Buscar
23:18h. Jueves, 27 de febrero de 2020

La banca debe devolver todo lo que robó, aunque quiebre - por Chema Tante

"La UE pide que se devuelva todo lo cobrado con las ‘cláusulas suelo’" El titular de prensa llama a engaño. Porque no es la UE, ni siquiera la Comisión de la UE, la que ha emitido, al fin un informe coherente y sensato, relativo a una parte de las monumentales mañas delictivas que la banca ha perpetrado.

La banca debe devolver todo lo que robó, aunque quiebre - por Chema Tante

"La UE pide que se devuelva todo lo cobrado con las ‘cláusulas suelo’" El titular de prensa llama a engaño. Porque no es la UE, ni siquiera la Comisión de la UE, la que ha emitido, al fin un informe coherente y sensato, relativo a una parte de las monumentales mañas delictivas que la banca ha perpetrado.

Las historias de manipulación del euribor; de evasiones fiscales monstruosas; de cobro de comisiones abusivas; de comercialización engañosa de productos financieros tóxicos, cuando no estafadores; de la trampa montada con las hipotecas, tasando al alza los precios en un momento, para bajarlos después, trincando así a la pobre gente...un montón de prácticas por las que la banca se ha apropiado de dineros ajenos, lo cual se llama robo, simplemente. Y, en esta ocasión se trata de un pequeño detalle de ese fraude hipotecario: la aberrante cláúsula suelo, por la que la entidad que contrata un préstamo se coloca deslealmente fuera de las condiciones del mercado financiero.

Insisto. No ha sido la Unión Europea. Ni siquiera la Comisión de la Unión Europea. El informe que ha saltado a la luz ahora, aunque tiene fecha de julio, lo han emitido miembros juristas asesores de la Comisión. Que dicen, con una claridad exacta, algo que se cae por su propia obviedad: que quien roba, debe estar obligado a devolver lo que robó. Una claridad exacta, pero que la Comisión Europe matiza, como explican en LA VANGUARDIA, "recomendando" la devolución de las cláusulas "declaradas nulas". Lo que ocurre es que esta simple recomendación desatará una catarata de demandas contra la banca superchera.

La legislación de este estado de derecha español, siempre atenta a proteger los intereses de la gente poderosa, salió al paso para conjurar el peligro, poniendo una fecha límite, la de 2013, para esa obligación de devolver lo rapiñado delictuosamente con la claúsula suelo. Y, por supuesto, sin posibilidad de exigir que las personas rateras paguen penalmente por sus delitos.

Ahora, esos juristas eximios han planteado ante el Tribunal Europeo de Justicia esta cuestión que puede suponer que la banca tenga que devolver decenas de miles de millones.

La clave está, precisamente, en la enorme cuantía del botín. Porque inmediatamente, los celosos defensores de las fuerzas económicas privadas han salido a enarbolar el argumento definitivo: No se puede exigir la devolución de ese dinero, porque supondría el desplome del sistema financiero. Esto es una verdad, a medias. Porque, si se agrega una palabra imprescindible, la catástrofe anunciada pierde gravedad. Lo que se derrumbaría sería el infame sistema financiero privado. Algo que, lejos de ser una desgracia, podría abrir la esperanza para el futuro. Porque ese sistema finaciero privado, corrupto, corruptor y ladrón puede y debe ser sustituido por un esquema de intermediación financiera, público.

Banca pública, se llama. Que cumpla con las funciones de asistencia financiera a los tejidos productivo, comercial y social, sin la obsesión enfermiza por el lucro que ha tenido y tendrá sin remedio, la empresa privada. 

Y vean, yo ni siquiera aspiro a la desaparición de la banca privada. Lo que digo es que, en el futuro, una banca pública que opere como es debido, ejercerá, en condiciones de competencia leal, una función de contención de las tentaciones de la Banca privada para abusar y delinquir, ciega por la codicia. Que es lo que está haciendo ahora.

http://www.20minutos.es/noticia/2589429/0/comision-europea/banca-devolucion/clausulas-suelo/

http://economia.elpais.com/economia/2015/10/26/actualidad/1445882123_676560.html

http://www.lavanguardia.com/economia/20151026/54438398766/clausulas-suelo.html