Buscar
08:07h. sábado, 21 de mayo de 2022

Los Pactos de la Moncloa de 1977 fue el inicio de todo

La paradoja del sindicalismo español en el siglo XXI: más fuerte y fracturado que nunca, Guillermo Martínez en PÚBLICO / Por un nuevo modelo sindical, comenta Antonio Aguado

 

FRASE MARTÍNEZ TANTE

Un valioso reportaje que hace  Guillermo Martínez en PÚBLICO, sobre la situación sindical en el estado español, fundado en declaraciones de diversas personalidades relacionadas. Lo señala y comenta el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo, Chema Tante, digo que uno de los escollos más sobresalientes es la negativa a reconocer la realidad plurinacional en el estado español. Las grandes diferencias entre los territorios hace imposible una normativa laboral homogénea y, por tanto, los sindicatos deben atender a esa realidad.

Por un nuevo modelo sindical, comenta Antonio Aguado *

antonio aguadoEl modelo sindical que tenemos viene de la época franquista, cuando en el seno de las empresas se celebraban elecciones sindicales para elegir a los denominados enlaces sindicales y actualmente delegados de personal o sindicales. Aquel modelo se impuso al negociarse la Transición. Le vino bien a Comisiones Obreras, ya que clandestinamente había estado infiltrada y tenia mucho arraigo en el mismo. 

Pero es absurdo seguir manteniéndolo, por todos los problemas e inconvenientes que ha venido causando al sindicalismo en general y peor aún a la clase trabajadora en particular. Es inconcebible los enfrentamientos electorales en el seno de las empresas entre los diversos sindicatos, entre ellos Comisiones Obrera y la Unión General de Trabajadores, con lo que eso significa de desgaste para las dos organizaciones. Lo más lógico y sensato, es que se erradique las elecciones sindicales y como resultado los comités de empresas y se establezca el modelo de secciones sindicales, como garantía de afiliación de los trabajadores al sindicato que mejor les puedan representar.

Se hace necesario contar con un movimiento sindical realmente fuerte y con un alto indice de afiliación, que pueda originar una gran capacidad reivindicativa. Inconcebible que el conjunto del sindicalismo español, su indice de afiliación no llegue al millón de afiliados y que CC.OO. y UGT los dos sindicatos mayoritarios, conjuntamente no dispongan ni tan siquiera de 500.000 afiliados, la mayoría en la función pública y las grandes empresas, pero no así en las medianas o pequeñas. 

Esta bien lo que desde hace tiempo vienen practicando Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, como es la “unidad de acción”. Pero mucho mejor sería que lleguen a la unidad orgánica, con la creación de un sólo sindicato de clase, que sea el referente de la gran mayoría de la clase trabajadora. 

Sin embargo, para conseguir la hegemonía, se enfrentan en las elecciones sindicales, mediante las cuales se eligen a los delegados de personal y a través de estos, se configuran los comités de empresas, privados y públicos. Precisamente éste modelo ha degradado considerablemente al sindicalismo y perdiendo cada vez más apoyos y es qué, se ha venido implantando los liberados sindicales, que perpetuándose en sus cargos (como los políticos), viven del sindicalismo, algo que naturalmente por la clase trabajadora está mal visto.

Antonio Aguado Suárez

      

----------------------------------------

La huelga de Cádiz como antesala

Una fotografía ilustrativa de lo que espera al movimiento sindical y la lucha obrera es lo sucedido en los astilleros de Cádiz, en el sector del metal, según el propio Roca. "El contexto de fuerte inflación implica una pauperización de la clase trabajadora y la manera más directa de combatirla es la lucha colectiva", introduce. En esta realidad desbordó la capacidad de los grandes sindicatos para controlar la protesta y gracias a eso se han podido conseguir mejores victorias, aduce el sociólogo. "CCOO y UGT fueron quienes negociaron, pero otras organizaciones como la Coordinadora de Trabajadores del Metal y la CGT querían seguir con la huelga, así que puede parecer que los primeros se apuntan el tanto pero los segundos también continúan aumentado su apoyo entre las plantillas", profundiza el experto

Todo el texto de Guillermo Martínez

https://www.publico.es/economia/paradoja-sindicalismo-espanol-siglo-xxi-fuerte-fracturado.html

GUILLERMO MARTÍNEZ

público

 

 

 

mancheta 40