Buscar
23:46h. Miércoles, 28 de Junio de 2017

“Haikús a Santa Lucía”, Poemas y pinturas, Irma Ariola Medina, Felipe Juan, Santa Lucía, hasta 26 abril

 

haikus a santa lucía

Presentación del Poemario: “Haikús a Santa Lucía” de la Escritora Irma Ariola Medina donde a cada uno de sus poemas, Felipe Juan le ha realizado una pintura. De ese modo presenta también la serie dedicada al Municipio de Santa Lucía. Será este miércoles 5 de abril a las 19,30h. en la Biblioteca Municipal del Cruce de Sardina. La muestra se mantendrá abierta desde ese día y hasta el 26 de abril,pudiéndose visitar de lunes a viernes de 15 a 20 h.

Es un evento solidario donde el 30% de los beneficios recaudados de la venta de los libros, así como de la venta de los cuadros, irán donados a la ONG local: “AFESUR, Asociación Comarcal de Familiares y enfermos Mentales de santa Lucía de Tirajana”

HAIKUS A SANTA LUCÍA EXPOFELIPE JUAN IRMA ARIOLA MEDINA

Felipe Juan e Irma Ariola Medina

Comentario de Pedro J. Morales Ramirez, Técnico en bibliotecomania archivistica y documentación.

Los Haikus, poemas breves que muestran escenas de la naturaleza y la vida cotidiana, originarios de Japón, se escriben, según la tradición, en tres versos, de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente. La poética del Haiku se basa en el asombro y el arrobo que produce en el poeta la contemplación de la naturaleza.

Irma Ariola Medina, con gran acierto, utiliza este género literario para plasmar la vida de Santa Lucía: su cultura, tradiciones, costumbres, sentimientos, la lucha por una sociedad mejor y más humana, y los rincones del pueblo, en el marco de la conmemoración de los treinta años del Ateneo Municipal de Santa Lucía y en la conmemoración del Bicentenario del Municipio.

Con esta forma de expresión escrita, una de las formas más bellas de la poesía japonesa, va plasmando la vida del municipio, a través del ateneo, como expresión de las diversas formas de cultura; de lugares como Pozo Izquierdo, donde el hombre expresa, a través del Windsurf, una conexión con el mar y con la naturaleza; otras formas de cultura, con las labores de la zafra, donde las mujeres y los hombres no solo cultivaban la tierra, sino también la memoria, en forma de historia con mayúscula y de historias, que junto a las creencias y las expresiones religiosas en torno a las fiestas populares, fueron dejando constancia de la creación y el crecimiento de Santa Lucía.

La lucha obrera tiene también su expresión en esta pequeña obra literaria de Irma, donde los hombres y mujeres del Municipio se van curtiendo, no solo las manos, sino también el carácter. Esta lucha, no solo sindical, sino también en el día a día, no se puede entender sin el protagonismo que fue adquiriendo la mujer en las labores de la tierra y en la lucha por sacar una familia adelante.

Todas estas expresiones culturales se han ido plasmando en todas las actividades del Ateneo en estos treinta años de vida, y modelando la vida de los ciudadanos de Santa Lucía.

Pedro J. Morales Ramirez.

 

Prólogo de Irma Ariola Medina Cuevas

“Llevo viviendo 22 años en este precioso municipio tan rico en tantos aspectos y donde la observación te permite contemplar tantas cosas ricas del mismo en la naturaleza y la vida cotidiana. Me he empapado de su cultura, Arte, tradiciones, costumbres, conciertos, sentimientos, exposiciones, la lucha por una sociedad mejor y más humana y los rincones del pueblo, compartir con ciudadanos y amigos, viviendo la vida en el mismo de una manera rica en todos los aspectos. Somos afortunados teniendo la playa de Pozo Izquierdo tantas veces mi fuente de inspiración, donde contemplo tanta belleza para plasmar en mis haikus y poemas, con esa conexión con el mar y con la naturaleza que tanto disfruto en mis paseos hacia las salinas de Tenefé en mi silencio y meditaciones. También me siento a dibujar a algún boceto pintado a carboncillo mientras disfruto la sal de vida y el sol llenarme de tanta grandeza para ser creatividad latente en ese instante. Un privilegio ser continuidad de ese inmenso océano donde nos fundimos en la espuma de la existencia.

Por otro lado, siempre me ha admirado la las labores de la zafra y resaltando la lucha obrera curtiendo, no solo las manos, sino también el carácter de los mismos.

Así mismo quiero destacar el papel de la mujer en las labores de la tierra y en la lucha por sacar una familia adelante y mencionar las que fallecieron por los pesticidas hace unos años en la zafra.

Sin olvidarme, mencionar La Casa de la Enredadera – Centro para la Igualdad donde diariamente llegan mujeres del municipio para recibir ayuda y apoyo que siempre se les da por la erradicación de la violencia de Género y doméstica. Hacen una gran labor siendo para mi el mejor Centro de Igualdad de la isla. Llegó incluso a tener una escuela de empoderamiento durante unos años siendo el único en la isla que ofrecía esa ayuda a tantas mujeres y familiares víctimas de violencia de Género y doméstica, y aquellos que quisieron también empoderarse con una excelente profesional a cargo de los talleres que se impartían.

Por último agradecer al artista y compañero del Colectivo de Artistas Aruquenses, Felipe Juan, por contar conmigo en este Proyecto que con mucho cariño hemos creado con el alma para este municipio repasando cada uno de sus rincones resaltando el encanto y la vida en el mismo. Se nos complicó para que saliera a la luz ya que lo presentamos el proyecto a su debido tiempo hace casi tres años para que coincidiera con la conmemoración de los 30 años del Ateneo para presentarlo en el mismo. Hay puertas que se cierran en un momento determinado porque se ha de abrir la ventana de la luz llena de esperanza para dos artistas comprometidos y en este caso nosotros mismos creadores hemos seguido trabajando desde el corazón con esfuerzo y empeño para que salga a la emisión el mismo. Deseamos de todo corazón que les llene de tanta riqueza que nos ofrece el entorno y la población de este precioso municipio.”

Irma Ariola Medina Cuevas