Buscar
00:57h. martes, 25 de enero de 2022

La Soberanía alimentaria necesita una Reforma Agraria en Canarias y “algo más.” (Rukaden Ait Anaga)

ANSELMO FELIPE RUKADEN AIT ANAGAAnselmo Felipe "Rukaden Ait Anaga" publica en EL PAÍS CANARIO y MAGEC  CANARIAS este trascendental artículo que constituye toda una tesis sobre la amenaza cierta que se cierne sobre el pueblo canario, por cuklpa de la insensatez, la simplonería y, sobre todo, la codicia criminal de quienes dirigen las empresas y la política en este archipiélago desgraciado. Un territorio aislado y alejado, al que la naturaleza, la tecnología y el conocimiento popular permiten varias cosechas al año, pero que actualmente importa el noventa y tantos por ciento de los alimentos que consume la población. Y prácticamente la totalidad de lo que come y bebe el contingente de 14 millones de turistas que recibe Canarias al año. Unas islas sometidas al pago de colosales facturas por importación de alimentos buena parte de los cuales podrían ser producidos localmente; que sufren el deterioro del empleo consiguiente y que, sobre todo, enfrentan la amenaza de hambruna en caso de un conflicto, accidente o catástrofe natural que entropezca el tráfico marítimo y corte el abastecimiento alimentario.

 

 Nuestro “modelo agropecuario” no es capaz ni de asegurar ni siquiera un mínimo 20% de autoconsumo, estando en un 5, o un 7% siendo muy optimistas. Esto quiere decir que ante cualquier acontecimiento internacional, estaríamos condenados a morirnos de hambre, ya que los cálculos más optimistas sitúan en unos tres meses la disposición de alguna comida, aunque las Grandes Superficies hablaban de existencias (Generales) todo lo más para quince días (Dependiendo de qué productos se trate me imagino) (http://diariodeavisos.elespanol.com/2016/09/paco-gomez-canarias-solo-tiene-comida-para-tres-meses-en-caso-de-emergencia/)

 

Es aterrador que un día podamos despertar y ser vergonzosamente conscientes que todo lo tenemos que traer de fuera, y que si nos cortan el suministro tendremos que aceptar cualquier condición que quieran imponernos. No es posible mayor grado de sometimiento que enfrentarte a morir de hambre o rendirte y claudicar de lo que cualquiera te diga que tienes que hacer. No hace falta decir que eso solo pasa en las Colonias, por tanto nuestro Modelo Agropecuario es de Colonia y consecuentemente, no nos va a dar de comer ni cubrir las necesidades más básicas de la ciudadanía.

 

 

http://www.mageccanarias.info/actualidad/nueva-p%C3%A1gina-718/

http://www.elpaiscanario.com/nacional-la-soberania-alimentaria-necesita-una-reforma-agraria-en-canarias-y-algo-mas/

ANSELMO FELIPE RUKADEN AIT ANAGA