Buscar
21:52h. miércoles, 25 de mayo de 2022

El accidente del vuelo de la Germanwings, el asunto griego y, las Andaluzas y Departamentales francesas - por Carlos Ortiz de Zárate

La tragedia de los Alpes lleva ya varios días monopolizando la actualidad; las negociaciones entre el gobierno griego y la UE apenas son mencionadas y cuando se hace, se levantan malos augurios. Se ha hablado un poco más de las Andaluzas y se ha hecho alguna mención a las elecciones francesas.

El accidente del vuelo de la Germanwings, el asunto griego y,  las Andaluzas y Departamentales francesas - por Carlos Ortiz de Zárate *

 

La tragedia de los Alpes lleva ya varios días monopolizando la actualidad; las negociaciones entre el gobierno griego y la UE apenas son mencionadas y cuando se hace, se levantan malos augurios. Se ha hablado un poco más de las Andaluzas y se ha hecho alguna mención a las elecciones francesas.

Es evidente que muchos nos sentimos afectados por la seguridad aérea y que queremos solidarizarnos con el dolor de las víctimas. Lo que no resulta tan fácil de comprender es que se mantenga tanto tiempo el espectáculo cuando no hay elementos que añadir y que se haga en detrimento de asuntos presentes que impactan más en la cotidianidad de los ciudadanos.

Es cansino; hemos visto ya muchos ceremoniales institucionales de duelo y también sabemos que después se olvidan sin resolver, como ocurre con los más recientes casos de tragedias similares, Jack 42, Vuelo de Spanair, Alvia, Metro de Valencia… Sobra la foto de Hollande, Merkel y Rajoy, sobran muchas cosas, pero el tema sigue ahí, sin más, como si nada.

Mientras tanto, la abstención; casi la mitad de los votantes, arrasa en dos Estados miembros de una UE que se niega a aceptar el programa que ha sido elegido por la aplastante mayoría de los griegos

Hace tiempo que la CNN presume de su slogan: “Está pasando. Lo estás viendo”. Lo ha conseguido la cadena y todos los poderosos que se han hecho con los medios de “opinión” Han logrado, una vez más, que se impongan sus potentes pantallas de la actualidad. Los que escapamos estamos divididos o se abstienen. ¿Hasta cuándo?

 

* Publicado con autorización del autor