Buscar
02:49h. Miércoles, 08 de abril de 2020

El virus, el balcón y las golondrinas que no volverán, Joaquim Bosch en EL DIARIO

 

FRASE BOSCH

Volveré a decir, yo, Chema Tante, que to que nos pasa en este estado de derecha español es culpa de un sistema que no permite llegar al poder a la gente buena. Qué sería de este reino de Felipe el último si gobernaran personas como Joaquim Bosch. Vean este artículo suyo que recomienda el coherente veterano militante Antonio Aguado en ELDIARIO. El desastre brutal económico que  nos viene lo será sí, como dice Bosch, para la gente pobre. Las oligarquías y los esbirros y las esbirras que las sirven, ni se enterarán. Porque ahora, sigue diciendo el eximio magistrado, va a haber menos riqueza, sin embargo, el reparto seguirá siendo tan injusto como siempre. A menos que hagamos que las becquerianas golondrinas vuelen para todo el mundo.

La regresión económica provocará un menor volumen de bienes a repartir. Y habrá de afrontarse cómo se distribuyen. Las recetas de la Gran Recesión se pueden volver a aplicar. Conocemos bien lo que sucedió en nuestro país: las élites económicas salieron reforzadas y más enriquecidas; los sectores más débiles de la sociedad fueron duramente castigados. La historia nunca se repite, pero a veces rima. Una conmoción colectiva como la que está causando el coronavirus puede estimular esa forma de repartir los sacrificios.

Como nos explicó Naomi Klein, en estado de shock resulta bastante más sencillo imponer a la ciudadanía soluciones injustas, ante el miedo de que la existencia pueda ser aún peor. Lo comprobamos durante la crisis financiera. Además, en palabras de Byung-Chul Han, bastantes dirigentes occidentales están cada vez más fascinados por los métodos del autoritarismo digital de países como China o Corea del Sur, cuya traslación a nuestras sociedades sería devastadora para las libertades y los derechos sociales.

Como sabía Bécquer, a veces hay formas de dicha que no regresan y golondrinas oscuras que se van para siempre. Pero pueden llegar otros tiempos ilusionantes si los sabemos construir. Estamos empezando a cimentarlos justo ahora, si no aceptamos imposiciones inaceptables. El futuro no se puede adivinar, pero sí se puede consentir.

 

Todo el sensible artículo de Bosch en

https://www.eldiario.es/tribunaabierta/virus-balcon-golondrinas-volveran_6_1009009139.html

joaquim bosch reseña

EL DIARIO

MANCHETA 10