Buscar
sábado, 02 de julio de 2022 10:15h.

El Foro Transoceánico de Festivales y Trabajo Artístico de Calle defiende la cultura participativa


Los recursos económicos, la ocupación de los espacios públicos y la formación de los profesionales, grandes retos de los artistas de calle

El Foro Transoceánico de Festivales y Trabajo Artístico de Calle defiende la cultura participativa en su primer encuentro en Tenerife

Los recursos económicos, la ocupación de los espacios públicos y la formación de los profesionales, grandes retos de los artistas de calle

El Foro Transoceánico de Festivales y Trabajo Artístico de Calle defiende la cultura participativa en su primer encuentro en Tenerife

La obtención de recursos económicos que den continuidad al trabajo artístico de calle, la posibilidad de ocupar los espacios públicos frente a las tendencias privatizadoras y la formación de los profesionales son algunos de los grandes retos de los artistas de calle. Estas son algunas de las conclusiones de las intervenciones de profesionales y expertos a lo largo de los dos días de celebración del primer Foro Transoceánico de Festivales y Trabajo Artístico de Calle (FTF) en Puerto de la Cruz (Tenerife, Islas Canarias).

La privatización de los espacios públicos es la principal dificultad que afrontan los artistas de calle en Brasil. Esta tendencia creciente obliga a las compañías  a inventar nuevas estrategias que les permitan encontrarse con el público, explicó Marcelo Palmares, integrante de la compañía Pomas Urbanas y articulador del Movimiento de Teatro de Rua de São Paulo y de la Red Brasileña de Teatro de Rua.

Poder acceder a la calle y convertirla en escenario es uno de los primeros pasos en la dignificación de este trabajo artístico. La calle como escenario es precisamente la idea que inspira al Festival Internacional de Teatro de Manizales (Colombia). Su director, Octavio Arbeláez, explicó que el de Manizales es un festival concebido también para que sirva como espacio de encuentro, “en el que se hable de teatro”. En muchas ocasiones, en los festivales actuales, dijo Arbeláez, “el vértigo no da tiempo para la pausa” y las compañías entran y salen de ellos como si se tratara de una actuación más. En Manizales no es así: la gente del teatro se encuentra entre ellos y con el público y el teatro se infiltra en las calles de la ciudad.

El festival colombiano, creado en 1968, ha inspirado otros encuentros teatrales, entre ellos el Festival del Sur 3 continentes, que cumple el próximo septiembre 25 años de andadura en el municipio de Agüimes (Gran Canaria). Su director, Antonio Lozano, recordó que el del Sur es un festival que cuenta con espectáculos de calle en su programación, aunque no se dedique exclusivamente a ello.

A juicio de Lozano, la incidencia social de un festival cultural depende de que desde su planteamiento se aspire a ella. En Agüimes “se genera un movimiento participativo masivo” que supera el marco de las salas y que implica a amplios sectores de la población a lo largo de sus diez días de duración. Esa relación con un público activo y crítico y el impulso del respeto a la diversidad multicultural son algunas de las fuerzas motoras del Festival del Sur.

Conseguir recursos generadores de nuevas iniciativas es un reto esencial y, aunque las dificultades financieras son permanentes, en Canarias la inquietud se expresa con un tono grave, por el impacto de las nuevas circunstancias. Sin embargo, entre el público asistente al foro se agradeció que el factor económico no centrara los debates: “Aquí hay esperanza, en otros sitios solo se habla de la crisis”, dijo una actriz y gestora cultural tinerfeña.

La formación de los artistas es otro de los retos y un factor clave en la dignificación de la profesión. Para alcanzar la profesionalización, la formación es imprescindible, y, aunque Clap, la Red Oceánica de Festivales y Trabajo Artístico de Calle, aún está dando sus primeros pasos, ya sueña con establecer principios básicos que orienten el tipo de escuela necesario para ello, según explicó Lucía Ossorio, productora general del Festival de Circo y Teatro de Calle Pura Risa (Costa Rica) y fundadora de la red.

En América Latina, además, otra de las inquietudes es la relación con las culturas originarias. Así, Roberto Mendiola, director del Festival Rodará (México), presentó el rescate de la tradición indígena de La Maroma como uno de los logros de las últimas ediciones del Festival.

La primera edición del FTF se celebró los pasados días 16 y 17 de mayo, impulsado con la participación del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, la red Clap, IberEscena y el Festival Internacional de Arte en la Calle Mueca. Con esta edición, se ha conseguido dar el primer paso en la creación de un punto de encuentro abierto para el análisis y la reflexión sobre el trabajo artístico de calle, y en el que se facilite la circulación de espectáculos entre los diferentes festivales iberoamericanos y se impulsen coproducciones de Arte de calle a ambos lados del océano. En el horizonte más inmediato, la publicación de su revista y el lanzamiento de un portal de Internet en castellano para facilitar la coordinación entre los pertenecientes al foro.


http://www.oei.es/noticias/spip.php?article10482

http://lavozdetenerife.com/not/15500/los_recursos_economicos__la_ocupacion_de_los_espacios_publicos_y_la_formacion_de_los_profesionales__grandes_retos_de_los_artistas_de_calle/