Buscar
18:35h. viernes, 16 de abril de 2021

REA – Francisco Pomares

En DIARIO DE AVISOS, Francisco Pomares aporta su opinión sobre el REA, Régimen Especial de Abastecimientos, en general; y sobre el pleito interno montado en el gobierno de Paulino sobre este asunto, en particular. Una opinión que, en mi criterio -cosa rara en Pomares-, tiene esta vez ciertas debilidades. La idea principal parte de las afirmaciones de que, sin el REA, los precios al consumo se dispararían en Canarias. y de que la producción local no podría satisfacer la demanda.

Pero esto que dice Pomares es cierto, pero solamente en parte, muy pequeña parte y desconoce otro aspecto del problema. Qué duda cabe de que el REA opera para contener lor precios. Pero la experiencia demuestra que tal contención es insuficiente y nada permite pensar que sin las ayudas del REA los precios aumentaríasn muchos más. Los costes del transporte no tiene tanta entidad como para influir tan decisivamente en los precios. 

Pero lo que sí está demostrado es que, no el REA en sí mismo, sino la disparatada manera de su aplicación, ha operado de manera destructora sobre la producción local alimentaria. De una forma tan palmaria y desesperante que, como Pomares sabe muy bien, el consumo de alimentos en Canarias solamente está cubierto en un diez por ciento por alimentos de origen canario. Es decir que el circulo vicios está servido: se apoyan las importaciones, porque la producción local no es suficiente, pero no es suficiente, porque se apoya a las importaciones.

Lo que se está pidiendo, por la gente y por los productores en Canarias, no es, bueno fuera, la desaparición del REA, sino una reformulación de sus condiciones, de manera que no se discrimine a los alimentos procedentes de las islas. Y que el sector primario tenga el apoyo necesario para incrementar su producción.

Y que nadie crea que yo desconozco las ingentes ayudas que reciben algunos productores agrícolas canarios. Lo que ocurre es que también en ese campo la aplicación resulta nefasta. Porque se dirigen al productor, no a la producción. 

Lo que yo mantengo es que la monumental cantidad de dinero que se destina a ayudas, tanto del REA, como a los productores no está debidamente aplicada. Y de ahí vienen los efectos negativos. Y eso es lo que hay que rectificar. Con urgencia.

Como yo sigo regularmente a Pomares, creo conocerle algo y tengo la impresión de que esto que digo él lo comparte también. Por eso me parece que, o yo no le entendido en este artículo, o, por una vez, ha patinado.

http://www.diariodeavisos.com/2013/07/rea-por-francisco-pomares/