Buscar
12:53h. miércoles, 04 de agosto de 2021

. Las verdaderas guerras por el agua ya se están peleando

Estrés hídrico: por qué el agua es el nuevo petróleo, Mauro Fernández en Revista Anfibia y CTXT. El agua como objeto de negocio, también en Canarias, comenta Chema Tante

 

FRASE TANTE FERNÁNDEZ AGUA

Mauro Fernández  en la Revista Anfibia y CTXT trata sobre esta realidad exasperante, que ya he considerado varias veces. La escasez de agua es un drama planetario y, como siempre, el neoliberalismo se aprovecha del sufrimiento de la Humanidad. Y yo, Chema Tante, traslado el problema al plano canario, alejado de las fuentes mundiales de agua, pero que tiene su propio caudal Un caudal que, sin embargo, se oculta, para negocio, otra vez, de la oligarquía neoliberal.

El agua como objeto de negocio, también en Canarias, comenta Chema Tante

CHEMA TANTEEste artículo de Mauro Fernández anuncia algo que poca gente asume: el agua será la causa de muchas guerras en el futuro. Porque la escasez ha convertido al agua, en otro objeto de negocio. Para el capitalismo siempre, el neoliberalismo ahora, la poca disponibilidad de un bien siempre ha sido fuente de beneficios. Una escasez que ec¡xiste, o se propicia, al servicio de la codicia.

En estos tiempos, la opinión -la que se entera- mundial, se estremece ante las noticias de que el agua cotiza en bolsa, de que los fondos de inversión le han hincado el diente y las garras al agua, un bien que debería ser público, de propiedad universal. Sin embargo, en Canarias, el agua siempre fue privada. No es cuestión de entrar en disquisiciones históricas, baste decir que el bochornoso fenómeno de los aguatenientes viene desde los timpos de la conquista. Porque Canarias es territorio conquistado, que nadie lo olvide.

La explotación abusadora del agua, en un territorio como el canario, atormentado por la sed y sujeto por imposición de la oligarquía a actividades económicas muy derrochadoras de agua -últimamente, plátano y turismo- ha sido una mina de oro para quienes la han comercializado. Un negocio multiplicado ahora con la corrupción de la desalación. Desalación: construcción e industria, caldo de cultivo para el enriquecimiento ilícito.

Este desolador panorama se convierte en indignante, cuando un tipo que sabe, nos dice a las y los canarii que las islas poseen una riqueza hídrica desaprovechada, Que no es necesaria la desalación, costosa y contaminante, no es necesaria. Carlos Soler nos ha dicho y demostrado que las islas poseen agua de sobra, Una riqueza coloectiva popular, que se oculta para hacer posible el negocio de la desalación, la explotación del agua, a costa de la sed isleña. Sed, sin necesidad ninguna, porque en Canarias  agua hay, de sobra.

 

frase carlos soler

-----------------------------------

Todo el importante artículo de Mauro Fernández en:

https://ctxt.es/es/20210601/Politica/36349/agua-privatizacion-BlackRock-Argentina-Wall-Street.htm

http://revistaanfibia.com/cronica/estres-hidrico-agua-nuevo-petroleo/

CTXT

ANFIBIA

mancheta 34