Buscar
20:17h. jueves, 06 de agosto de 2020

Los beneficios fiscales se concentran en grandes empresas y rentas altas,Javier G. Jorrín en EL CONFIDENCIAL

 

FRASE JORRÍN

Ya que los gobiernos, tanto del estado español como los territoriales demuestran estar absolutamente amarrados de pies y manos por los poderes económicos y no pueden hacer nada, será necesario intensificar las denuncias a nivel masivo, para que la gente empiece a presionar , y se cambien las cosas. Como hace Javier G. Jorrín, en este artículo que señala en EL CONFIDENCIAL Federico Aguilera Klink. Las llamadas ayudas fiscales se instituyen y conceden desde la falsa premisa de quienes se benefician dedicarán los recursos a la inversión productiva y a mejorar las condiciones laborales. Pero lo cierto es que esas ayudas, que reciben en exclusiva las grandes empresas, van directamente a engrosar las cifras de beneficios. Jorrín da en el clavo de este problema. Las ayudas se entregan para que se realicen determinadas acciones, pero en la realidad terminan en entidades que igualmente acometerían esas acciones, aunque no recibieran las ayudas. Y yo, Chema Tante, terminaré pordecir que en esa cifra enorme de 60.000 millones no veo, por ejemplo que aparezcan figuras como la Reserva para Inversiones de canarias, por lo que me temo que sea mayor incluso, la cantidad de miles de millones de euros públicos que las grandes empresas, es decir, las grandes fortunas se embolsan, por la cara.

En concreto el 90% de las ayudas van directamente a las empresas situadas en el último decil de ingresos. Esto significa que ni las pequeñas ni las medianas empresas pueden acceder a estas ayudas. En el caso de las socimis y sicavs, porque el grueso de estas empresas generan un volumen de negocio muy elevado y, por tanto, se sitúan en el último decil de renta.

Todo el interesante artículo de Jorrín en 

https://www.elconfidencial.com/economia/2020-07-23/beneficios-fiscales-concentran-grandes-empresas-rentas-altas_2692768/

JAVIER G JORRÍN RESEÑ

EL CONFIDENCIAL

mancheta neoliberalismo