Buscar
23:19h. sábado, 26 de septiembre de 2020

Recuerdos (Josemi Martín)

Josemi Martín tiene, de entrada, el buen gusto de recuperar un término que jamás debió ser sustituido por esa machangada de "souvenirs". Los chismes que uno compra cuando va de gira por esos mundos y que sirven para rememorar desùés el viaje. Se trata, como debería ser obvio, de atarecos que guarden relación con el lugar visitado. Y Josemi se refiere a algo que tanta gente hemos sentido, el sabor agrio que inspira ver fierros toledanos, bailaoras andaluzas, sombreros charros... hasta chivas colombianas he visto yo en esas tristes tiendas para chonis en estas islas dejadas de la mano de Achamán, abandonadas en manos de corteses y malinches de todo pelaje.

Escribe Josemi que ha leido que en Tarragona han prohibido esa muestra de sumisión identitaria. Incluso cabría hablar de estafa comercial, porque se le vende al o la turista de turno, artículos que nada tienen que ver con el país que están visitando. Y Josemi se extiende a las otras maneras de  estafa que se practican sin rubor alguno sin condena social ni persecución oficial, en Canarias. Por ejemplo, en la oferta restauradora, en la que están presentes exponentes de todo el mundo, de China a Italia en sentido contrario al viaje de Marco Polo. Y lo más grave, también lo comenta Josemi, es que no faltan establecimientos de honesto sabor canario. Pero eso, como obra y desgracia de la estrategia de dejar la gestión a extranjeros, queda para uso exclusivo de la jarca canaria. Ustedes seguro que han tenido la experiencia: van a un restaurante popular canario y se lo encuentran lleno de parroquia isleña, con la frecuente excepción de un par de chonis que entraron por error y se están mandando con palmaria satisfacción unas papas o un escladón.

Pero esto, que uno se toma a coña, para no llorar, es otra prueba de la mala gestión de nuestro destino.

http://www.tamaimos.com/2014/11/29/recuerdos/#.VH2GDTHz2So