Buscar
17:29h. lunes, 12 de abril de 2021

Un billón de dólares anuales se destina a sobornos: ¿Dónde está mi parte? - por José Manuel Castellano

 

FRASE CASTELLANO J M

Un billón de dólares anuales se destina a sobornos: ¿Dónde está mi parte? - por José Manuel Castellano *

Como me hubiera encantado conversar con André Breton sobre este tema que recoge hoy un portal cultural, www.ecuadoruniversitario.com, al que me faltan palabras de elogios y gratitud por su simple existencia, por su valiente y honroso compromiso, por su decidida apuesta “desinteresada” y no con menos sacrificios personales y económicos, que asume de su bolsillo mi gran admirado y estimado Director, Wilson Zapata Bustamante (catedrático universitario de “pata negra”, jubilado) y que tanta desidia institucional cosecha de aquellos que se llenan la boca con palabras vacías sobre la cultura y el mundo universitario para dejar morir iniciativas modélicas y trascendentales para el desarrollo de Ecuador. Así nos luce el pelo. Una realidad que lleva al país y al mundo a un futuro sin futuro.

Un billón de dólares anuales se destina en el mundo a sobornos, según datos proporcionados, nada más y nada menos, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el agravante de no contemplar en esa cifra el monto derivado por acciones delictivas, es decir, del robo de 2,6 billones de dólares ocasionados por las acciones de mendicidad llevadas a cabo por esos desgraciados (Hewlett-Packard) corruptos globalizadores. Al fin y al cabo, simple calderilla o menudeo, pues tan sólo esa cantidad –y la estadística no siempre cuantifica el monto total, es tan sólo un indicador mínimo– que representa un 5% del producto interno bruto (PIB) mundial.

Nuestros avezados lectores podrán poner en correspondencia ese porcentaje mundial con el PIB de Ecuador, Venezuela, Honduras, Nigeria, Benín, India, Filipina, España, Portugal, etc. y descubrirán la hipocresía de este sistema capitalista antisocial global y de sus operadores políticos-económicos, que levantan sucias banderas mentirosas de derechos, libertades, de paz y bienestar social.

Esto me lleva a concluir que esta sociedad está completamente ciega, es insolidaria a más no poder; solo se moviliza de forma individual o gremial; está acostumbrada a aguantar y soportar todo y mucho más; se come mentiras sobre mentiras, no piensa más allá de su propia nariz, se ha apropiado del cinismo globalizado y está más parada que el caballo de un fotógrafo. Pues nada, a seguir cada uno por el sendero del egoísmo individual y continúen  robando, explotando, engañando y matando al otro. No hay más alternativa. Feliz Navidad.

PD. Mi parte, se la pueden meter por…

José Manuel Castellano

Cuenca (Ecuador) diciembre 2020

* La casa de mi tía agradece la gentileza de José Manuel Castellano

josé manuel castellano reseña

MANCHETA 21