Buscar
14:20h. martes, 11 de agosto de 2020

Los registradores permitieron a la Iglesia inmatricular cientos de monumentos cuando la ley no lo permitía a. mORENO EN público

 

FRASE MORENO INMATRICULACIONES

No hay que dejar de recordar que estas denuncias no van contra ninguna confesión religiosa ni contra los muchos millones de personas que viven con honestidad y sinceridad su fe. Yo, Chema Tante, proclamo que esto apunta a una Curia de una Iglesia Católica que ejerce continuamente su voracidad económica, sin que se le noten demasiados detalles de voluntad de compartir sus riquezas con la gente desafortunada, como predica su Doctrina. Cáritas, la gran organización asistencial, que pertenece a esta Iglesia Católica opulenta, no recibe más que unas migajas en dinero eclesiástico y se sostiene financieramente de las aportaciones privadas y públicas y operacionalmente en el esfuerzo tremendo de su voluntariado. Y también, ademas de contra la alta Jerarquía Religiosa, estas denuncias apuntan a esa organización política, el PP que sigue los pasos de su antecesor franquista proegiendo a esa cúpula eclesial y contra otros partidos que desde la oposición o desde el Gobierno, cuando les toco, miraron para otro lado. A, Moreno lo relata en PÚBLICO y lo recomienda el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo tengo que terminar llamando la atención sobre el hecho de que, por el momento, esto ya no tiene remedio jurídico., Lo que se apropió la Iglesia, en la Iglesia se quedará. Se llama robar. Se llama codiciar los bienes ajenos. 7º y 10º Mandamientos, que forman parte de la doctrina de la Iglesia Católica.

Los registradores de la propiedad hicieron la vista gorda durante décadas a la inscripción por parte de los obispos de cientos, quizás miles, de monumentos de enorme valor histórico, que hasta la reforma de José María Aznar de 1998 no podían ser inmatriculados por tratarse de templos de culto. Al menos, todo el tesoro mudéjar de Zaragoza fue inscrito por el entonces prelado Elías Yanes. Los monumentos de la Magdalena, San Juan de los Panetes y la Seo, entre otros, fueron registrados en 1987, once años antes de que la ley lo permitiera. Incluso la Basílica del Pilar, nada menos, fue inmatriculada en contra de las restricciones legales impuestas por la norma hipotecaria.

Toda la crónica de Moreno en PÚBLICO

https://www.publico.es/sociedad/inmatriculaciones-iglesia-registradores-permitieron-iglesia-inmatricular-cientos-monumentos-ley-no-permitia.html

PÚBLICO

mancheta 23