Buscar
domingo, 14 de agosto de 2022 21:59h.

Ante la banca, menos promesas y más soluciones concretas y eficaces - por Antonio Aguado

 

f aas 2
f aas 2

Ante la banca, menos promesas y más soluciones concretas y eficaces - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *     

                            

En relación con los abusos que viene cometiendo la banca con las personas mayores, que por desconocimiento de las nuevas tecnologías, no pueden acceder a los servicios que les son necesarios y a los que tienen derecho, no se puede despachar con una promesa en el aire de qué,  “las entidades bancarias buscarán las fórmulas para afrontar y darle soluciones a este  problema". ¿Como se deja en manos de quienes vienen causando este grave problema, que ofrezcan la solución?.                 

Debería haber sido el propio Gobierno a través de su vicepresidenta primera y ministra de Economía Nadia Calviño, quién diera las oportunas y necesarias soluciones y hacerlas de obligado cumplimiento a las entidades financieras. Incluso por la importancia del tema, se deberían materializar mediante la correspondiente ley. Todo antes que continuar permitiendo las arbitrariedades y abusos que se le vienen infligiendo a las vulnerables personas mayores. 

Es de esperar que la iniciativa del jubilado de 78 años Carlos San Juan, que logró conseguir  más de 600.000 firmas, en apoyo de esta lógica y justa reivindicación,  con todo el esfuerzo que ha supuesto, no se quede en el vacío.

Es más, el hipotético “protocolo” qué, el Gobierno ha  dejado en manos de la banca, su redacción y oportuna aplicación, debería estar supervisado y si procede, tener el visto bueno de las personas que han estado al frente de esta reivindicación, por supuesto, empezando por el mencionado señor Carlos San Juan, para después y contando con todo los parabienes, sea el Gobierno a través de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, quienes realicen todas las gestiones pertinentes y su aplicación con todas las garantías se haga realidad.    

Esta comprobado que la banca en el pasado 2021 obtuvo un beneficio de más de 20.000 millones de euros, superior a los obtenidos antes de la pandemia. Así y todo, se le ha permitido que llevará a efecto despidos masivos, e igualmente cierres de sucursales, imposibilitando a los clientes el servicio personalizado y directo, afectando sobre todo a las personas de más edad. Para cortar con todo esto, tantas arbitrariedades y abusos, ¡cuanto se echa a faltar una banca pública!.  

Pudo conseguirse mediante Bankia a la que, para su rescate  se le inyectó 24.424 millones de euros, con la falsa promesa de que serian recuperados por el Estado. Pero en ese sentido, sólo ha sido 3.303 millones. En vísperas de ser absorbida por la Caixa, al 31 de diciembre de 2020 sus activos eran de 209.842 millones y contaba con 2.127 oficinas y 15.950 empleados. Todo esto nos lleva a la conclusión, de haberse  perdido una gran oportunidad, para no seguir soportando el trato que dispensa la banca privada.                  

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez

ANTONIO AGUADO RESEÑA

mancheta 40