Buscar
22:23h. Sábado, 22 de febrero de 2020

Pedro Anatael Meneses: "No es necesario para nada introducir el gas natural en Canarias para producir electricidad"

"¿Quién garantiza que el metano que desprende la utilización del gas no vaya directamente a la atmósfera", cuestionó tras asegurar que la regasificadora es una bomba de relojería

Pedro Anatael Meneses: "No es necesario para nada introducir el gas natural en Canarias para producir electricidad"

"¿Quién garantiza que el metano que desprende la utilización del gas no vaya directamente a la atmósfera", cuestionó tras asegurar que la regasificadora es una bomba de relojería

Audio de la charla 

Entrevista en La Trapera 

SB-Noticias.- La Sala San Borondón del Centro de la Cultura Popular Canaria acogió este jueves, en la Universidad Libre del Atlántico y ciclo Los cimientos de un mundo sostenible. La alternativa democrática y social, la charla-coloquio "La implantación del gas en Canarias, a debate" a cargo de Pedro Anatael Meneses, ex profesor de la ULL y ex presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife.

El profesor emérito de la Universidad de La Laguna, aseguró en primer lugar que el de la energía es un debate de máxima actualidad en Canarias, pues el archipiélago se encuentra en una fase en la que nuestros dirigentes políticos regionales no acaban de darse cuenta de que se tiene que apostar decididamente por las renovables y siguen apostando por los combustibles fósiles, como hasta ahora con el petroleo, pero introduciendo además el gas natural, "lo cual es alimento para hoy, pero hambre para mañana", además de una auténtica sinrazón y una temeridad absoluta.

El profesor recordó que en su propia definición queda claro que la energía ni se crea, ni se destruye, sino que se transforma, ya que lo que estamos consumiendo es el trabajo de la energía en sus diferentes formas, pero no es posible inventarla, crearla de la nada, ni destruirla.

Antes de entrar en el debate sobre los motivos espurios por los que en Canarias no se hace una apuesta directa por las renovables y sí por la introducción del gas, el experto repasó los diferentes tipos de energías que existen y se explotan para la creación de electricidad. Se refirió en primer lugar a las energías no renovables o convencionales, que son aquellas que se encuentran en la naturaleza en cantidades limitadas, las cuales, una vez consumidas en su totalidad, no pueden sustituirse, y estas son las derivadas de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) y la nuclear.

En este sentido, recordó que son combustibles fósiles el carbón (en desuso), el petróleo (cuyo apogeo parece que llega a su término) y el gas natural, por el que el gobierno de Canarias parece apostar. Indicó que el combustible fósil se utiliza para producir electricidad en las centrales  ya que mediante el calor generado al quemar estos combustibles se obtiene vapor de agua, que, conducido a presión, es capaz de poner en funcionamiento un generador eléctrico, normalmente una turbina.

Meneses aseguró que si bien se trata de una energía en cierto modo barata, producen emisión de gases contaminantes en la atmósfera, además de que hablamos de reservas finitas a corto y medio plazo.

En cuanto a la energía nuclear, no entró en detalle, puesto que no se usa en Canarias, pero sí indicó que se utiliza para generar electricidad en centrales nucleares, con un sistema de producción  semejante al que se emplea en las centrales termoeléctricas, aunque difiere en que el calor no se genera por combustión, sino mediante fisión de materiales como el uranio, y dejó claro que aunque se trate de una producción continua de energía, con ausencia de emisiones de gases de efecto invernadero, tiene grandes inconvenientes como la generación de residuos radiactivos, potencialmente nocivos durante miles de años, y puede provocar catástrofes ambientales graves en caso de accidente.

Meneses recordó que el consumo de energía es uno de los grandes medidores del progreso y bienestar de una sociedad y señaló que un sistema como el actual, cuyo funcionamiento depende de un continuo crecimiento, exige también una demanda igualmente creciente de energía. Puesto que las fuentes de energía fósil y nuclear son finitas, contaminantes y peligrosas, es inevitable que se desarrollen otros métodos para obtener energía y aquí entran de lleno las energías alternativas, que en Canarias son un verdadero potencial, al que no hemos recurrido por razones espurias, como es el hecho de que se ha cedido al chantaje de las grandes empresas generadoras de energía.

En cuanto a las energías renovables, indicó que se obtienen como es lógico de fuentes naturales, totalmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales. De este modo, tenemos la hidráulica, la eólica, la geotérmica, la mareomotriz y la solar, que son un potencial inagotable en Canarias, dadas sus condiciones especialmente ventajosas por la posición que las islas tienen en el mundo, la cual nos regala muchas horas de radiación solar, unos alisios con flujos de vientos todo el año y un océano que nos rodea por todos lados.

No solo por problemas como la progresiva contaminación o el aumento de los gases invernadero, sino porque son fuentes que se agotan sin remedio, la discusión energías alternativas versus convencionales no se queda en la mera apuesta por diferentes fuentes de energía, sino que representa un cambio que necesariamente tendrá que producirse durante los próximos años.

De este modo, el profesor universitario recordó que la energía eólica es energía obtenida a partir del viento, es decir, la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es utilizada principalmente para producir electricidad mediante aerogeneradores conectados a las grandes redes de distribución de energía eléctrica. Los parques eólicos construidos en tierra suponen una fuente de energía cada vez más barata y competitiva, incluso más barata que las fuentes de energía convencionales.

Sobre la energía hidráulica, indicó que en Canarias hasta ahora no se ha dado mucha importancia al gran potencial que sin embargo tiene, aunque hay proyectos importantes como la Gorona en El Hierro o Chira-Soria en Gran Canaria que pueden revertir la situación. En este sentido, explicó que se basa en el aprovechamiento de la caída del agua desde cierta altura. La energía potencial, durante la caída, se convierte en cinética. El agua pasa por las turbinas a gran velocidad, provocando un movimiento de rotación que finalmente, se transforma en energía eléctrica por medio de los generadores.   

La energía solar es la obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol, dejando claro que por su potencial su explotación a gran escala podría ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes que afronta la humanidad, porque aumentará la seguridad energética, reducirá la contaminación, paliará los efectos del cambio climático y evitará la subida excesiva de los precios de los combustibles fósiles, por lo que considera que los costes para desarrollo por parte de los gobiernos, a pequeña escala por parte de Universidades, Centros hospitalarios, etc., deben ser considerados como inversiones con éxito a corto plazo. La fuente de energía solar más desarrollada en la actualidad es la fotovoltaica.

La energía mareomotriz es la que se obtiene aprovechando las mareas, una forma energética segura y aprovechable, en tanto que la fuente de energía primaria, el mar, no se agota por su explotación, y es limpia ya que en la transformación energética no se producen productos contaminantes gaseosos, líquidos o sólidos.

En cuanto a la energía geotérmica, recordó que se trata de la energía que puede obtenerse mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra. Actualmente, el progreso en los métodos de perforación y bombeo permiten explotar la energía geotérmica en numerosos lugares del mundo y por los estudios realizados  todo indica que Canarias también sería un paraíso en este sentido.

Pedro Anatael Meneses sostiene que cualquiera sabe que implantar el gas en Canarias conllevaría un retraso de décadas en el desarrollo de las energías renovables, ya que hablamos de inversiones de empresas gaseras que buscan rápidamente amortizan la inversión y obtener ingentes beneficios, aunque sea a costa del interés general.

 Tras insistir en que Canarias es el paraíso mundial de las energías renovables y denunciar la apuesta del nuevo gobierno de Canarias por el modelo energético convencional, que solo busca mantener en el negocio de las multinacionales, que es altamente contaminante, dependiente y muy caro, insistió en que no queda otra vía lógica que la apuesta decidida por las fuentes energéticas limpias, como hace el cabildo de Gran Canaria, con Antonio Morales al frente, modelo que no solo sería más ecológico, sino que sería más económico y que aportaría miles de puestos de trabajo, como ocurre en muchas regiones del mundo, pero que además ayudaría a la soberanía energética.

Afirmó tener envidia sana por los grancanarios, ya que cuentan con un gobierno insular sólido e implicado contra el gas, y espera que Cabildo de Tenerife y gobierno de Canarias, más pronto que tarde, acaben apostando por las renovables y no impongan el gas (aunque de forma irónica dejó claro que una cosa es esperar algo de esas administraciones y otra creer que hagan algo en este sentido).

http://www.sanborondon.info/content/view/68628/1/