Buscar
09:34h. martes, 22 de septiembre de 2020

Irregularidades en la tramitación del Ingreso Mínimo Vital: "No podíamos decir que un expediente estaba conforme aunque estuviera completo", Guillermo Martínez entrevista a una trabajadora de Tragsa para PÚBLICO. Comenta Chema Tante

 

frase martínez tante tragsa

En PÚBLICO, Guillermo Martínez destapa un escándalo con esta entrevista que le hace a una empleada de Tragsa, sobre cierres expresos a la aprobación de trámites del IMV. Lo señala Federico Aguilera Klink y yo, Chema Tante, lo comento

Comenta Chema Tante

CHEMA TANTEEsto ya ha rebasado el escándalo. Las informaciones que se referían a los obstáculos burocráticos a la tramitación del IMV, eran muy insistentes. Todo empezó por las resistencias del maquiavélico Escrivá a la implantación del Ingreso Mínimo Vital, después de que Iglesias Turrión hiciera unas declaraciones dándolo por aprobado. Cuando, tiempo después, se aprobó, muchos dijimos que la complicación de los trámites dejaría a mucha gente desamparada fuera. Empezando por la exigencia de que la persona solicitante tuviera una cuenta bancaria, cuando la banca en este estado impone unos costes de gestión que hace imposible que la gente pobre de solemnidad los pague, además de todos los inconvenientes derivados de la carencia de medios tecnológico por estas personas.

Luego, hemos sabido que el dichoso IMV no estaba caminando, que el número de personas que estaba superando los trámites era ínfima. Mientras tanto la gente de Unidas Podemos sigue ufanándose de la importancia de su presencia en el Gobierno.

Y ahora nos enteramos de que, directamente, la empresa encargada de la tramitación impone a su personal un cierre expreso a la aprobación de solicitudes.  Puede ser un problema de Tragsa Pero no se puede olvidar que esa empresa es pública. Es decir, que quien manda en ella es el gobierno.

Esto es muy grave. Unidas Podemos no puede seguir haciendo el bobo. O se investiga este asunto, o Unidas Podemos tiene que abandonar el gobierno. No hay otra.

-------------------------------------

Lo ocurrido, que ya está en conocimiento de la Fiscalía anticorrupción, hizo pensar a la antigua trabajadora sobre los posibles intereses espurios que se esconden detrás de la empresa pública Tragsa para actuar así, aunque por ahora prefiere sacarlo a la luz utilizando el anonimato por miedo a represalias.

Toda la alarmante entrevista en 

https://www.publico.es/sociedad/ingreso-minimo-vital-irregularidades-tramitacion-tragsa.html

GUILLERMO MARTÍNEZ

público

 

mancheta 24