Buscar
08:32h. viernes, 20 de mayo de 2022

La alcaldesa Botella siguió la invasión de bolardos ilegales - por Manuel Zarrabeitia

Si los bolardos fueran determinantes para no aparcar o invadir las aceras, ¿podrían no estar previstos ni siquiera nombrados en los textos legales de Tráfico y Seguridad Vial? Una hilera de bolardos es una barrera física ilegal y procede de inmediato la eliminación de tantas y tantas ilegales que nunca se debieron consentir.


La alcaldesa Botella siguió la invasión de bolardos ilegales - por Manuel Zarrabeitia *


Si los bolardos fueran determinantes para no aparcar o invadir las aceras, ¿podrían no estar previstos ni siquiera nombrados en los textos legales de Tráfico y Seguridad Vial? Una hilera de bolardos es una barrera física ilegal y procede de inmediato la eliminación de tantas y tantas ilegales que nunca se debieron consentir.

Con estos antecedentes se pidió a la alcaldesa Botella, 'protectora' de los bolardos, como la ex alcaldesa de Sevilla actual Defensora del Pueblo, que intercediese para evitar la invasión de bolardos ilegales en Madrid y en Las Palmas de Gran Canaria que deben ser investigados por el Ministerio Fiscal, pues también pedimos antes a la señora Botella que nos informase de la cuantía total de los bolardos de Gallardón y los siguientes de su actual mandato y no se dignó contestar, siguió la invasión y, reciente, cometió el error de instalar nada menos que 1.180 bolardos y 776 separadores de carril, entre otras partidas más, en el pulmón verde de Madrid de La Casa de Campo que, ningún carril bici está determinado que pueda delimitarse con bolardos y separadores sino, simplemente, con la raya continua blanca y, tal vez, con el color del firme, y las placas de separadores son obstáculos físicos no permitidos en los espacios públicos. Esos bolardos y los separadores son ilegales y deben ser eliminados.

Ya habíamos reiterado a la señora Botella. qua antes de su marcha no siguiera la invasión de bolardos ilegales en Madrid la capital europea más invadida de bolardos como dijo un comentarista "la densidad de los bolardos es mucho mayor que la de cualquier planta, en vez de árboles se plantaron bolardos" y no se comenzó la eliminación de las hileras de bolardos y la sustitución de las mismas por rayas continuas blancas que sería bien acogido muy favorable como han sido otras mejoras y reformas del referido pulmón verde de La Casa de Campo.

Creemos que el fiscal Gallardón y la alcaldesa Botella también letrada en Derecho que siguió la misma iniciativa de la invasión de bolardos, irresponsables e incompetentes, cometieron malversación de fondos públicos y prevaricación y procede, como ya indicábamos, que sean investigados por el Ministerio Fiscal. Se estiman en más de 700.000 bolardos y obstáculos físicos, sobre todo, a invidentes y discapacitados, auténticos obstáculos prohibidos toda la vida en los espacios públicos.

Que coincidencia con Gallardón, varios ex alcaldes de capitales como Soria López, Soledad Becerril, Saavedra y Cardona y la actual alcaldesa Botella, todos tuvieron nula actuación en la eliminación de los bolardos ilegales fueron 'protectores' y 4 de ellos premiados en sus ceses y nombrados ministros, y 2 además de ministros, Defensora del Pueblo, señora Becerril y Diputado del Común de Canarias señor Saavedra que, al igual que Gallardón nunca debieron ser nombrados en dichos cargos. ¿También será premiada en su cese la señora Botella como Gallardón con algún cargo honorífico vitalicio y coche oficial de alta gama?


Firmado, Manuel Zarrabeitia

* Publicado con autorización del autor