Buscar
10:57h. lunes, 14 de junio de 2021

Aquí la clave era que pagásemos todas y todos, pero sin que la gente fuera consciente

Sareb: la estafa del siglo, Carlos Sánchez Mato en EL DIARIO

frase mato sareb

Sareb: la estafa del siglo, Carlos Sánchez Mato en EL DIARIO Federico Aguilera Klink señala este artículo, llamando la atención sobre los comentario en el mismo medio y dice: "Los comentarios muestran la indignación de la gente, pero pocos caen en la cuenta de que esa estafa es la manera cotidiana de funcionamiento de estos banqueros-empresarios-criminales y ladrones...y no exagero" Y yo, Chema Tante, opino que, otra vez, tanto Sánchez Mato como Aguilera Klink aciertan plenamente denunciando la gravedad del asunto. Ahora, la opinión publicada tiende a obviar el origen de la Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, que fue y es un basurero en el que se amontonaron los frutos del saqueo sistemático que hicieron los bancos de sus propios activos. Nadie se acuerda de aquello, los llamados productos tóxicos, activos sin valor procedentes de las estafas y abusos de la banca. Sareb no tiene valor, porque lo que tiene son bienes y papeles cuyo valor fue robado. La maniobra gubernativa, con la creación de Sareb, fue una artimaña contable para esconder pérdidas. Y, como todas las artimañas contables terminan por salir a la luz, el descomunal agujero producido por el saqueo bancario no se puede esconder. Y, las instancias europeas obligan al estado español a reconocer la realidad, Si alguien lo robó, ese dinero no está ahí. Y si no está ahí, alguien lo debe, Y como a quien lo debe no se le pueden pedir responsabilidades, porque es la banca privada, la auténtica dueña del estado español, entonces el agujero de lo que robó tiene que ir al debe colectivo. Pero ahora, tras el desastre de una estafa irrecuperable, toca actuar como demanda Sánchez Mato. Poner todos los activos de Sareb en una operación de vivienda pública.

Sareb adquirió por tanto inmuebles, créditos y suelo por valor de 50.781 millones de euros después de aplicar un descuento medio del 52% sobre el que tenían en las entidades. Es decir, activos contabilizados en las entidades bancarias nacionalizadas por 107.121 millones de euros, fueron adquiridos por el "banco malo" por 50.781 millones. ¿Negocio redondo? Pues no. Porque se traspasaron, incluso con esa rebaja, mucho más caros de lo que realmente valían. No lo digo yo. La Comisión Europea indicó en diciembre de 2012, que el descuento medio con el que Sareb debería haber adquirido los activos era de un 72%. Es decir, suponía casi 20 puntos porcentuales sobre el valor bruto de traspaso realmente practicado. Se compraron los inmuebles, el suelo y los créditos por 18.000 millones de euros más de lo que valían. No mereció todo esto titular significativo alguno por parte de los grandes medios de comunicación, seguramente porque estaban en ese momento contando las tropelías fiscales del entonces Jefe del Estado… (ironía que no deja de ser dolorosa).

Toca actuar.

Todas las viviendas y el suelo propiedad de Sareb tienen que convertirse en la herramienta pública para abordar el drama que supone el flagrante incumplimiento del derecho reconocido en el artículo 47 de la Constitución. Está claro que la mayoría social pagará la fiesta de las élites, nos tocará recoger su basura y los vómitos que han dejado en este país. Al menos, que los "activos" pasen a ser "viviendas" y sirvan para garantizar el derecho a techo y no el negocio de unos pocos.

 

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/sareb-estafa-siglo_129_7351095.html

carlos sánchez mato

el diario

MANCHETA 9