Buscar
08:51h. viernes, 20 de mayo de 2022

Necesitamos burlar la oposición determinante de la gente rica, que manda mucho.

Resumen de una respuesta de Hudson a Piketty (23/09/21) Extracto por Federico Aguilera Klink / Lo que hay qué hacer, lo sabe mucha gente. El problema en cómo, comenta Chema Tante

 

FRASE HUDSON TANTE

Entre el lanzamiento dela edición en español de su nuevo libro y su celebrado patrocinio teórico a Yolanda Díaz, Piketty está siendo noticia. Sin embargo, a Piketty hay muchas cosas que cuestionarle. Por lo que no dice, porque aporta diagnósticos certeros, pero tratamientos inviables. Federico Aguilera Klink se ha tomado el trabajo de seleccionar y trnscribir una respuesta de Michael Hudson en un debat que sostuvo en septiembre pasado con Piketty. Y yo, Chema Tante, con la osadia que me caractyeriza, me atrevo también a exponer mi criterio

Resumen de una respuesta de Hudson a Piketty (23/09/21) Extracto por Federico Aguilera Klink 

PIKETTY HUDSON

Debate Michael Hudson-Thomas Piketty (23/09/21)

https://michael-hudson.com/category/debates/

Hudson: Ciertamente aprecié el libro que publicaste sobre la acumulación de riqueza y cómo se concentra en manos del 1%. Hiciste un trabajo maravilloso al unir todas estas estadísticas y mostrar cómo el grado en que la riqueza el 1% ha concentrado la riqueza en todos los países.

También hiciste lo que creo que es el punto más importante, al afirmar: "¿Qué causó esto?" Diste una respuesta amplia con la que estoy de acuerdo y es que los rendimientos financieros exceden la tasa general de crecimiento, y si los rendimientos financieros exceden la tasa general de crecimiento, por supuesto, los ricos se volverán cada vez más ricos. La razón por la que tenemos un enfoque diferente es, ¿Cómo explicas todo esto?

Creo que la razón por la que tu libro fue elogiado tanto en Occidente es que no se te ocurrió una solución política amenazante. Gravar la renta y la riqueza no es una solución amenazante porque no hay forma de gravar el patrimonio, siempre que tengas centros bancarios extraterritoriales para ocultarlo. Siempre y cuando tengas lo que la industria petrolera puso en marcha hace 100 años, las banderas de conveniencia, fingiendo hacer sus ingresos en el exterior en enclaves de cero impuestos.

El hecho es que el 1% realmente no genera muchos ingresos. Su ideal, si eres multimillonario, consiste en hacer lo que hacen la mitad de las corporaciones estadounidenses: no ganas ni un centavo de ingresos sujetos a impuestos. Ese es el problema. Quiero hablar de lo que no trata tu libro. No te estoy criticando por no escribir un libro diferente, pero es sobre lo que yo escribo: ¿qué es lo que ha creado esta disparidad de ingresos y riqueza, y por qué se ha ampliado tanto desde 1980?

La razón más obvia es que las tasas de interés alcanzaron un máximo del 20% en 1980 y desde entonces han bajado. A fines de la década de 1970, el jefe de mi antiguo jefe en Chase Manhattan, Paul Volcker, dijo: “Aumentemos mucho las tasas de interés porque el 99% está obteniendo demasiados ingresos. Están subiendo sus salarios. Aumentemos el interés para desacelerar la economía, y eso evitará que los salarios suban”. Lo hizo, y esa fue una gran razón por la que Carter perdió las elecciones ante Ronald Reagan.

Las tasas de interés bajaron del 20% a casi el 0% en la actualidad. El resultado fue el mayor auge del mercado de bonos de la historia. Los bonos subieron mucho de precio. La economía se inundó de crédito bancario y la mayor parte de este crédito, además de ir al mercado de bonos, se destinó al sector inmobiliario. Existe una simbiosis entre las finanzas y los bienes raíces, y también entre las finanzas y las materias primas como el petróleo, gas y minerales, la renta de los recursos naturales, la renta de la tierra y también la renta del monopolio.

La mayor parte de la renta del monopolio proviene de la privatización ordenada por Ronald Reagan, Margaret Thatcher y todo el neoliberalismo. Si miras, ¿cómo obtuvo este 1% la mayor parte de esta riqueza? Bueno, si miras la lista de Forbes de los multimillonarios en casi todos los países, ves que obtuvieron riqueza a la antigua usanza: tomándola del dominio público. En otras palabras, mediante la privatización.

Ahí tienes la mayor privatización y transferencia de riqueza del sector público al sector privado en la historia, y específicamente de ventas al sector financiero. Y de repente, en lugar de proporcionar infraestructura, salud pública, y otras necesidades básicas a precios subsidiados a la población, hay propietarios privados, financiados por los bancos, elevando los precios que cobran a cualquier cosa que puedan obtener, sin ningún límite de endeudamiento del mercado.

En los Estados Unidos, el gobierno ni siquiera puede negociar con las compañías farmacéuticas los precios de los medicamentos. Ha habido una gran monopolización, una gran privatización, una gran inundación de crédito de la economía, y el crédito de una persona es la deuda de otra. Tú has descrito el 1% de riqueza en forma de ahorros, pero yo me centro en el otro lado del balance. Este 1% encuentra su contrapartida en las deudas del 99%.

El 1% se ha enriquecido endeudando al 99% por viviendas cuyo precio se ha disparado, un 20% solo en el último año en Estados Unidos, y también por atención médica, servicios públicos y educación. La economía se ha visto obligada cada vez más a endeudarse solo para funcionar sin que aumenten los salarios y el nivel de vida.

¿Cómo se puede solucionar esto? Los impuestos no serán suficientes. La única forma de revertir esta concentración de riqueza es comenzar a liquidar la deuda. Si mantienes la deuda del 99%, eso dejará todos los ahorros del 1% en su lugar. Estos ahorros están en gran parte exentos de impuestos. Básicamente, creo que has omitido el papel del gobierno en esta creación de riqueza del 1%. De hecho, las finanzas han crecido más rápido que la economía, y las finanzas y los bienes raíces se han fusionado en el sector de Finanzas, Seguros e Inmobiliario, el sector FIRE.

Las altas finanzas han absorbido la industria petrolera, la industria minera y han absorbido a la mayor parte del gobierno. La riqueza financiera se ha convertido en el planificador central de la economía. No se planifica en Washington, París o Londres. Se planifica en Wall Street, la City de Londres y la Bolsa de París. La economía se gestiona financieramente y el objeto de la gestión financiera es obtener ganancias de capital.

Como señalan tus estadísticas, las ganancias de capital son realmente lo que explica el aumento de la riqueza. No te haces rico ahorrando de tus ganancias e ingresos porque estás endeudado y tienes que pagar intereses. Te enriqueces de verdad con un gobierno subvencionando un enorme aumento en el valor de las acciones y bonos por parte de los bancos centrales.

La razón por la que se está produciendo la desigualdad es que la mayor utilidad pública de todas, la creación de dinero y la banca, se deja en manos privadas. La banca privatizada en Occidente es muy diferente de lo que es la banca gubernamental en, por ejemplo, China. La banca gubernamental crearía crédito para usos públicos y para lo que la economía necesita para crecer. En los Estados Unidos y en todo Occidente, los bancos crean crédito para frenar el crecimiento de la economía, otorgan préstamos no para crear nuevos medios de producción y nuevas fábricas. Hacen préstamos sobre propiedades que ya existen, principalmente para comprar bienes raíces que ya existen. Aproximadamente el 80% de los préstamos bancarios en América y Europa son para bienes raíces.

Los bancos otorgan préstamos para adquisiciones corporativas para comprar otras empresas. No otorgan préstamos para construir nuevas fábricas, que es lo que haría la creación de dinero del gobierno en China. Mientras dejes la banca y el crédito en manos privadas, los bancos crearán su producto: la deuda. Cuanta más deuda crean, más servicio de la deuda tienen que pagar los prestatarios, el 99%, a los bancos para obtener una casa, educación,  atención médica o, simplemente, para cubrir gastos.

Cuanto más dinero pagan al sector financiero, menos les queda para comprar bienes y servicios. A medida que la economía se polariza entre el 1% y el 99%, la economía en su conjunto se contrae, porque cada vez más de sus ingresos no se gastan en producción y consumo, se gastan solo en el servicio de la deuda. Mi solución es devolver la banca y el crédito a manos públicas para evitar los préstamos que simplemente financian la inflación de los precios de los activos.

En segundo lugar, hablaste de impuestos. Algunos impuestos son más importantes que otros. Mientras los bancos y el sector financiero redacten las leyes fiscales (códigos tributarios) y mientras los legisladores del gobierno sean básicamente empleados del sector financiero, que financia sus campañas políticas, no podrás gravarlos ni acabar con los precios de transferencia ficticios que las corporaciones utilizan para fingir que no ganan dinero excepto en enclaves artificiales sin impuesto sobre la renta.

Hay que gravar la fuente del dinero que paga intereses a los bancos. Esa fuente es principalmente la renta económica. Es principalmente la renta de la tierra. Si aplicaras un impuesto sobre el aumento en el valor de la tierra, si aplicaras un impuesto a la tierra, que es de lo que se trató durante todo el siglo XIX: Adam Smith, John Stuart Mill e incluso Marx, este aumento de la renta que se paga al sector financiero no sería monopolizado por el 1%.

Tendrías que cambiar las leyes fiscales, alejándote de los impuestos sobre ingresos del trabajo y la riqueza. Pero eso realmente no es muy práctico en la situación política actual. Tendrías que tener un impuesto sobre la tierra y un impuesto sobre los recursos naturales para deshacerte de la renta monopolística. También hay que devolver la infraestructura clave básica al dominio público, donde estaba antes de 1980, para que las necesidades básicas se puedan satisfacer a precios bajos, sin crear una renta monopolística para el 1%.

Debes darte cuenta de que los financieros usan esta riqueza para apoderarse de la economía. Esto tiene que revertirse, porque una vez que tienes riqueza en forma de exigencias financieras y préstamos a otras personas, como deuda, tienes el interés compuesto que siempre crecerá más rápido que el crecimiento real de la economía. La forma de evitarlo no es simplemente bajar la tasa de interés, como se ha hecho hoy, al 0,1%. La única solución es eliminar las deudas generales que están frenando el crecimiento económico.

Estas deudas son el ahorro del 1%. Lo bueno de cancelar deudas es que cancelas los ahorros del 1%. Mientras deje estos ahorros en su lugar, no habrá una solución.

Todo el debate en

https://michael-hudson.com/category/debates/

 

Lo que hay qué hacer, lo sabe mucha gente. El problema en cómo, comenta Chema Tante

chema tanteThomas Piketty ha estado por esas Españas, apoyando y apoyándose en Yolanda Días y aprovechando el viaje (o al revés) para hablar de su libro "Breve historia de la igualdad". Lo mejor que hizo y le deseo que venda muchos ejemplares. Aunque no me quedaré sin decir tampoco que con la elección de editorial (Deusto, Ad Maiorem Dei Gloriam, Societatis Iesu), el famoso economista demuestra cierto desconocimiento de con quien se juega los cuartos:

BREVE HISTORIA DE LA IGUALDAD

Con todo, Piketty es un tipo al que admiro mucho.  Ha sido capaz de largar la verdades y enfrentarse al neoliberalismo.

Pero tengo una deformación profesional, desde la gestión y la investigación social. Tiendo a fijarme, más que nada, en los resultados. Y en esto, hay que asumir que, en la lucha contra el neoliberalismo, para desgracia de la Humanidad , todas y todos, Piketty incluido, estamos consiguiendo unos resultados desastrosos.

Pero hasta en el fracaso hay grados. En esta trinchera está la gente que hace el valioso trabajo de investigar los desmanes del neoliberalismo, que es lo que hace con brillantez Piketty: Pero también estamos los que bregamos, de manera tan valiosa, pero mucho más desagradable,  por conocer las causas del fracaso y las estrategias que lo solventarían. Y en esta tropa, figuran economistas de fuste, como Aguilera Klink o Gonzáles Viéitez y gente amañada como Francisco Morote, Antonio Aguado, Erasmo quintana, César Rodríguez Placeres o yo.

El diagnóstico que hace Piketty en sus muy celebrados trabajos, es impecable. Pero los tratamientos que recomienda son como prescribirle a un pobrecito indigente que acuda al Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles. Muy buena idea, pero imposible.

Como en Medicina, en Economía y en las Ciencias Sociales, las recetas solamente son válidas cuando su administración es factible.

Como ha dicho Hudson, lo que escribe Piketty es muy cierto, pero a la gente rica le importa poco que lo digamos, porque sabe que es imposible que los gobiernos lo hagan. No es una opinión, es un dato. No hay manera de que se suban los impuestos a las fortunas y a las empresas ni de obligarlas a que paguen sus minúsculas responsabilidades fiscales. No es posible eliminar las guaridas fiscales. Y ni hablemos de la condonación universal de la Deuda. Es un chiste. Macabro, pero chiste. Los gobiernos no pueden, sencillamente, llevar a efecto estas medidas que economistas responsables como Piketty recomiendan.

Sin embargo, hay otras medidas que podrían ser determinantes y de ejecución mucho más fácil y rápida: Las empresas públicas. Yo, ya me gustaría, no me refiero a que los estados recuperen actividades económicas que ahora están en manos privadas, aunque nunca se debió permitir. De lo que hablo es de que los gobiernos entren en los mercados con empresas públicas, a competir, lealmente, con quienes lo hacen deslealmente.

¿Cómo hacer que remita la especulación financiera, eso que ahora se llama "financiarización"? Con un intermediador financiero que ofrezca un rendimiento menor pero una seguridad absoluta. ¿Cómo poner coto a la estafa bancaria? Con una entidad pública que ofrezca un servicio impecable a un costo razonable. ¿Cómo acorralar a las bestias energéticas? Con una empresa pública que, sin renunciar al beneficio, no estafe a la gente. ¿Cómo mantener los precios de la alimentación, protegiendo a los productores? Con una empresa pública que compre más caro que nadie pero venda más barato que nadie, arrojando del mercado a los intermediarios especuladores, y además, sin siquiera renunciar a un beneficio económico sensato.

Es lo que hay, Necesitamos burlar la oposición determinante de la gente rica, que manda mucho.

 

 

mancheta 40