Buscar
14:24h. Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Vender armas para la guerra o perder los empleos: los partidos en Cádiz eligen trabajo (Raúl Bocanegra en PÚBLICO)

 

FRASE NAVANTIA

El coherente veterano militante socialista señala y comenta este reportaje de Raúl Bocanegra en PÚBICO sobre un tema que no puede analizarse superficialmente. Si se dejan de vender armas a regímenes que las usan para masacrar pueblos, obviamente, los puestos de trabajo corren peligro. Y, es obvio, las gente afectada se queja. Pero la solución a este dilema no es mantener la perversidad, sino buscar nuevas áreas de trabajo. Si los partidos no quieren perder votos, la salida no es seguir colaborando con los genocidas, sino hacer su tarea: buscar nuevos clientes, nuevas actividades. Lo que piden las personas de Navantia no es fabricar armas, sino trabajar. Ese es el reto.

Escribe Antonio Aguado:

antonio aguado peqLa gran baronesa Susana Díaz y el alcalde de Cadiz Kichy de Podemos (Anticapitalistas) unidos en la indecencia. 

Por supuesto que hay que abogar y reclamar el pleno empleo y que este sea justo y digno, pero no a cualquier precio como es la producción de material de guerra, con el daño que hace a tantos inocentes muertos, heridos y desplazados de sus poblaciones para poder preservar sus vidas. 

Aparte de la indecencia anteponiendo trabajo a la vida de tantos miles de personas, es innegable la gran irresponsabilidad de quienes adoptan estos acuerdos “comerciales”, si tenemos en cuanta la existencia del terrorismo yihadista y las represalias que llevan a efecto mediante atentados en los países beligerantes o enemigos para vengar a sus víctimas.   

Salud(os).  Antonio Aguado Suárez

 

Si el Gobierno, y, por tanto, España, decide participar del negocio internacional de la venta de armas, como en efecto así lo hace, poco se puede hacer desde Cádiz, salvo opinar. En la provincia (además de los Astilleros que fabrican los buques) está la base estadounidense de Rota, que genera también por supuesto intensos debates, polémicas, reflexiones y aceptaciones y rechazos de diverso tenor.

En este caso concreto, el de las bombas y las corbetas, las formaciones políticas y los dirigentes políticos de toda la provincia y de todos los colores lo han tenido claro. Al calor de las movilizaciones sindicales, con cortes de carreteras incluidos, el mensaje es nítido: con el empleo en Cádiz no se juega.

Todo el reportaje de Raúl Bocanegra en PÚBLICO

https://www.publico.es/economia/vender-armas-guerra-o-perder-empleos-cadiz.html

MANCHETA DONACIONES