Buscar
09:18h. domingo, 23 de enero de 2022

se dan motivos de sobra para el recelo por parte de la población

​El “autocuidado” de Ayuso cautiva a la Ministra Darias - por Arturo Borges Álamo, médico

 

frase borges

 

​El “autocuidado” de Ayuso cautiva a la Ministra Darias - por Arturo Borges Álamo, médico *

En la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se ha impuesto, a partir del pasado día 29 de diciembre, la estrategia ayusiana-liberal de “vive (o muere) y deja vivir (o morir)”.

Una semana después de que Díaz Ayuso haya inventado el “autocuidado”o “búscate la vida, no cuentes con el sistema sanitario”, esta nueva estrategia ayusiana es adoptada por la Comisión de Salud Pública del SNS: El periodo de cuarentena es aquel en el que un contacto estrecho debe evitar contactos porque puede estar desarrollando la enfermedad. “Para los no vacunados que han sido contactos estrechos de un positivo, se reduce su cuarentena de diez a siete días; Se establece un periodo de 7 días para el aislamiento de los casos confirmados asintomáticos o con síntomas leves, si en el momento de finalización de este periodo la persona está asintomática; No se realizará la identificación de contactos estrechos, salvo en aquellos ámbitos en los que la exposición se considere de alto riesgo por la presencia de personas con una mayor vulnerabilidad; los casos confirmados deben informar a sus contactos estrechos de esta situación y las de su situación de contacto; Se promoverán campañas para trasladar los mensajes esenciales a la población sobre las actuaciones ante la presencia de síntomas, la realización de test diagnósticos y la interpretación de sus resultados y las recomendaciones si son contactos estrechos”……

La cuarentena de los contactos estrechos es una medida fundamental y sin embargo se reduce ese periodo recomendándose durante el resto del tiempo hasta completar los diez días “extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla. Especialmente se debe evitar el contacto con personas vulnerables”.

Todo ello cuando no hay aún suficiente evidencia de que la variante ómicron tenga un periodo de incubación más corto, por ello se debe esperar a conocer mejor dicha variante y solo entonces actuar en consecuencia. Es evidente que detrás de todo esto están los intereses económicos, con ómicron se duplican los casos cada 5-6 días. En 10 días podríamos tener que aislar a más de 200.000 personas y si sumamos cuatro contactos por caso, alcanzamos el millón, con aislamiento o cuarentena para cada uno. Afectaría a bomberos, policías, trenes, distribución de alimentos, medios de comunicación….Y la mayoría sin síntomas o con cuadros muy leves pero siempre con la amenaza de colapso hospitalario, y en particular de UCIs, con su secuela de incremento de la mortalidad.

Ministra Darias en CIT del SNS

Darias en reunión telemática del Consejo Interterritorrial del SNS. EFE

De todos modos, expertos en epidemiología y la OMS dudan de esta decisión adoptada cuando España afronta cifras récord de contagios nunca antes vistas durante la pandemia del coronavirus. Los positivos pueden seguir contagiando más allá del séptimo día. A causa de la reducción de las cuarentenas de las personas contagiadas por coronavirus en algunos países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Grecia o Italia, Michael Ryan, director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, ya había advertido que hay »que tener cuidado con los cambios de estrategias» y es importante »no crear confusión» en la ciudadanía de cada país.

Lo razonable sería adoptar estrategias efectivas de reducción de interacciones entre personas, apoyadas en la potenciación de los dispositivos locales de Salud Pública, de Atención Primaria, en confinamientos limitados ayudados por un testeo masivo y un extensivo rastreo de contactos. En estos momentos todos los dispositivos señalados están desbordados, dada su precariedad producto del abandono de décadas, así como el rastreo y la capacidad de hacer PCR . Por el contrario, se pone el acento en el certificado Covid o se opta por estrategias de “autocuidados” buscando siempre “no interferir en la economía”.

Se ha generado confusión y desconfianza, además de con la falsa seguridad de que con la vacunación bastaba, con medidas de nula utilidad muy contestadas por los expertos, como los test para reuniones; con la apuesta de que no vamos a tener tantas hospitalizaciones (que dependerá de la relación entre la reducción de la gravedad y el incremento de casos), con el recurso a la levedad de la infección y el “ahora es un catarro” (que puede ser verdad caso a caso, pero no agregadamente ); y hasta con el anunciado final de la pandemia.

También Sánchez al justificar las cuarentenas de siete días coincide con Ayuso en la argumentación neoliberal, ¡como no!,  de “equilibrar salud y economía”. La pandemia, según el presidente del Gobierno español, ¡no ha sido un freno para el país!, “sino un acelerador para impulsar las reformas y avances que necesita España.

Por tanto, en el escenario descrito se dan motivos de sobra para el recelo por parte de la población, las medidas de reducción de los periodos de cuarentena y aislamiento se percibirán como abandono, “ya ni nos hacen pruebas y sueltan a los contagiados para que trabajen aunque contagien”. Aumentará el malestar social en una situación muy compleja cuya lectura ideológica y política debilita la apuesta por la Sanidad Pública, como pretenden los sectores neoliberales presentes tanto en el Gobierno central como en los gobiernos autonómicos.

*Gracias a Arturo Borges Álamo y a HOJAS DE DEBATE

arturo borges álamo

https://hojasdebate.es/sanidad/autocuidado-ayuso-cautiva-ministra-darias/

HOJAS DE DEBATE

mancheta 40