Buscar
20:28h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

Antología Cercada sigue rompiendo asedios - por Nicolás Guerra Aguiar

Llega a mis manos, por correo, el número 20 de una Revista de Literatura cuya dirección ostenta Jesús Fernández Palacios, poeta y exsubdirector de la revista Atlántica. Aquella que recibo -CAMPO DE AGRAMANTE- viene ahora con aires frescos de nuestra tierra canaria.

Antología Cercada sigue rompiendo asedios - por Nicolás Guerra Aguiar *

 

   Llega a mis manos, por correo, el número 20 de una Revista de Literatura cuya dirección ostenta Jesús Fernández Palacios, poeta y exsubdirector de la revista Atlántica. Aquella que recibo -CAMPO DE AGRAMANTE- viene ahora con aires frescos de nuestra tierra canaria. Terruño que vitalizó vidas y sonó esperanzadoras palabras de cinco poetas (Agustín y José María Millares Sall, Ventura Doreste Velázquez, Pedro Lezcano Montalvo y Ángel Johan), autores de Antología Cercada, obra que vio la luz en Las Palmas (1947). Y nació por más que penumbras, opacidades y sombras cercaban con miedos, bayonetas, fusiles, cárceles y pelotones de fusilamiento a soñadores inmersos en el continuo estado de excepción que fueron los años cuarenta, cincuenta… del siglo pasado. Por suerte, la capacidad intelectual de quienes aquí tenían en sus manos el poder de impedir cualquier edición escrita no era, precisamente, derroche de culturas y conocimientos: por una vez, la ignorancia fue beneficiosa para la literatura.

  La revista que recibo se publica en Jerez de la Frontera, y corresponde a las dos primeras estaciones del año: primavera – verano. La tirada (colabora la andaluza consejería de Educación, Cultura y Deporte) recibe la garantía de la Fundación Caballero Bonald, cuya subdirectora y coordinadora es Josefa Parra Ramos (la remitente) y, a la vez, exquisita poeta (poetisa) en el riguroso sentido de la palabra: Tengo un mapa aprendido de memoria, un pequeño / mapa (apenas tamaño de una gota de lluvia) /señalado con cruces rojas igual que besos.

    Y para avalar aún más la calidad de la revista, figuran en su consejo de redacción conocidas personalidades relacionadas con el mundo literario ya como narradores, poetas, ensayistas, ya como profesores universitarios. Así, por solo citar a unos pocos, Carlos Bousoño (poeta y crítico literario); Alfredo Bryce Echenique (novelista peruano); Anna Caballé Masforroll (profesora de la Universidad de Barcelona); Guillermo Carnero (poeta de los novísimos, profesor, investigador); Celia Fernández Prieto (profesora de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Córdoba) y don (permítame, estimado lector, esta deferencia) Emilio Lledó, filósofo ("No sé si la filosofía está cumpliendo su deber social de orientar a la gente, pero me parece terrible que quieren quitarla de la educación"), humanista, Premio Nacional de las Letras 2014, Premio Alexander Von Humboldt del Gobierno alemán, exprofesor de la Universidad de La Laguna… y a quien no conocí, pero cuya palabra de pensamientos y sentidos éticos de la vida quedó impregnada en muchos de sus alumnos, paisanos nuestros hoy ya jubilados.

   Recordará usted, estimado lector, que Antología Cercada es una obra poética de canarios cuyo mayor delito en la España franquista fue la exquisita ordenación de palabras que denunciaban su angustia ante la ausencia de libertades (de ahí el adjetivo “Cercada”), por ejemplo. Y que, a causa de ella, dos de sus autores estuvieron pendientes de consejos de guerra (Agustín y José María Millares Sall); Pedro Lezcano Montalvo lo sufrió en 1967 (aunque el Ejército perseguía un apellido, Sagaseta, y por eso condenó a dos años de prisión al jovencísimo Salvador); un cuarto (Ángel Johan) había sido condenado a muerte en 1936 (pena conmutada) por gravísimo delito de rebelión militar, pues por telégrafo avisó a Madrid de reuniones de Franco en Las Palmas el 17 de julio de 1936; y el quinto (Ventura Doreste Velázquez) fue vigilado y amenazado por la Brigada Político Social a causa de sus “pensamientos comunistas” cuando residía en Tenerife.

   La Cercada impactó entre pocos poetas, bien es cierto, no ya por su exquisita calidad literaria (dominio de la técnica, de las figuras, ritmos y rimas…) sino, también, por su osadía y atrevimiento: “¿Cómo les han permitido publicarla?”, les pregunta Gabriel Celaya. Y en la España de posguerra fue pionera de la poesía social, comprometida: “Fuisteis los verdaderos pioneros de un movimiento que había de dejar un hondo surco en la marcha de nuestra lírica y además me atrevería a decir que en el mismo decurso de la cultura social”, le escribe el Premio Nobel Vicente Aleixandre a Agustín Millares en mayo de 1982 por el homenaje que el entonces INB Pérez Galdós les rendía en su salón de actos.

   Pues bien: en noviembre de 2012 la consejería de Cultura del Cabildo grancanario (era su titular Larry Álvarez) presenta la reedición de la obra exactamente a los 65 años de la primera y única en un acto de rigor, seriedad y reconocimiento merecido que ninguna institución canaria, ninguna, había osado hasta el momento. Pocos meses después, el viernes 1 de marzo de 2013, el Ateneu Barcelonés recibe a la Cercada por invitación de la  Asociación Colegial de Escritores de Catalunya (instada por el profesor, poeta y ensayista Alejandro Duque Amusco, interviniente en Las Palmas): fue su entrada en el mundo literario más allá de las limitaciones insulares y el interesado olvido por algunos de quienes la conocieron desde 1947.

   Ahora, en este número  20, la Revista dedica cuatro páginas a Antología Cercada  (firma el mismo profesor sevillano – barcelonés). Duque Amusco entra con exquisito rigor y profundo conocimiento en la obra, cuyas vinculaciones con otros poetas (Pessoa, Miguel Hernández…) apunta para posteriores desarrollos. Así, con él, con su interesada divulgación de la Cercada porque sabe que es de justicia, la Antología de nuestros cinco poetas vuelve a saltar “de la raya pa fuera” y pregona sus versos de compromiso social en CAMPO DE AGRAMANTE, REVISTA DE LITERATURA (Jerez de la Frontera) que en su amplitud geográfica llevará a nuevos especialistas Antología Cercada, primera manifestación de la poesía social española de posguerra.

   Gracias sean dadas a los dioses canarios, al profesor Duque Amusco, a sus recuperadores desde 2012 (Cultura del Cabildo) y a la sensibilidad de quienes dirigen la Revista jerezana.

* Publicado con autorización del autor