Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 08:03h.

uno de los más preclaros hijos de la Gran Canaria -tiene más-

Alfredo Kraus, un grancanario en el Olimpo - por Erasmo Quintana

 

FRASE E KRAUS

Alfredo Kraus, un grancanario en el Olimpo - por Erasmo Quintana *

JUAN CARLOS FELIPE
LOS BORBÓN

Ahora que, como país que se dice plenodemocrático, nos ahogamos en la vergüenza colectiva de las andanzas nada edificantes del anterior Jefe del Estado, con seculares problemas de bragueta y de poner su bienestar económico a salvo de impuestos en paraísos fiscales, hechos por los que fue repudiado por su propio hijo, celoso de conservar la Corona y primera jefatura política del Sistema heredado del franquismo, tragando saliva este fin de semana tendrá que reunirse con él, que es su padre. Para sustraernos de tan malhadado trance los invito, mis amigos, a ocuparnos de algo sin duda más grato a nuestro ánimo en exceso castigado como vemos. Para ello, siempre es oportuno hablar de un grancanario universal, Alfredo Kraus Trujillo, ése que dio a conocer y paseó a su isla, Gran Canaria, por los principales foros culturales del mundo.

ALFREDO KRAUS
ALFREDO KRAUS
ALFREDO KRAUS NIÑO
ALFREDO KRAUS NIÑO

El tenor Alfredo Kraus fue un niño prodigio. A los cuatro años comienza a estudiar piano, y ya en el colegio, nunca había abierto la boca, pero cuando el profesor preguntó quién quería cantar en el coro de la Iglesia, él fue el primero en levantar la mano y responder: “yo quiero cantar en la coral”, sin pensarlo y sin realmente saber en qué consistía aquello. Escuchaba la radio, pero también tenía en su vivienda -la que actualmente es la Casa de Colón, entonces sede de LA PROVINCIA, de la que era gerente el padre de Kraus- un fonógrafo de la casa Edison, donde ponía sus discos preferidos. Así fue cómo descubrió a cantantes italianos como Mario del Mónaco o Tito Schipa, interpretando arias de ópera que le impresionaban. En el canto, a lo serio ya, debutó en los coros de Los Peregrinos de Tannhaüser. de Wagner.

DEL MONACO, SCHIPA, WAGNER
DEL MONACO, SCHIPA, WAGNER

Una señora de aquí, doña María Suárez Fiol, fue quien junto al Maestro Fernando Obradors, la que organizaba los encuentros. Doña María reunía en su casa a chicas y chicos dotados de bonita voz y les daba lecciones de canto. Así fue como se lo tomó en serio.

MARÍA SUÁREZ FIOL FERNANDO OBRADORS
MARÍA SUÁREZ FIOL PROFESORA DE CANTO
FERNANDO OBRADORS COMPOSITOR,
DIRIGIÓ LA  FILÁRMONICA DE GRAN CANARIA
KRAUS ADOLESCENTE
KRAUS ADOLESCENTE

A los dieciseis años cambió su voz, aunque no bien desarrollada. Su aprendizaje en bel canto lo inició en Barcelona y, después, en Milán. Allí conoció a Gabriel Dussurget, su primer representante. En Milán pues tuvo su primera audición con el aria Fausto de Rigoletto, tras lo cual el Sr. Dussurget declaró tajante: “Le contrato inmediatamente, pero a condición de cantar Tosca”, que no estaba en el repertorio del artista grancanario. 

GABRIEL DUSSURGET
GABRIEL DUSSURGET

Porque su padre se lo pidió, Kraus terminó la carrera de Perito Industrial, en 1950. Pero, en septiembre de 1955 (contaba veintiocho años), es la fecha en que firmó su debut artístico en tierras de El Cairo, acto que tendría lugar en enero del 56.

ALFREDO KRAUS, TOSCA 1956
ALFREDO KRAUS, TOSCA 1956

Recuerdo como si de ahora se tratara, la gran expectación que se produjo en Gáldar. Téngase en cuenta que su madre, de apellido Trujillo, era natural de la ciudad de los Guanartemes, motivo por el que Alfredo y su hermano Paco eran considerados personajes propios.

FRANCISCO, ALFREDO Y CARMEN KRAUS
FRANCISCO, ALFREDO Y CARMEN KRAUS

En todas las radios -en aquella época no había televisión-, sobre las cinco de la tarde oíamos la divinizada voz de su concierto debutante en aquel país del lejano Oriente con emoción y mezcla de mucho orgullo, pues el protagonista de aquel evento era alguien que considerábamos nuestro. Después de aquella efemérides, nos acabamos acostumbrando a los continuos triunfos que se sucedieron después. Profesionalmente, todo era nuevo para él: los maquillajes, el vestuario, los movimientos escénicos y cantar sin dejar de mirar al director de la orquesta ¡sin mirarle! Este debut de El Cairo, Alfredo lo recordaría siempre, pues le suponía su puesta de largo acompañado de orquesta y la primera vez que lo hacía profesionalmente. Íntimamente para él fue una sensación indescriptible, y todo lo que ello comporta.

Después en Italia llegó La Fenice de Venecia, donde debutó con una obra de Malipiero, Una pasión, lo que le llevó a encararse con La Traviata, acompañado de la soprano Renata Scotto.

KRAUS CON SCOTTO EN LA SONNAMBULA
KRAUS CON SCOTTO EN LA SONNAMBULA

Con ésta haría pareja musical, tanto en Lucía, de Rogoletto, Los Puritanos, como en lA Sonnambula en su estreno de la Scala de Milán. Luego vendría su experiencia de cantar dúos con Magda Oliveros, María Callas y Joan Sutherland. Hizo una gran pareja con la belcantista más grande, María Callas, la cual le llegó a decir que él se encontraba en la misma onda de frecuencia que ella. Y además de: “¡Qué lástima que hayas comenzado a cantar demasiado tarde para mí! ¡Hubiéramos podido hacer tantas cosas juntos..., La Sonnambula incluso, en La Scala!”

KRAUS CALLAS LA TRAVIATA
KRAUS CALLAS LA TRAVIATA

Sus memorables interpretaciones son obras de Donizetti y Bellini: Puritani, Lucía, Don Pasquale, Elisire, Favorita, Lucrezia Borgia, Linda di Chamounix, había empezado con Los pescadores de perlas, de Bizett.

KRAUS "GAYARRE" 1958
KRAUS "GAYARRE" 1958

En 1958, dio vida cinematográfica al gran Gayarre, hermosa película que vimos, cantando Los pescadores de perlas. Aquí obtuvo uno de sus mayores triunfos, personificando de manera magistral al famoso tenor del siglo XIX. Alfredo Kraus debió ser consciente de que su voz no tenía el timbre de un tenor dramático como Enrico Caruso o Miguel Fleta, que su voz era de tenor lírico, lo que le llevó de coz y hoz a la más estricta técnica. Esta la interiorizó desde el principio, alcanzando a casi ser una técnica transgresora. ¡Siempre la técnica belcantista por antonomasia!, que llegó a ser verdaderamente magistral, virtud maravillosa que admiraban sus compatriotas, José Carreras y Plácido Domingo.

DOMINGO Y CARRERAS CON KRAUS
DOMINGO Y CARRERAS CON KRAUS

En vez de estar flagelándonos con la (¿inoportuna visita del emérito, huido a  Abu Dabi, no para explicar con detalle a la Fiscalía Anticorrupción lo que hizo y pedir perdón, sino de vacaciones que todos le pagamos?), mejor ha sido, es lo que creo, dedicar nuestro tiempo a recordar a uno de los más preclaros hijos de la Gran Canaria -tiene más- que nos llena de legítimo orgullo.

ALFREDO KRAUS
ALFREDO KRAUS

Fundación Internacional Alfredo Kraus

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

 

ERASMO QUINTANA

 

MANCHETA FEBRERO22