Buscar
06:59h. miércoles, 08 de diciembre de 2021

¡Ay, resiliencia, cuánto se usa tu nombre en vano!

Olduvai, Texas, Pedro Prieto y Moisés Casado en 15 15 15, sobre renovables, fósiles y derroche energético

FRASE PRIETO CASADO

Pedro Prieto y Moisés Casado en 15 15 15 nos ponen delante de la realidad, que estas sociedades no quieren ver. El desastre que viene en un mundo que no puede funcionar sin energía, pero que derrocha las fuentes de esa energía. No hay posibilidad de renovables sin fósiles y los fósiles se acaban. Lo señala Federico Aguilera Klink que comenta: Muy bueno, sobre todo el extenso comentario de Pedro Prieto, dirigido a los ecologistas resilientes de salón...el Kennedy que vino a darnos una charla sobre las bondades del coche eléctrico, al gobierno de Canarias que le pagó el viaje promocional y al resto que quiere seguir viviendo sin bajar el consumo de energía y materiales y se cree ecologista... Y yo, Chema Tante, insisto en que si no se abandona el concepto desarrollista, con consumo de energía sin freno, Gaia, la Pachamama no necesitará de más pandemias, El final de la Humanidad está ahí mmismo.

 

Asomándose al acantilado de Séneca (una historia sobre colapso, falta de resiliencia, caos climático, infraestructuras, complejidad, transición energética, Teslas, políticas neoliberales, Antropoceno, civilización y Gaia en el corazón del imperio)

Y me llegan estas dos noticias: cómo empezó la cosa alabando la capacidad de los Teslas de calentar a una familia dentro del coche durante las heladas cuando falla la red, en un Estado donde el 90% de los sistemas de calefacción son bombas de calor, por el bajísimo precio de la electricidad en tiempos normales, si es que hay tiempos normales. Y luego esta otra, donde vienen los lamentos por los 900 dólares que cuesta volver a recargar el Tesla cuando la electricidad se pone por las nubes al darse cuenta el tolili de turno que ni la batería del Tesla ni la batería Powerwall para alimentar el chalecito son fuentes de energía sino solo acumuladores malos de la misma y que las tejas solares de Tesla no sirven ni para un carajo. O los miles de dólares que les van a clavar en la próxima factura mensual a los que no se quedaron sin luz y tiraron de ella para no quedarse pajaritos.

¡Ay, resiliencia, cuánto se usa tu nombre en vano!

Los dos textos, de Casado y Prieto, completos en:

https://www.15-15-15.org/webzine/2021/03/14/olduvai-texas/

 

MOISÉS CASADOPEDRO PRIETO RESEÑA

15 15 15

MANCHETA 9