Buscar
23:01h. Jueves, 27 de febrero de 2020

CAIXABANK y GENERAL DE SOFTWARE preven despedir a centenares de cualificados profesionales canarios de los sectores de nuevas tecnologías y finanzas


En la tarde de este miércoles, día 13 de marzo de 2013, un numeroso y cualificado grupo de profesionales, cifrado en torno a 300 por los organizadores y pertenecientes a los sectores de nuevas tecnologías y de las finanzas, se concentraron ante la sede central de CajaCanarias en Santa Cruz de Tenerife, para protestar contra los planes de despido de las empresas Caixabank y General de Software, que prevén destruir centenares de empleos en Canarias, en actividades de alto valor añadido para la economía de estas islas, que generarían una mayor pobreza y comportarían un notable retroceso en el desarrollo socioeconómico y en la implantación de estructuras productivas avanzadas en el futuro, dentro de lo que se conoce como Sociedad del Conocimiento.

En la tarde de este miércoles, día 13 de marzo de 2013, un numeroso y cualificado grupo de profesionales, cifrado en torno a 300 por los organizadores y pertenecientes a los sectores de nuevas tecnologías y de las finanzas, se concentraron ante la sede central de CajaCanarias en Santa Cruz de Tenerife, para protestar contra los planes de despido de las empresas Caixabank y General de Software, que prevén destruir centenares de empleos en Canarias, en actividades de alto valor añadido para la economía de estas islas, que generarían una mayor pobreza y comportarían un notable retroceso en el desarrollo socioeconómico y en la implantación de estructuras productivas avanzadas en el futuro, dentro de lo que se conoce como Sociedad del Conocimiento.

La práctica totalidad de los despidos se centran en profesionales con titulaciones superiores y formación universitaria en los ámbitos de la informática, las telecomunicaciones, la ingeniería, la administración de empresas, la economía, el marketing, el derecho y la comunicación, entre otras titulaciones y especialidades. Los efectos de estos despidos pueden resultar devastadores para la maltrecha economía del archipiélago, ya que, en el caso de que Caixabank y General de Software siguieran adelante los planes de destrucción de empleo, estos profesionales canarios se verían abocados a emigrar, ya que no existen actualmente en estas islas proyectos empresariales con capacidad de aprovechar la experiencia y cualificación de este nutrido colectivo, lo que provocaría, además de una importante desestructuración familiar, un mayor empobrecimiento del tejido productivo regional, menor consumo y, sobre todo, pérdida de una la importante inversión social realizada a través de las universidades canarias y en becas concedidas para ampliar estudios en el extranjero, dirigidas a la cualificación de estos contrastados profesionales.

Durante las últimas décadas, el grupo de profesionales canarios a los que se pretende despedir ha formado parte de uno de los sistemas de prestación de servicios financieros más avanzados no sólo de España, sino de Europa y del mundo. Los canarios y los turistas que nos visitan han sido privilegiados usuarios de la antigua red de cajeros de CajaCanarias y los servicios por internet de esta entidad, que han ofrecido una atención exclusiva, adaptada a las necesidades de residentes y visitantes de este archipiélago. Este trabajo, ha sido muy rentable desde el punto de vista económico y social, por lo que la adopción de otro tipo de estrategias empresariales, no coincidentes con este objetivo, conduce ineludiblemente al empobrecimiento colectivo, ya que los servicios que se venían prestando no van a tener continuidad, lo que puede afectar a un sector clave como el turístico, que podía disponer fácilmente de dinero a través de la amplia red de cajeros desplazados de CajaCanarias, ahora prácticamente inexistente, lo que impulsaba el consumo en los establecimientos locales.

En caso de destruirse estos puesto de trabajo podrían provocar un negativo punto de inflexión en las posibilidades de recuperación y en la expansión futura de la economía regional, con el consiguiente y también negativo impacto social tanto ahora como para las próximas generaciones.

Cualquier aportación que se pueda realizar a este respecto será agradecida por este maltratado colectivo, cuyo trabajo ha estado siempre vinculado al progreso social y económico de las islas. 

Firmado: Agustín Gajate Barahona, periodista, ex responsable de Prensa de CajaCanarias, miembro de la Asociación de la Prensa de Tenerife

 

Rechazamos los despidos y emplazamos a la Dirección de CaixaBank a negociar medidas de carácter voluntario

 


En la reunión de la mesa sobre la reestructuración que se ha celebrado hoy, día 14 de Marzo, la Dirección de CaixaBank ha planteado 5 propuestas:

 

1.- Suspensiones de contrato de Banca Cívica

 

No quieren que se reincorporen las personas suspendidas.

 

2.- Prejubilaciones

 

Plantean el acceso de una generación y media: 247 personas nacidas en 1954 con salida inmediata y un porcentaje de retribución del 75% del salario bruto y 584 personas nacidas en 1955, con salida antes de final de este año y un porcentaje de retribución del 70% del salario bruto.

 

3.- Movilidad Geográfica

 

Indican que el 70% de las prejubilaciones potenciales se producirían en Catalunya, por lo que de incidir en esa vía implicaría implantar movilidad geográfica hacia esa Comunidad (y también a Baleares).

 

4.- Bajas voluntarias

 

Proponen abrir un período durante el año 2013 y el primer semestre del 2014 aunque no han especificado con qué condiciones económicas. Indican que estas salidas pueden suponer también más necesidades de movilidad geográfica.

 

5.- 3002 salidas de personas de la plantilla

 

Dicen que si con todas las medidas anteriores (prejubilaciones, suspendidos y bajas voluntarias) no se alcanzan las 3002 salidas, se llevarían a cabo bajas forzosas -despidos- hasta dicho número.

 

Los sindicatos CCOO, SECPB y UGT, con una representatividad conjunta del 96,83% hemos manifestado lo siguiente:

 

  • Nuestro más absoluto rechazo a las propuestas de salidas forzosas de plantilla (despidos) que plantea la Dirección de CaixaBanK.

 

  • La exigencia del cumplimiento de los acuerdos firmados y especialmente el de fecha 22 de Mayo de 2012 que garantiza la reincorporación de las personas con el contrato suspendido.

 

Asimismo, estas tres organizaciones hemos emplazado a la Dirección de CaixaBank a abrir un proceso de negociación que contemple exclusivamente medidas de carácter voluntario y no traumático como las prejubilaciones, las bajas voluntarias indemnizadas y otras medidas de carácter temporal, cuya aplicación se realice en un período de tiempo más amplio que el propuesto -31 de Diciembre de 2013- que nos parece a todas luces inviable.

 

En esta misma sesión la Dirección ha puesto sobre la mesa un "mapa" que señala donde se ubican por territorios los supuestos excedentes de plantilla.

 


Tal y como hemos manifestado reiteradamente las tres organizaciones, ponemos en cuestión el número de 3002 salidas que propone la empresa puesto que, -y esto nos lleva también a poner en cuestión este "mapa"-, no es sostenible que la plantilla siga trabajando en estas condiciones, con inacabables prolongaciones de jornada y una presión y tensión sin límites que está afectando a la salud de buena parte de los trabajadores y trabajadoras.

 

CCOO, SECPB Y UGT estamos convencidos de que, con los planteamientos que hacemos -y que vamos a desarrollar conjuntamente-, se puede alcanzar el objetivo de optimizar el negocio de la Entidad en buenas condiciones de competitividad y rentabilidad y respetando los derechos laborales sin necesidad de recurrir a medidas de carácter forzoso por parte de la Dirección que nos abocaría a un serio conflicto laboral.