Buscar
20:24h. miércoles, 05 de agosto de 2020

Un plan de choque para huir de las "normalidades", Júlia Martí Comas y Txapu Martín Urreta, en NAIZ y OMAL, sobre le manifiesto de la ciencia y la Universidad vascas. Comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante

 

FRASE MARTI MARTÍN KLINK TANTE

Júlia Martí Comas y Txapu Martín Urreta,  glosan en NAIZ: y OMAL, el manifiesto de la Ciencia y la Universidad vascas que ya comentamos Federico Aguilera Klink y yo, Chema Tante, desde otra referencia de Unai Pascual y Gessamí Forner. Por todo el mundo, las cabezas pensantes insisten en que no se puede olvidar la advertencia que nos mandó la pandemia. Que la proliferación del virus maldito se debió a la catástrofe climática desencadenada por el desarrollismo neoliberal y que la "Nueva Normalidad" no puede reducirse a reproducir la  vieja y funesta "Normalidad· anterior. Federico Aguilera Klink y yo volvemos a la carga comentando de nuevo esta información.

Comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante:

FEDERICO AGUILERA KLINKCHEMA TANTEEn Canarias se reproducen todas las circunstancias que la Universidad y la Ciencia de Euskal Herría denuncian, para su propio territorio y para el mundo. Pero, en muchos aspectos, aquí la gravedad se multiplica, por nuestra lejanía, que no ha impedido que se haya impuesto una actividad sumamente lesiva para la sostenibilidad del Planeta. En la "antigua" normalidad, 37 millones anuales de prolongados  trayectos aéreos y el transporte de mercancías y combustibles fósiles con largo recorrido; el derroche de un inmenso caudal de agua escasa, para llenar piscinas, regar jardines, bañar a esas masas humanas, evacuar sus excrementos, lavar su ropa, con la destrucción del territorio y de la identidad, sin beneficio ninguno para una población que sufre los peores registros de paro, miseria y desamparo de las personas dependientes. Esa antigua normalidad canaria ha contribuido al desastre ecológico que está en el origen de esta pandemia y de las que vendrán y de la  catástrofe climática que, aunque se haya olvidado, sigue presente. Y esa misma "normalidad" es la que pretenden restaurar, demostrando no haber aprendido nada, quienes dirigen las empresas y, a sus órdenes, el gobierno de Canarias. Todas las acciones de recuperación de las consecuencias sociales y económicas de la pandemia de la covid-19, se han limitado a la pretensión insensata de recuperar un turismo masivo que nada permite pensar en que pueda retomar ni de lejos sus niveles de ocupación, en tanto que se descubra y se aplique universalmente una vacuna. En Canarias, empresariado y gobierno se empeñan en resucitar un muerto, el turismo masivo, sin preocuparse de buscar e impulsar actividades productivas nuevas o de rescatar las tradicionales abandonadas. De esta manera, condenan a las islas, incluso si se diera el poco probable caso de que el turismo masivo se restableciera, al marasmo social que arrastra desde siempre. Por eso nos unimos a los movimientos que en todo el mundo demandan, cargados de razón, que se imponga el buen juicio y que empresas y gobiernos entiendan que las prácticas que destruyen recursos y ambiente para el único beneficio de unas pocas personas, no pueden mantenerse.

Federico Aguilera Klink y Chema Tante

https://www.naiz.eus/eu/iritzia/articulos/un-plan-de-choque-para-huir-de-las-normalidades

http://omal.info/spip.php?article9232

Por una economía ecológica en la Euskal Herría post Covid-19, manifiesto de la Universidad y la Ciencia vascas

NAIZ

omal.

mancheta 23