Buscar
10:54h. Domingo, 22 de Octubre de 2017

El FMI insta a subir impuestos a los más ricos para frenar la desigualdad Comenta Chema Tante

 

vitor gaspar

CHEMA TANTEAhora lo dicen, cuando el mal está hecho, y sin reconocer su error - por Chema Tante. Francisco Morote, de ATTAC Canarias, señala en EL DIARIO esta sorprendente  información que srve la agencia EFE: Después de años de recomendar contener la tributación, ahora el FMI dice que la desigualdad social que sube trágicamente solamente se puede aliviar subiendo impuestos. El FMI, Fondo Monetario Internacional ha sido -y es- una de las más recalcitrantes fortalezas del neoliberalismo. Una de las tres integrantes, con la Comisión Europea y el Banco Central Europeo de la "Troika", el triunvirato responsable de la aplicación en Europa de los principios de ese neoliberalismo, que ha causado tanto sufrimiento a la mayor parte de la población, y tanto beneficio a otra pequeña parte. 

Ahora lo dicen, cuando el mal está hecho, y sin reconocer su error - por Chema Tante

El FMI, Fondo Monetario Internacional ha sido -y es- una de las más recalcitrantes fortalezas del neoliberalismo. Una de las tres integrantes, con la Comisión Europea y el Banco Central Europeo de la "Troika", el triunvirato responsable de la aplicación en Europa de los principios de ese neoliberalismo, que ha causado tanto sufrimiento a la mayor parte de la población, y tanto beneficio a otra pequeña parte. El neoliberalismo es la forma que ha adoptado el fascismo en estos tiempos, porque parte de la idea filosófica del derecho "natural" del más fuerte -económicamente- a aprovecharse -explotar, esquilmar- del más débil. Apoyándose en el falaz argumento -que convirtieron en dogma teórico- de que favoreciendo y protegiendo a grandes empresas y fortunas toda la sociedad mejoraba económicamente, el neoliberalismo ha sostenido intrépidamente que los impuestos son nocivos y que deben ser reducidos a su mínima expresión.

Ese supuesto, falaz, maligno- dogma se ha venido enseñando en las facultades y escuelas por todo el mundo y una legión de pazguatos economistas y tecnócratas -cómo me acuerdo de nuestro bobilín genuflexo Clavijo y su acólita Rosa- han venido cacareando engoladamente eso de que los impuestos hay que bajarlos. Y hay que recordar también al enclenque mental, Zapatero con su "bajar impuestos también es de izquierdas".

Algunos esforzados economistas y las personas que tenemos cerebro en lugar de una calculadora hemos repetido que los impuestos es -si nadie los roba y si se aplican bien- el resorte de la animación económica y de la justicia social. Los impuestos, dirigidos a la inversión pública rentable y a las atenciones sociales son, además de una manifestación de equidad y de la redistribución de la riqueza, un motor para la economía. Y esto era y es tan evidente, que hasta algunos ricos -como Warren Buffet- han llegado a proponer subidas de impuestos, para apuntalar la economías

Sin embargo, insisto, los y las economistas neoliberales -con las y los del FMI a la cabeza- han venido durante muchos años recomendando bajar presión fiscal a grandes empresas y fortunas. Decían que las bajas tasas tributarias se convertían en mayores recaudaciones, porque la actividad económica crecía y que, además, la mejora financiera de empresas y fortunas se trasladaba hacia abajo. Y los gobiernos mercenarios han seguido sus instrucciones; pero, como la vida ha tenido que seguir y las predicciones neoliberales no han cristalizado, el resultado ha sido que el ingreso público se ha mantenido sobre las costillas de la masas poblacionales de menor fortaleza económica; y, claro, reduciendo a la miseria la inversión pública y las atenciones sociales.

El resultado lo veníamos advirtiendo, ha sido la menor actividad económica y el crecimiento de la brecha social. Cada año hay un poquito más de gente rica, con mayor riqueza, en tanto que la gente pobre se hace más pobre.

Y ahora "Es importante enfatizar que la desigualdad ha crecido en los mayores países del mundo: China, India y EEUU", dijo Vitor Gaspar, director del Departamento de Asuntos Monetarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), los equipos de economistas del FMI vienen a decirnos, pero sin reconocernos que teníamos razón, que lo que avisábamos que se estaba produciendo, se estaba realmente produciendo. En definitiva, que bajar los impuestos ha sido un tremendo error. Y, agrego, un error fortalecido por el hecho de que la derecha se ha mamado buena parte del ya de por sí magro dinero público recaudado. 

Ahora, los equipos de economistas del FMI recomiendan subir los impuestos, para reducir la tremenda desigualdad social. Desde luego, la sorpresa ante tanto cinismo no tiene límite.

http://www.eldiario.es/economia/FMI-insta-impuestos-frenar-desigualdad_0_696081378.html

Lo escribe y lo ratifica Chema Tante

CHEMA TANTE