Buscar
20:40h. jueves, 06 de agosto de 2020

Federico Aguilera Klink, economista: “la transición ecológica es una simpleza lo que hay que cambiar es la economía”, entrevista de Sofía Menéndez en RADIO SINTONÍA

 

FRASE AGUILERA KLINK

 

FEDERICO AGUILERA KLINK

"La llamamos pandemia y nos aterrorizamos porque la covid-19 causa muchas muertes, pero hemos normalizado y no llamamos pandemia a los millones de muertes que causa el cáncer, provocado por el tabaco o por mala alimentación al ganado o por tantos otros delitos ecológicos. Nos lo han normalizado, porque todos esos delitos y el tabaco aumentan el PIB, así que si tomamos conciencia de esta otra pandemia mucho más grave, habría que parar la economía y cambiarla"

"Lo que han estado reclamando los estados como Holanda en la Unión Europea, es lo que está ocurriendo ahora en toda Europa, y en Canarias. Lo que hay que preguntar es a qué intereses económicos, a qué banco, a qué fondos buitre representan Holanda. Buena parte de las pensiones holandesas dependen de los beneficios de los fondos buitres, que prestan el dinero. Es decir, que cuanto más dinero reciba España en forma de deuda, mejores son las posiciones de los pensionistas holandeses. No  deberíamos hablar de estados, sino de las empresas. Son estados guaridas fiscales, con legislaciones fiscales que compiten deslealmente con otros. Pero es que en otros estados, como en España, las grandes empresas tienen una fiscalidad mínima, los bancos no pagan impuestos, porque les sale a devolver, en la propia Canarias, la ZEC se promociona diciendo que se ofrece la fiscalidad más baja de Europa. ¿De qué nos quejamos? El negocio especulativo es el mismo"

"El puerto de Granadilla es un ejemplo de manual. Ya parece que se está sabiendo que Suárez Trenos, antiguo presidente de la Autoridad Portuaria se llevó el 3 por ciento. Pero ¿y el 97 % restante? Porque estamos hablando de un puerto que no ha servido para nada y en el que se han sepultado miles de millones"

"Recomiendo un artículo, de 1996, de Carlos De Prada, La dictadura de las constructoras, donde explica como las empresas inmobiliarias colocan a su gente en los gobiernos y dictan sus condiciones, eso de que en las adjudicaciones de obra pública, autopistas o lo del Castor, se incluya una cláusula que garantiza una rentabilidad mínima... así me hago yo también empresario"

"Mi experiencia como estudiante y como profesor es que la Universidad no enseña a pensar a reflexionar"

Como decía Joan Robinson, de la Universidad Cambridge, que yo citaba recientemente la teología es una rama de la teología, porque a los y las estudiantes se les enseña a creer, sin razonar. Como en religión, tener fe, es creer sin ver. Y los estudiantes con el tiempo se convierten en profesores y repiten el mismo esquema. Y así la economía oficial repite unos argumentos irracionales.

Esto se está cayendo. Tenemos que cambiar la economía. No es una cuestión de transición ecológica, la transición ecológica es empezar la casa por el tejado. Hay que cambiar la economía y los hábitos de consumo, que son los causantes del deterioro ambiental. 

Tenemos una economía basada en la violencia y te hacen creer que el mercado es así.

 

Apuesta por la agroecología 

Entre las entrevistas en profundidad que el Jable al Malpey ha traído en tiempos de pandemia destacar la de Federico Aguilera Klink, economista y catedrático de economía aplicada de la Universidad de La Laguna. Una persona muy crítica con la economía al uso, para este docente las universidades no enseñan a pensar, no sirven de nada, solo para la mediocridad. “Cuando tiramos de la madeja de este sistema económico el hilo nos lleva a la estafa del precipicio del crecimiento, la destrucción de los recursos y del planeta. Se benefician unos pocos a costa de media humanidad”, son algunas palabras que nos lanza el profesor.

Aguilera Klink aboga por la agroecología es la única actividad que puede ayudarnos a salir de este caos. Una alimentación ecológica que no nos enferme como la industrial, y que no destruya la naturaleza y envenene la atmósfera. El economista dice que hay que cambiar el modelo radicalmente y dejarse de titulares de transiciones ecológicas. El cambio de hábitos y el menor consumo es obligatorio y dejarse de tanta nominación sostenible, si luego haces lo contrario, más turismo, planificas autovías multimillonarias, puertos que no sirven para nada.

Aguilera explica como por ejemplo en el puerto de Granadilla ha sido un verdadero escándalo en corrupción desde los constructores con su 3 por 100 hasta el parlamento que cambia el catálogo de especies amenazadas para poder llevarlo a cabo.

Para Federico Aguilera Klink no es honesto usar el término Antropoceno para describir la situación ambiental que estamos viviendo, ya que no es la humanidad en conjunto la que nos ha llevado al cambio climático y el deterioro y pérdida de la biodiversidad, sino una lógica y unos estilos de vida impuestos por una pequeña parte de la población.

El porcentaje de emisiones de carbono a la atmosfera de algunos países es totalmente injusto, muy pocos han contaminado mucho y han devorado los recursos naturales de todos. Nombra el informe de Oxfam de las emisiones de desigualdad , el 10 por 100 de la población genera el 50 por 100 de las emisiones del CO 2 a la atmosfera. Esto no es transición ecológica esto es violencia.

Leyendo su artículo en la publicación Rincones del Atlántico sobre “La relación entre economía y medio ambiente: una normalidad patológica” lo deja muy claro grandes negocios a costa de lo público, y el saqueo del planeta. La violencia como decía Galiano, “La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas”.

El artículo trata todos los palos y se sumerge en todos los problemas a los que nos enfrentamos, sin pelos en la lengua, cambiar el sistema económico es la única solución, modificar totalmente nuestros hábitos, bajar el consumo, en otro caso vamos al colapso y el ser humano no tendrá futuro.

“Al perder la condición de seres humanos razonablemente conscientes, que sienten y comprenden cómo viven y que implicaciones tiene su estilo de vida, para ser transformados en consumidores enajenados, resulta casi imposible entender emocionalmente que el colapso, en su doble dimensión mental y física, es la ausencia del con-vivir, pues nos quedamos en la creencia de que nuestra normalidad no daña a nadie…” explica el profesor en su artículo de Rincones.

Aguilera Klink deja varios consejos “Hay que pasar toda la agricultura canaria a ecológica y explica como funciona de forma patológica.”

 

Toda la entrevista en RADIO SINTONÍA  (Con Sofía Menéndez. Aguilera Klink, desde el minuto 17)

https://radiosintonia.com/del-jable-al-malpey/

sofía menéndez

 

RADIO SINTONIA

 

mancheta neoliberalismo