Buscar
14:00h. martes, 20 de abril de 2021

el negocio con recursos públicos

Un poder en la sombra, Jesús Jaén en VIENTO SUR

 

frase jaén

Jesús Jaén en VIENTO SUR se ocupa de otra de las vertientes de la dominación brutal que ejercen las multinacionales sobre la Humanidad. Y yo, Chema Tante, agrego que la banca, las eléctricas, las empresas de la alimentación, las constructoras y energéticas y también entre otras, las industrias farmacéuticas, todas ellas nos tienen agarrada a la gente por el pescuezo. En todos lo casos se presenta la misma pauta. Estas transnacionales reciben ingentes cantidades de dinero público, para sobrevivir, para investigar, para crear infraestructuras... un dinero que luego recuperaran con creces pero que jamás vuelve a los tesoros oficiales. Es otra manera atroz de corrupción. Lo que est5án haci9endo empresas como Pfizer, debería ser tratado por el tribunal más mcercanod.

Cuatro propuestas a debate

Más que un detallado programa alternativo a esta situación, me gustaría introducir cuatro puntos muy breves para la reflexión:

  1.  Ante la inmensa gravedad de la pandemia, los organismos e instituciones internacionales y los Estados nacionales deberían llegar a un acuerdo para la fabricación, comercialización, transporte y distribución de todas las vacunas. Es imprescindible que todas las vacunas lleguen por igual a todas las poblaciones del mundo (ricos y pobres) en el menor tiempo posible. Se debe actuar como en tiempos de guerra. Hoy es inaudito que cuatro empresas controlen la propiedad y las patentes de las vacunas contra la covid-19.
  2. Dominio 100% público de los medios y recursos sanitarios que son del Estado. Las organizaciones políticas, sociales y sindicales deberían comprometerse a iniciar un proceso conjunto de reversión del patrimonio público en manos privadas. Hoy el 60% de los presupuestos de la Comunidad de Madrid están destinados a la sanidad, de ese porcentaje cerca del 20% se va a la privada (sin contar los gastos de farmacia). Es necesario trabajar hacia un plan de transferencias cero de lo público a lo privado. De esa manera se podrá utilizar el presupuesto público para recursos humanos en atención primaria y especializada que es lo más urgente y lo que verdaderamente se necesita.
  3.  Establecimiento de protocolos claros sobre el uso de nuevas tecnologías médicas, en particular las que se quieran aplicar en sustitución de la atención directa del profesional con el enfermo. Ninguna llamada telefónica (y mucho menos de una empresa privada) puede reemplazar el contacto humano que tradicionalmente se da en la atención primaria.
  4. Estas reflexiones no pasarán de la pantalla de un ordenador si no conseguimos que la sociedad en su conjunto se involucre, como otras tantas veces, en la defensa de la sanidad pública y universal. Nuestros valores basados en la solidaridad y la cooperación no sirven de nada si la gente no se moviliza y participa. En ese sentido es fundamental que las trabajadoras y trabajadores sanitarios se pongan delante de esta lucha. Es en beneficio suyo y de toda la sociedad. En estos tiempos la historia ha querido que la lucha por la salud pública ocupe un papel estelar. Miles y miles de profesionales de la salud están haciendo un esfuerzo enorme por mantener en pie el sistema público. La unidad de acción entre estos profesionales y el conjunto de la población es el camino para defender una sanidad pública, universal y de calidad.

Todo el texto de Jaén en VIENTO SUR

https://vientosur.info/un-poder-en-la-sombra/

JESÚS JAÉN

viento sur 500

 

MANCHETA 9