Buscar
13:54h. miércoles, 27 de octubre de 2021

el agua es la diferencia entre la vida y la muerte

¿Por qué el agua del mar es salada? un libro de Carlos Soler Liceras con prólogo de Alberto Vázquez-Figueroa. Comenta Chema Tante

 

frase tante soler

 

carlos soler

¿Por qué el agua del mar es salada? un libro de Carlos Soler Liceras con prólogo de Alberto Vázquéz-Figueroa. Comenta Chema Tante

Dice la sinopsis, que este es un libro atípico, porque combina la novela histórica con el relato autobiográfico. Lo es. Pero no solamente por esa imaginativa arquitectura, sino por muchas más razones. Para empezar, porque Carlos Soler se revela como un ameno narrador que pone esa habilidad al servicio de una divulgación científica rigurosa y de una justa acusaciónh. Después, porque Alberto Vázquez-Figueroa

alberto vázquez figueroa

abre boca, introduciendo a un dramático tema, describiendo la estupidez de no dedicar la inversión a la busca de soluciones para problemas terrenales, como el agua, pero derrochar jngentes recursos a la exploración espacial. Algo en lo que coincide, por ejemplo, con el universitario ecuatoriano Luis Herrera Montero.

Y para terminar, porque, además de novela histórica y relato autobiográfico, este libro es un documento que relata y denuncia la escalofriante historia de un pueblo, el canario, atormentado secularmente por la sed. Un pueblo al que una insalla oligárquica que infecta y domina la vida, social, laboral, empresarial y política, alargando sus garras hasta la Justicia y la Universidad, mantiene en la pobreza y en las tribulaciones, impidiendo su acceso al agua. Canarias, islas favorecidas por la Naturaleza con unas condiciones ambientales excepcionales que en estos días la tecnología ha venido a potenciar, nunca ha podido aprovecharlas, porque los intereses de un reducido grupo lo han impedido y lo impiden. Quienes conocimos, vivimos y sufrimos en tiempos, la penuria del agua, en especial en las tres islas orientales y que sabemos que si ahora disponemos de agua en volúmenes aceptables, es gracias a la desalación, tenemos que exasperarnos, cuando se nos demuestra que en las islas siempre ha existido más agua que la que nos han dicho, pero que se oculta, para que los granujas mantengan su negocio.

Las personas que desde Consejerías del Gobierno de Canarias, desde cabildos y ayuntamientos, desde las empresas y hasta desde la Justicia y la Universidad han condenado al ostracismo, a la inactividad y al silencio a Carlos Soler, tienen mucho que explicar. Y tengo que detenerme en el caso de la Universidad. Porque se ha negado a Canarias, además del acceso al agua, el acceso al conocimiento, cosa que no siendo aparentemente vital es igualmente grave, Ese rector que privó a su Universidad de un elemento como éste, que podía y quería mantenerse unos años; ese catedrático que cambió de criterio en la fracción de un segundo, él sabrá porqué, y yo lo intuyo, no pueden mantenerse callados más tiempo. Tienen que justificarse, si pueden.

De la misma manera que quienes se atreven a negar los hallazgos de Soler, para librar al dueño de una bodega de ser empapelado por construir sobre acuíferos. O esa tropa desaprensiva que impide a la gente palmera recuperar un patrimonio de agua, de historia y e identidad, como la Fuente Santa. Tantos episodios de la ignorancia y de la malicia consciente.

Y sin olvidar las "penurias judiciales" que ha sufrido Soler, a manos de tribunales que adoptan posiciones palmariamente parcializadas.

Porque Canarias es un territorio dominado por el rencor y la represalia contra quien ose enfrentarse y jeringar el negocio de la oligarquía. El negocio del agua, el negocio del gas, el negocio de las enormes infraestructuras innecesarias, el negocio del turismo de masas, el negocio de impedir la soberanía alimentaría, importando todo y destruyendo el sector primario local. Y, ahora, el negocio de las renovables, con locuras como Chira-Soria y disparando todavía más el derroche energético. Quien resuelle, se la está buscando. Y no es solamente Carlos Soler. Somos muchos y muchas quienes podemos dar testimonio de ello.

En definitiva, Carlos Soler ha descubierto recursos de agua en todas las islas, pero las islas siguen mirando para los celajes a ver si llueve y dependiendo cada día más de una desalación, cara e inconveniente, pero sumamente lucrativa. Es lo que cuenta este libro, sin que nadie se atreva a desmentirlo.

Que la historia de Carlos Soler, que no es ni mucho menos una excepción, como no me canso de repetir se sepa y se divulgue pero no se produzca una reacción popular potente en Canarias, es, en mi opinión, una clara prueba del grado de marasmo social y de conciencia a que han reducido a este pueblo.

Este libro de Carlos Soler es una historia canaria de la infamia, con permiso de Borges. 

* Lo escribe y lo sostiene

Chema Tante

CHEMA TANTE

Sinopsis

Es este un libro atípico. La primera mitad, hasta el capítulo siete incluido, es una novela histórica en la que se relata la razón por la que siete grandes sabios de la humanidad: Salomón, Tales de Mileto, Anacarsis, Vitruvio, Galileo, Newton y Wegener, van a confluir juntos en la segunda mitad de la novela. El capítulo ocho, el que separa ambas mitades, es un relato biográfico que viene a justificar la razón por la que el propio autor de la novela aparecerá posteriormente junto a tan insignes fantasmas.

Carta de Carlos Soler, experto en Aguas de Canarias, dirigida a los Reyes Magos, en la web de RADIO LAS PALMAS

Por qué el agua de mar es salada

El libro, que debería leerse y convertirse en material de cabecera de las y los canarii, puede comprarse on line en

el águila

https://www.libreriaelaguila.es/libro/por-que-el-agua-del-mar-es-salada_244770

lemus

https://www.librerialemus.com/libro/por-que-el-agua-del-mar-es-salada_526175

 

agapea

https://www.agapea.com/Carlos-Soler-Liceras/-Por-que-el-agua-del-mar-es-salada--9788418138539-i.htm

casadellibro

https://www.casadellibro.com/libro-por-que-el-agua-del-mar-es-salada/9788418138539/12269603

librería de la u

https://www.libreriadelau.com/bm-por-que-el-agua-del-mar-es-salada-ediciones-idea-literatura-en-general/p

 

mancheta 34