Buscar
06:20h. Miércoles, 27 de mayo de 2020

Volver a la "normalidad" sería autocondenarse, Leonardo Boff - No habrá regreso a la normalidad, Slavoj Zizek en OBSERVATORIO DE LA CRISIS

 

 

frase boff zizec

¿Cómo será la "nueva normalidad"? Más preguntas que respuestas, escribe Federico Aguilera Klink al recomendar estos dos textos firmados respectivamente por Leonardo Boff y Slavoj Zizek en OBSERVATORIO DE LA CRISIS. Tanto el brasileño como el filósofo coinciden en que si las fuerzas sociales, los poderes económicos y la gente de la política no asumen el aviso que ha mandado la "Tierra viva" y pretenden retornar al estado desastroso de cosas que ha desencadenado esta pandemia y está llevando a la Humanidad a la desaparición, el futuro será pavoroso. Tiene razón, digo yo, Chema Tante, Federico Aguilera Klink, las preguntas son más que las respuestas, pero tenemos una certeza, si seguimos igual, perecemos.

leonardo boff

Volver a la anterior configuración del mundo, hegemonizado por el capitalismo neoliberal, incapaz de resolver sus contradicciones internas – y cuyo ADN es su voracidad por un crecimiento ilimitado a costa de la sobreexplotación de la naturaleza y la indiferencia ante la pobreza y la miseria de la gran mayoría de la humanidad producida por ella -, es olvidar que dicha configuración está sacudiendo los cimientos ecológicos que sostienen toda la Vida en el planeta. Volver a la “normalidad” anterior (business as usual) sería prolongar una situación que podría implicar nuestra propia destrucción.

https://observatoriocrisis.com/2020/05/08/volver-a-la-normalidad-seria-autocondenarse/

 

SLAVOJ ZIZEK

No es la visión de un futuro luminoso sino más bien la de un «comunismo del desastre» como un antídoto al «capitalismo del desastre». El Estado no solo debería asumir un papel mucho más activo como reorganizar la fabricación de los productos imprescindibles (mascarillas, kits de pruebas, respiradores) requisar hoteles y complejos de vacaciones, garantizar la supervivencia a todos los desempleados, etc. El Estado tiene la imperiosa necesidad de no abandonarnos a los desalmados mecanismos del mercado capitalista.

Solo hay que pensar en los millones de personas, como los que trabajan en la industria turística, cuyos trabajos se perderán. Su destino no puede quedar en manos del mercado o de estímulos puntuales. Y no nos olvidemos de los refugiados que todavía intentan entrar en Europa. ¿De verdad no podemos comprender su desesperación cuando sigue siendo un destino atractivo para ellos un territorio xenófobo y bajo confinamiento?

https://observatoriocrisis.com/2020/05/07/slavoj-zizek-no-habra-regreso-a-la-normalidad/

 

MANCHETA 21