Buscar
05:45h. Martes, 16 de Octubre de 2018

Aproximación a la educación ecuatoriana - por Paola Erráez Illauari

 

frase paola erráez

Este texto corresponde a la presentación del libro “Aproximación a la educación ecuatoriana 2000-2018: Relatos de Historia de vida en contexto educativo por estudiantes universitario”, editado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Cañar y presentado el 5 de octubre en la Academia Nacional de Historia de Ecuador.

Nota de Chema Tante: A las puertas de un nuevo aniversario del tropezón de la expoliadora civilización europea con las autóctonas de lo que hoy llamamos América, del que tan mal paradas salieron las segundas, es bueno también recordar que junto al asfixiante efecto de la conquista depredadora, también han existido fecundos resultados del encuentro y mestizaje entre los pueblos. La expoliación y acoso a los recursos y a la cultura de América fue maligna. Era la conquista y el coloniaje. Pero la migración fue otra cosa. Muchas gentes canarias -más o menos a gusto- y de otras partes de África -muy poco a gusto- y de Europa y hasta de Asia, llegaron al que se consideró Nuevo Mundo, para configurar la realidad felizmente mestiza que son hoy los pueblos latinoamericanos. Es justo y necesario reconocer que no solamente llegaron a ese continente conquistadores, sino también gente del trabajo y de la cultura. José Manuel Castellano es un ejemplo actual de esa multitud creadora. Por todo esto, en la coincidencia con un nuevo 12 de octubre, triste por una parte, satisfactoria por la otra, La casa de mi tía se complace y se honra publicando este texto gratificante de Paola Erráez, exponente de la nueva juventud de los queridos pueblos latinoamericanos.

IMG_2802

Aproximación a la educación ecuatoriana (*) - por Paola Erráez Illauari

paola erráez illauariDr. José Núñez, Director de la Academia Nacional de Historia, estimados miembros de esta centenaria institución, Dr. Edgar Palomeque, Director de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión Núcleo del Cañar, Dr. José Manuel Castellano, docente titular de la Universidad Nacional de Educación UNAE y miembro de esta distinguida Academia, estimados integrantes de la mesa, queridos autores y autoras, público presente, reciban Ustedes un afectuoso saludo de quien les habla.

En primer lugar, quiero expresar mis más sinceros agradecimientos por la oportunidad de co-presentar este libro, en un lugar tan especial como es: La Academia Nacional de Historia del Ecuador, junto con personalidades tan relevantes. Para mí, como alumna de tercer ciclo universitario este momento está cargado de significado y conlleva una gran responsabilidad, sin duda nada frecuente, pero que agradezco inmensamente e intentaré estar a la altura de las circunstancias. Mi gratitud al Dr. José Manuel Castellano por haberme propuesto este reto.

Este libro titulado “Aproximación a la educación ecuatoriana 2000-2018: relatos de historias de vida en contexto educativo por estudiantes universitarios”, tiene por objetivo recopilar las vivencias y experiencias de jóvenes que han pasado por una larga trayectoria dentro de las aulas de clase, jóvenes como Ustedes y como yo, que han luchado por transformar la sociedad y que ahora están confiando en sus capacidades, aptitudes y actitudes de revolucionarios, en el buen sentido de la palabra.

Ellos han sido testigos de una educación tradicional, que hasta la actualidad sigue vigente en las escuelas, colegios y universidades de nuestro Ecuador, una forma de enseñanza centrada en el aprendizaje memorístico, más no en el afán de formar a personas capaces de pensar, reflexionar y emitir juicios críticos. Como menciona Jean Piaget, “el objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”.

Esa es la misión más grande de todo educador, una misión difícil, pero no imposible de realizar, donde el único requisito es tener una mente positiva y concebir la idea de que mediante la educación se puede transformar el mundo.

Cada historia plasmada en este libro es totalmente diferente, sin embargo, muchas de ellas coinciden en varios aspectos referidos a la educación tradicionalista. Es por ello, que estas historias de vida permiten visualizar el proceso que ha atravesado el sistema educativo ecuatoriano en las últimas décadas. Además, están presentes varios momentos de la vida personal de estos jóvenes, momentos tristes que han tenido que afrontar, como la pobreza, la precariedad, la falta de apoyo, etc...

Problemas que todo estudiante ha pasado durante su vida académica, no obstante, aquí se ven reflejados varios ejemplos de lucha, superación y resiliencia, puesto que han sabido sacar provecho de las situaciones negativas, llegando así a cumplir los sueños, las metas y las aspiraciones más deseadas.

A continuación me permito citar un fragmento de la presentación del libro, realizada por el literato Darío Jiménez, que dice: “Es importante reconocer que en la configuración de estas historias de vida se imbrican procesos educativos y de desarrollo más complejos de sistematizar, pues responden a múltiples dinámicas y a contextos diversos, donde mostrar lo que debe atravesar un ser humano en su proceso formativo es una tarea que aquí se torna esencial”.

Con esto pretendo decir que cada educando es un mundo diferente y que los contextos en que se desarrolla de una u otra forma influyen en su proceso educativo. Gracias a la decisión que han tenido estos estudiantes para escribir su historia, se han detectado problemáticas que están inmersas en los salones de clase y que los estudiantes sufren diariamente, tales como el rechazo, la discriminación racial, la adaptación a un determinado medio, las adicciones, entre otras. Situaciones preocupantes, y en ciertas ocasiones difíciles de detectar, pero que gracias a estas referencias se pueden buscar estrategias que ayuden a combatirlas.

El libro también está basado en un proyecto de aula enfocado en una investigación realizada a partir de las experiencias obtenidas en torno a la reconstrucción de la historia de vida de una persona en específico, teniendo como punto de partida su vida académica. No obstante este micro proyecto se inserta en otro de mayor alcance que se encuentra en fase de elaboración: recabar datos e información que permita conocer cómo ha sido el sistema educativo ecuatoriano en otras tres últimas generaciones denominadasla generación de nuestros abuelos, la generación de nuestros padres y la generación de nuestros hermanos desde una doble perspectiva: docentes y alumnos. Gira alrededor de los conocimientos adquiridos en la asignatura de Investigación Acción Participativa, bajo la guía del Dr. José Manuel Castellano Gil, docente investigador de la Universidad Nacional de Educación (UNAE), quien propuso este proyecto como forma de comprender la realidad y los conceptos básicos mediante la práctica y la acción.

Para la realización de esta investigación se utilizó una metodología cualitativa conocida como Historias de Vida, que según Chárriez (2012) es “la forma en que una persona narra de manera profunda las experiencias de vida en función de la interpretación que ésta le haya dado a su vida y el significado que se tenga de una interacción social”. Para ello se hicieron 3 sesiones de entrevista más una sesión previa; se tenían que entregar los audios junto con la transcripción literal de cada sesión. Terminada esta etapa se realizó la defensa de cada historia de vida ante un tribunal, conformado por un Presidente, un Secretario y un Vocal, quienes se rigieron a una rúbrica de evaluación preestablecida.

Por último se entregó la reconstrucción de la historia de vida, acompañada de soportes gráficos como: fotografías, vídeos, etc.

Realizar una historia de vida es una experiencia muy gratificante, puesto que se aprende mucho de la vida de una persona y en este caso se pudo conocer cómo ha sido la evolución de la educación. Además, quienes realizamos la historia de nuestros padres, aprendimos a valorar el esfuerzo que ellos hacen día a día por darnos lo mejor.

Estas vivencias marcan la vida y dejan una enseñanza única, que es el entender y valorar todo lo que han hecho las generaciones pasadas para que nosotros podamos estar aquí, para que seamos seres libres y que podamos expresarnos ante la injusticias sociales sin temor a ser perseguidos. Como Paulo Freire decía: “mirar el pasado sólo debe ser un medio para entender con mayor claridad qué y quiénes somos, para poder construir de forma más inteligente el futuro”.

Como sociedad del nuevo milenio y aún más, como futuros educadores tenemos que estar bien preparados para combatir todo acto que vaya en contra de la verdadera educación y que mejor si lo hacemos conociendo la realidad en carne propia. También, tenemos que ser capaces de luchar contra los sistemas rígidos que tratan de imponer un modelo de estudiante perfecto, puesto que no podemos cerrar los ojos y los oídos ante la verdad de que existe una gran diversidad de pensamientos y formas de ver el mundo. Para definir esto con mayor claridad, citaré las palabras del Dr. José Manuel Castellano que menciona “uniformar la educación es uniformar la sociedad.” Palabras sabias que nos hacen reflexionar sobre las cosas que se deben cambiar en el sistema educativo.

Para finalizar con mi intervención, quiero dar las gracias una vez más al Dr. José Manuel Castellano Gil, docente de excelencia, quien nos acompañó a lo largo de este camino, enseñándonos que todo se puede lograr si se trabaja con constancia y responsabilidad. Gracias por haber sido nuestra guía y habernos tenido paciencia, de Usted nos llevamos las experiencias más grandiosas.

Gracias infinitas a la Academia Nacional de Historia y a su director por habernos abierto las puertas de esta noble institución y brindarnos esta gran oportunidad.

Gracias a todos por estar acompañándonos en este día tan especial para nosotros como estudiantes, pues es un privilegio compartir con Ustedes todo lo que hemos aprendido y desarrollado durante estos meses, meses de arduo trabajo que hoy reflejan sus frutos, felicitaciones a todos los compañeros por este excelente trabajo.

Recordemos que “educación es lo que queda después de olvidar lo que se ha aprendido en la escuela”. Albert Einstein

Muchas gracias.

Este texto corresponde a la presentación del libro “Aproximación a la educación ecuatoriana 2000-2018: Relatos de Historia de vida en contexto educativo por estudiantes universitario”, editado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Cañar y presentado el 5 de octubre en la Academia Nacional de Historia de Ecuador.

IMG_2747

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Paola Erráez Illauari y la colaboración de José Manuel Castellano

 

 

MANCHETA 4