Buscar
23:47h. viernes, 18 de septiembre de 2020

Capitalismo, trabajo asalariado y Renta Básica Universal e Incondicional - por Francisco Morote

 

FRASE MOROTE TRABAJO

Capitalismo, trabajo asalariado y Renta Básica Universal e Incondicional - por Francisco Morote, presidente honorario de Attac Canarias *

Del mismo modo que en el mundo antiguo, la nobleza romana, por ejemplo, y en el mundo moderno y contemporáneo, América colonial y poscolonial, los terratenientes de origen europeo, no se resignaban a prescindir de los esclavos porque eran la clave del sistema de producción esclavista, y en el mundo medieval, moderno e, incluso contemporáneo, la nobleza feudal y señorial europea tampoco se resignaba fácilmente a prescindir de los siervos de la gleba, porque eran la clave del sistema de producción feudal-señorial, en el EL CAPITAL MARXmundo de nuestros días, la burguesía capitalista no se resigna a privarse de los trabajadores asalariados, puesto que como decía Marx en El capital, vol. I, Cáp. 25: "la propiedad de dinero, de medios de subsistencia, máquinas y otros medios de producción no confieren a un hombre la condición de capitalista si le falta el complemento: el asalariado, el otro hombre forzado a venderse voluntariamente a sí mismo". O, dicho de otro modo, incluso el burgués capitalista de nuestros días -mecanizados, automatizados, robotizados, etcétera-, no está dispuesto a desprenderse del trabajador asalariado porque sin él no hay sistema de producción capitalista que valga. En suma, la riqueza del noble romano, de la aristocracia feudal y señorial y de la burguesía capitalista proviene del trabajo esclavo, servil y asalariado, y los grandes beneficiarios de cada uno de esos sistemas o modos de producción no estuvieron, ni están dispuestos a prescindir de su principal fuente de riqueza, de su "complemento": el hombre sometido a la esclavitud, el siervo o el asalariado.

trabajo asalariado esclavitud

¿Qué hacer entonces cuando el empleo asalariado da muestras cada vez más evidentes de ser insuficiente para ocupar a la masa creciente de seres humanos forzados por su pobreza a venderse voluntariamente a sí mismos? ¿O el desempleo, el empleo precario y la pobreza laboral de tantos cientos de millones de personas no son señales inequívocas de una decadencia del trabajo asalariado incapaz ya de ofrecer empleo a la mayoría de la población? ¿No se impone acaso ofrecer ya a la humanidad la oportunidad de establecer la Renta Básica Universal e Incondicional, un derecho humano capaz de permitir a todas y a todos vivir una vida digna de ese nombre?

Concluyendo, del mismo modo que la esclavitud y la servidumbre de la gleba fueron sustituidas o abolidas como formas de trabajo humano por la servidumbre de la gleba y el trabajo asalariado el primero y por el trabajo asalariado el segundo, en tanto no se produzca la superación o abolición del trabajo asalariado bajo el capitalismo, cosa más que improbable por ahora, la solución a los problemas de la pobreza pasan, junto con otras medidas que no sobrepasan aún el marco capitalista,  por implementar en todo el mundo una Renta Básica Universal e Incondicional.

¿No debería ser entonces ese un objetivo prioritario o, incluso, el objetivo esencial del movimiento altermundista del que ATTAC forma parte?

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Francisco Morote

 

francisco morote attac

mancheta neoliberalismo