Buscar
01:26h. domingo, 22 de mayo de 2022

Súper imperialismo: la estrategia económica del imperio estadounidense (Entrevista) Ben Norton y Max Blumenthal (19/10/2021) Transcripción y notas de Federico Aguilera Klink

 

FRASE FEDERICO HUDSON

Nota de Chema Tante: Creo que la alternativa es clara. Se puede seguir atendiendo a la información tergiversada y la opinión vendida, sobre lo que pasa en Ucrania, o ver lo que dicen economistas que saben, como Hudson. El trabajo de federico Aguilera Klink es soberbio. Sin embargo, mucha gente seguirá embaucada pensando que USA  y sus mesnadas angloeuropeas están defendiendo los valores de la cultura occidental, al mejor estilo del "Rusia es culpable"

Súper imperialismo: la estrategia económica del imperio estadounidense (Entrevista a Michael Hudson)  Ben Norton y Max Blumenthal (19/10/2021)  Transcripción y notas de Federico Aguilera Klink

 Comenta Federico Aguilera Klink: 

federico aguilera klinkLa situación de posible guerra con la excusa de Ucrania, provocada por las mentiras de EEUU-GB y la UE, cada vez va quedando más clara, en el sentido de que es fundamentalmente un intento de acabar con Putin, para que Rusia pueda ser saqueada por las mafias económicas Occidentales (y locales) como ya hicieron gracias a Yeltsin en los 90.

Es, a la vez, un paso para hacer lo mismo con China.

Se habla mucho de las mentiras sobre una posible invasión de Ucrania por Rusia que “justificaría” la respuesta mafiosa. Rusia parece que no entra al trapo por lo que grupos especiales de los ejércitos de EEUU y GB parece que llevan tiempo entrenando y preparando atentados terroristas, de falsa bandera, que los “periodistas” presstitutos a la carta achacarían inmediatamente a Rusia.

Pero apenas se habla de las medidas de desdolarización tomadas por China, Rusia, Irán y algunos países más que, de seguir avanzando, hundirían para siempre a la economía de EEUU. Este país, sin poder vender e imponer su papelito, el dólar, y sin vender armamento de su industria militar que provoca continuamente guerras (abriendo mercados una y otra vez) es un país acabado, tocado, hundido.

Por eso aconsejo la lectura de este extracto de la entrevista al economista norteamericano Michael Hudson que, en mi opinión, aporta una explicación que es clave y que los gobiernos y universidades ignoran. He revisado la traducción automática tratando de corregir errores y he resumido el texto.

Aunque La casa de mi tía publicó en su día la referencia a la entrevista, a la vista de los sucesos en Ucrania, he hecho un resumen de una parte que me parece muy oportuna...

 

FRASE HUDSON

Súper imperialismo: la estrategia económica del imperio estadounidense (Entrevista a Michael Hudson)  Ben Norton y Max Blumenthal (19/10/2021)

Michael Hudson analiza las motivaciones financieras detrás de la nueva guerra fría de Estados Unidos contra China y Rusia y la transición en curso de un sistema dolarizado a uno multipolar y desdolarizado.

 BEN NORTON : Su primera edición de Super Imperialismo se publicó después de que Richard Nixon sacara el dólar del oro a principios de la década de 1970. Y luego se publicó la segunda edición después del 11 de septiembre y el comienzo de la Guerra contra el Terror, que representa una especie de nueva fase del imperialismo. Y finalmente, se acaba de publicar su tercera edición aquí, y su nueva edición abarca la nueva guerra fría.

El capítulo final habla de la creciente competencia económica entre Estados Unidos por un lado y China y Rusia por el otro. Y habla del movimiento hacia una "economía multipolar desdolarizada". Entonces, ¿puede hablar sobre las diferencias en las ediciones y cómo reflejan los cambios en el superimperialismo estadounidense, el sistema que describió en la década de 1970?

MICHAEL HUDSON : Bueno, la primera edición se publicó en septiembre de 1972, 13 meses después de que el presidente Nixon sacara el dólar del patrón oro. Y todo el mundo estaba preocupado de que, oh, sin oro, ¿cómo vamos a controlar el mundo? ¿Cómo vamos a controlar Europa? Porque estamos perdiendo todo el oro.

Porque todo el déficit de la balanza de pagos en los años cincuenta, sesenta y principios de los setenta provino del gasto militar. Y pensaron que si tuvieras que perder tu reserva de oro, que era la fuente del poder mundial, como resultado del gasto militar, ¿cómo puedes controlar el mundo?

Bueno, lo que escribí fue que había una nueva forma de controlar el mundo , porque ahora que EEUU había obligado a otros bancos centrales a no comprar oro, ¿qué iban a hacer? Lo que podían era reciclar los excedentes en dólares que estaban obteniendo para comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos. Porque eso es lo que harían los bancos centrales; comprarían bonos del Tesoro.

Entonces lo que dije fue que todo este déficit proveniente del gasto militar en el exterior lo van a reciclar a los Estados Unidos los bancos centrales que tienen que reciclar esos dólares, de lo contrario sus monedas van a subir mucho, encarecerá sus exportaciones dejándolas fuera del mercado, y hará que sus economías estén básicamente sobrevaloradas.

Entonces, para evitar esto, comprarán valores en dólares estadounidenses, y Estados Unidos no permitiría que comprasen acciones de las grandes empresas; no les permitiría comprar nada importante, solo bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Por tanto, la ironía es que cuanto mayor era el déficit de la balanza de pagos, más dinero se reciclaba para financiar el déficit presupuestario de Estados Unidos, que también era en gran parte militar.

Las principales compras del libro las hicieron la CIA y el Departamento de Defensa. Herman Kahn me contrató para el Instituto Hudson y me dio una gran subvención para que le explicara al gobierno cómo estaba funcionando el imperialismo. Y el gobierno de los Estados Unidos usó esto como un manual.

Hace 10 ó 15 años, comencé a trabajar en China y el gobierno chino quería que hiciera una nueva versión para actualizarla como una clave para ver cómo podrían desdolarizar su economía

Y desde su punto de vista, quieren ver cómo pueden desacoplarse no solo de Estados Unidos, sino de Occidente. No consideran que haya competencia entre China y Estados Unidos, ciertamente no competencia industrial.

Estados Unidos decidió que se iba a desindustrializar, porque sus corporaciones esencialmente podían contratar mano de obra más barata en el extranjero de la que podrían contratar en Estados Unidos.

Así pues, Estados Unidos se ha orientado mucho al negocio de la deuda y se ha privatizado. Desde la Revolución Reagan, la economía estadounidense fue Thatcherizada, y eso la convirtió en una economía de alto coste.

El coste de la vivienda ha subido mucho. El coste del seguro médico ha aumentado enormemente. La carga de la deuda ha aumentado. Y Estados Unidos ahora se ha quedado fuera del mercado, en términos de producción.

Entonces, China y Rusia ven a Estados Unidos como una lección objetiva, cómo evitar aquí la dinámica que ocurrió en Estados Unidos. No tiene nada que ver con el capitalismo contra el socialismo u otros ismos. Tiene que ver con la dinámica básica de la deuda.

Y China se da cuenta y dice, de acuerdo, vamos a hacer que nuestra economía sea productiva de la manera en que lo hicieron Estados Unidos y Alemania en el siglo XIX. Es una economía mixta. Y como economía mixta, vamos a hacer que el gobierno proporcione los servicios básicos a un precio subsidiado, en lugar de permitir que se privaticen, para que podamos tener una economía de bajo precio.

Y el objetico público más importante para China, igual que para Rusia, es mantener la creación de dinero, la banca y el crédito bajo control público.

Por ejemplo, en este momento, ha visto los problemas y las noticias sobre la empresa china [Evergrande] teniendo dificultades. Y en Estados Unidos, si la corporación inmobiliaria más grande como BlackRock se hundiera, eso derribaría a los bancos; derribaría todo. No tiene una onda expansiva en China, porque las deudas se deben al gobierno, y el gobierno simplemente puede cancelar la deuda.

Puede decidir qué hacer para proteger a los compradores de viviendas que invierten dinero en la compra de apartamentos a precios bajos. Puede gravar la renta de la tierra para evitar que la vivienda sea esencialmente financiarizada. China está tratando de desfinanciar sus propiedades inmobiliarias, desfinanciarizar su industria.

No es una rivalidad con Estados Unidos; es un rechazo a toda la estructura neoliberal que Estados Unidos ha puesto en marcha.

Y lo que discuto sobre el superimperialismo es cómo se crearon el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional como un medio para imponer una estructura neoliberal y antigubernamental en el mundo para evitar que otros países regulen su industria o regulen su agricultura.

Básicamente, la función del Banco Mundial era hacer que los países del Tercer Mundo, el Sur Global, dependieran de los Estados Unidos para su suministro de alimentos, financiando únicamente la agricultura de exportación, las plantaciones de exportación y no el cultivo de sus propios alimentos.

La función del FMI era utilizar el aumento de la deuda para obligar a otros países a imponer austeridad a sus poblaciones y, en esencia, decir que controlaremos qué gobierno tiene usted, porque si su gobierno hace algo que a los funcionarios de los Estados Unidos no les gusta, nosotros hundiremos tu moneda, impondremos la austeridad sobre ti, y serás expulsado del poder.

Entonces, esencialmente, Estados Unidos, lo que llama las organizaciones internacionales, como si fuera una organización mundial, es en realidad una herramienta muy nacionalista de los Estados Unidos para distorsionar la agricultura, la industria y el desarrollo comercial de otros países, para servir a los intereses estadounidenses y, específicamente, a los intereses financieros estadounidenses.

Y el modo de control, obviamente, ya no es militar; es financiero. Y el superimperialismo trata de cómo Estados Unidos se diferencia del colonialismo europeo al controlar el mundo financiera y encubiertamente, políticamente, no por la fuerza militar.

Y, sin embargo, todo esto requiere un enorme subsidio de los países extranjeros que ahora se están desvinculando del dólar y ya no le dan a Estados Unidos gratis lo que ha estado obteniendo desde 1971, cuando todos los gobiernos tenían que comprar bonos del Tesoro con sus superávits de la balanza de pagos. Ahora están comprando oro. Están comprando divisas de otros países. Están haciendo de todo menos tener dólares. Y ese es el gran cambio en el mundo.

Entonces, cuando los chinos me pidieron que reescribiera este libro para su audiencia, y paso mucho tiempo en China, pensé, bueno, voy a actualizar mi libro, lo voy a reeditar, voy a incluir algunos aspectos que no incluí antes y voy a mostrar cómo el marco de las relaciones internacionales se ha transformado de una manera que no se discute en la prensa.

BEN NORTON : Profesor Hudson, para complementar su análisis, dijo que ya no se trata de dominación militar, sino financiera. Yo diría que son ambos, y que son dos caras de una misma moneda que se refuerzan mutuamente.

Uno de los puntos que destaca a lo largo del libro es que el ejército estadounidense ocupa muchas partes del mundo, incluido Japón desde 1945, Corea desde la década de 1950, principios de la de 1950; hay tropas en Alemania y muchos otros países.

Así que la presencia militar estadounidense claramente en Afganistán y Siria en este momento e Irak, sigue siendo una gran parte de ella, pero como complemento, señala en su libro, es que esas ocupaciones militares estadounidenses son esencialmente pagadas por el país que está siendo ocupada por el ejército estadounidense.

¿Puedes explicar cómo funciona eso? Y cómo ese esquema - sigues llamándolo en tu libro, una y otra vez, un almuerzo gratis, que Estados Unidos tiene un almuerzo gratis; ha logrado un esquema económico que ningún otro país pudo lograr. ¿Puedes explicar cómo eso todavía funciona hoy?

MICHAEL HUDSON : Bueno, no es que el país que aloja a las tropas esté pagando; son en general los países con superávit en la Balanza de pagos. Es Arabia Saudita; es Alemania; son los países prósperos los que están pagando. Esto es lo que sucede. Y esto es lo que sucedió durante la Guerra de Vietnam. Y esto es lo que no estaba en los Documentos de Vietnam que pidió McNamara.

Cuando Estados Unidos gastó dinero en Vietnam, o cuando lo gasta ahora en el Cercano Oriente o en las 800 bases militares que tiene, estos dólares van a la economía nacional. Y cuando estás en Japón y Corea, ¿qué haces?  Conviertes estos dólares, realizas una exportación, se los entregas a tu banco central y obtienes el importe en tu moneda local.

El banco central se queda con estos dólares que se desprenden del gasto militar estadounidense. ¿Y qué va a hacer el banco central con los dólares? Bueno, bancos centrales: Estados Unidos ya se lo dijo a Japón en la década de 1970 y también en 1986 cuando Japón básicamente financiaba, el 22 por ciento de todo el déficit presupuestario de Estados Unidos.

Y Estados Unidos dijo, mira, no te vamos a permitir comprar ninguna empresa importante. Vamos a permitir que otros antiguos vendedores de whisky, la gente de Seagram, compren DuPont, pero no te dejaremos comprar DuPont, porque eres japonés.

No te vamos a dejar comprar una empresa. Puedes comprar el Rockefeller Center y perder mil millones de dólares en él. Puedes comprar un campo de golf en Pebble Beach. Pero en realidad, tendrá que tomar el dinero que obtiene en Japón para las exportaciones estadounidenses y tendrá que invertirlo en letras del Tesoro. De lo contrario, le impondremos aranceles punitivos y haremos algo que no le guste.

Porque recuerden, ustedes japoneses, son los yakuza, son los gángsters que pusimos en el poder para luchar contra los socialistas, para asegurarnos de que Japón no se volviera socialista. Ustedes son las pandillas así es que van a  hacer lo que te decimos.

Y Japón hizo exactamente lo que Estados Unidos les dijo que hicieran, recicló sus ganancias de exportación de automóviles y sus exportaciones electrónicas para ayudar a financiar el déficit de la balanza de pagos de Estados Unidos y el déficit presupuestario de Estados Unidos simultáneamente. Entonces fueron Japón, Alemania, Francia, otros países los que terminaron con todos estos dólares que se gastan en el exterior.

Por ejemplo, el dinero que Estados Unidos gastó en Vietnam, que antes era la Indochina francesa, todo el dinero se envió a los bancos franceses. Y el general De Gaulle entregaba los dólares que el ejército tiraba en Vietnam para comprar oro todos los meses. Alemania hizo lo mismo con estos dólares.

Entonces, básicamente, Estados Unidos quiere mostrar que tiene la capacidad de decir  tenemos poder, podemos arruinar su economía. Si no hace lo que decimos, podemos hacer que se parezca a Libia, podemos hacer que se parezca a Irak y podemos destrozarlo. Podemos hacer que te guste Afganistán.

Tenemos poder. No tenemos poder económico. No tenemos productividad. No tenemos poder competitivo. Pero podemos destruirte, y estamos dispuestos a destruirte, porque de lo contrario nos hundiremos. Y no nos sentiremos seguros a menos que tengamos el poder de destruirte y evitar que tengas el poder de defenderte y protegerte.

Así es que, EEUU puede hacer esto ya que puede controlar el sistema financiero que recicla todo este gasto militar en el extranjero en el propio EEUU; de lo contrario, Estados Unidos tendría que imprimir el dinero o gravar a sus corporaciones y personas, lo que haría esto aún más costoso.

De modo que Estados Unidos esencialmente se ha arrinconado como resultado de su gasto militar. Ha perdido su ventaja industrial. Ha perdido su competitividad internacional. Y lo único que le queda por hacer es el poder de destruir, si otros países no entregan esencialmente sus economías al control de los EE. UU. Fingen ser objetivos y no nacionalistas al decir, no los estamos controlando, pero el Banco Mundial lo está controlando, el FMI lo está controlando, las organizaciones internacionales lo están controlando.

Pero es un doble rasero. Y mi libro muestra cómo este doble rasero ha pervertido a estas organizaciones aparentemente internacionales en brazos nacionalistas, básicamente, del Departamento de Defensa y del Departamento de Estado.

BEN NORTON : Profesor Hudson, Usted dice en el libro que, desde la década de 1920 hasta la de 1940, Estados Unidos era un acreedor global.

Pero luego, lo que dice es que después de la Guerra de Corea, cuando la Guerra Fría comenzó a calentarse, su argumento es que a partir de los años 50, Estados Unidos pasó de ser el acreedor global a ser el deudor global, por lo que se produjo un cambio importante.

MICHAEL HUDSON : Sí. La diferencia es que la deuda estadounidense con países extranjeros es una deuda que nunca espera pagar, porque ¿cómo se va a pagar? El gobierno de Estados Unidos tiene la deuda con otros gobiernos.

BEN NORTON : En forma de tesorería, bonos del Tesoro.

MICHAEL HUDSON : Bonos del Tesoro. Si, exacto. Y esta deuda se crea básicamente por gasto militar. Entonces Estados Unidos ha podido controlar otros países emitiendo su dinero.

La deuda que tiene Estados Unidos es el dinero de otros países. Las reservas del banco central que mantienen en dólares en bonos del Tesoro se cuentan como sus reservas monetarias para su propia economía.

Así que, al igual que los dólares estadounidenses que tiene en su bolsillo son técnicamente una deuda del Tesoro de los EE. UU., estos billetes de un dólar o billetes de cinco dólares o billetes de 50 dólares, nadie espera que se paguen, porque si se devolvieran, ya no serían dinero.

BEN NORTON : Y nadie puede obligar a Estados Unidos a pagarles debido al ejército estadounidense. Entonces, al final del día, la razón por la que Estados Unidos puede tener este estado de deudor global es porque nadie puede invadirlo.

MICHAEL HUDSON : Ese era el caso hasta hace poco. Bueno, ya sabes, es cierto que Estados Unidos no puede pagar su deuda porque no tiene suficiente oro para pagar. Y no va a pagar de la forma en que América Latina u otros países pagan, vendiendo su industria.

No va a pagar su deuda externa diciendo, ok, ¿Por qué no te llevas Amazon? ¿Por qué no compras General Motors o Boeing? Sabes, no pagaremos dándote la industria tal como exigimos que los países nos brinden su industria cuando están endeudados.

Estados Unidos no va a hacer eso. Pero otros países no tienen que pedir que se les reembolse el dinero. Pueden decir, está bien, no vamos a retener dólares. Entonces, China ha decidido que queremos minimizar nuestras tenencias de dólares, excepto lo que necesitamos para negociar en los mercados de divisas para mantener estable el tipo de cambio.

Rusia evita los dólares. Irán evita los valores. Obviamente, Venezuela está evitando los dólares, porque cualquier cosa que tenga Venezuela, Estados Unidos puede simplemente requisarla de sus cuentas.

Por eso, otros países tienen miedo de tener su oro en Estados Unidos. Incluso Alemania ha dicho que nos devuelvan el oro que tenemos depositado en la Reserva Federal. Ya no confiamos en ti. Danos nuestro oro.

Todo el mundo está tirando el dólar y nadie quiere que le paguen. El dólar ahora es como una papa caliente, y nadie quiere retenerlo, excepto las dóciles economías satélites de los Estados Unidos que no quieren molestar a los Estados Unidos por el poder, el poder de chantaje nada más, que Estados Unidos tiene sobre Políticos europeos, políticos asiáticos, el poder total que Estados Unidos puede ejercer.

Pero otras economías simplemente se están deshaciendo del dólar. Y así, todos estos dólares están siendo cambiados por monedas fuertes, las monedas de cada uno, el oro, la industria de cada uno, los medios de producción económicos reales. Y así estamos acabando con todo el sistema de almuerzo gratis basado en emitir dólares que no serán reembolsados.

Es como si estuvieras yendo a la venta y les firmas un pagaré y luego te preguntan, sabes que tienes una factura del mes pasado y nos debes 50 dólares. Tenemos tu pagaré.

Y tú les dices, pues dale este pagaré a tus proveedores de productos lácteos, o a los de verduras, úsalo como dinero, ya te pagaré algún día. Y de alguna manera tu pagaré, por el que obtuviste algo, se usa como dinero de otras personas. Bueno, eso es lo que hace Estados Unidos a escala global.

La transcripción de la entrevista completa en:

http://www.lacasademitia.es/articulo/economia/super-imperialismo-estrategia-economica-imperio-estadounidense-entrevista-economista-michael-hudson-ben-norton-max-bkumenthal-youtube/20211026233802117711.html

MICHAEL HUDSON RESEÑA

mancheta 40