA CERRADA” 

 

Cerró a cal y canto su puerta,

al pasado de llantos,

de amarguras y desencantos.

Cerró su puerta a la mentira,

a la falsedad,

al aburrimiento,

a la pérdida de la vida,

al mal tiempo,

a la hipocresía de las buenas caras.

Dejó a su espalda cerrada

la puerta del desaliento.

Deseó en su fe perdida

ver a la caída del día

una puerta medio abierta.

Llena de esperanza y alegría

caminó sin verla,

alejándose cada vez más 

del cierre de su vida.

Y a lo lejos sintió llegar la brizna

de otra puerta que sin querer se abría,

cargada de fe, de amor,

de las cosas que perdidas ya creía.

 

Antonio Cerpa

 

Exposición DoorLuz (Cartel Valleseco)



 

 

mancheta 37