Buscar
sábado, 02 de julio de 2022 00:06h.

Cada cierto tiempo el régimen tiene que blanquear la corona al igual que a la transición: ¿Quiénes eligieron a Leticia Ortiz la  “republicana” como esposa de Felipe? - por Maribel Santana

 

F MRBL SNTNA

Cada cierto tiempo el régimen tiene que blanquear la corona al igual que a la transición: ¿Quiénes eligieron a Leticia Ortiz la  “republicana” como esposa de Felipe? - por Maribel Santana, activista, historiadora *

Ya sabemos todos como ha sido el encanto de esa transición española, su constitución y el régimen en general del 78.

Como quiera que todo lo que es anti-natura  y todo lo que se repara y pinta encima de  la humedad, termina cayéndose, asomándose, teniendo que volver a repararse otra vez, ya que si no se erradica la humedad de los cimientos de alguna estructura deteriorada sigue reflejándose y sacando su rostro cada cierto tiempo. 

Así es el régimen que nos habita. Después de la muerte del dictador, los trabajadores y masas populares seguían descontentas, primero porque el golpe fascista para cargarse la república que habían votado los españoles  y los canarios  era de una injusticia descomunal y luego porque suma y sigue;  el dictador inauguró  la transición colocando al monarca que juró los principios del movimiento fascista y hasta nuestros días el engendro sigue enfermo y hay que repararlo, ponerle oxigeno, pintarlo, para que dure un poco más.

Bien. igualmente vemos como en los medios de los ricos( que son los que pagan para que engañen a las gentes), están constantemente blanqueando el régimen, heredero de los franco-monárquico-neoliberales. 

Da asco. Y además,  ya ni se esconden. Desesperados tienen que estar, como esos medios exponen (sobre todo los del progrerío como La Sexta, menudo es el Ferreras) la basura más repugnante para poder, reiteramos, blanquear o pintar el frontis del régimen para poder seguir con su cantinela de estupenda democracia metastásica.

Los episodios, como los  que están proyectando  sobre la corona, sonde película de serie B, de lo más casposo, de series tercermundistas, de culebrones caraqueños, porque, como no tienen otra versión más intelectual que aportar y tienen que llegar a las masas ganándoselas por la vía marujial y facilona para poderle meterle la corona hasta por la pared de Morgagni, pues ya  ven.

Muchísimos  sabemos que  la reina Leticia fue propuesta y  elegida desde el parlamento hasta los capitalistas, pasando así por todos los interesados en el blanqueo/salvación de esa monarquía para darle una mano de pintura de modernidad, para que todo quedara dentro de la normalidad de que hasta los borbones, se casan con plebeyas.  Le podía hasta tocar a una pobre de cualquier  barrio, pues el amor y la democracia es así. QUE DEMOCRACIA MAS GRANDE.

El 23 F, golpe controlado, especie de película de serie Z  también fue para poder salvar ese régimen  donde las clases pobres y trabajadoras  no estaban contentas,  tratando de asustarlas  y poniéndolas  al filo del cuchillo. “ ¿quieren golpe o democracia?” pues ale, ¡a comer democracia!

La republicana, “que bella plebeya” como decían Les Luthiers, la tocaron en su momento y le dijeron. “oye ¿tú serias capaz de convertirte en futura reina casándote con el De Borbón?” Y claro, como una burguesa que es, lo dejó todo para dedicarse a los lujos y despilfarros a cuenta de los trabajadores y vivir a cuerpo de reina, aunque esté sometida, dentro de su papel. Pues le habrán aclarado de que va  el guíon. 

La bella plebeya que hasta sus cuñadas y suegros no la querían, porque era una divorciada, progre republicana, sin sangre azul, se sacrificaba porque los lujos le superaban. Y ella  con ese histrionismo que le enseñan sus asesores, hace su papel.

 Anoréxica, porque lo que se le exige es hasta renunciar a su dignidad, perdida como un pulpo,  aunque lo pudiera desempeñar cualquier zoqueta apañada y reprimida como su suegra Sofía. La quiso hasta superar y pulsaba con la vieja empujándola para ponerse ella.

La pretensión de ésta que va de moderna y es más fascista que mandar a encargar, como su Felipe, va más allá del intento.

Resulta que los capítulos  televisivos dedicados a su persona, son de lo más sentimental, que hubiesen superado a  Hollywood. Tan buena, democrática con sus compañeros,  odiada por los  familiares de su esposo Felipe (el que renuncia a la herencia de su padre, como si no estuviera ya guardadito en la caja fuerte todo lo que ha robado su padre para dejárselo a sus hijos, nietos y biznietos). 

La reina plebeya, Disney  se quedó corto, se mostrço y saco la vena, junto con las uñas, una vez que le cuestionaron el papel de reina a su hija y dijo textualmente: “mi hija será reina y punto”. ¡Toma poder!

De vez en cuando la llaman a capitulo por si se le escapa, con los nervios, a pesar de su aparente seguridad, el  guion exigido por los que la compraron. 

Y claro. Como no es de sangre azul y sabe que la gente está por una república, harta de estas personas vividoras, pues la pobre tiene que protagonizar la película, aunque de vez en cuando se le escape un pedo.

Que ella,  la plebeya, se haya enamorado o no,   tampoco me preocupa, lo que si sabemos es que  todas las reinas sometidas a un matrimonio que le eligen tienen que hacer el papel: joderse o liberarse. Pero como ya hemos comentado, los lujos la superan y no está dispuesta a ser una mujer feminista que es de lo que además presume.  Como decía Simone  de Beauvoir, “la mujer no se enamora del hombre sino del sucedáneo”, la plebeya no escapa de lo mismo, aunque se vista de seda.

La película Juana la loca, enamorada de su esposo, es un discurso reaccionario. Juana quería una política distinta  y a los oligarcas de esa época no les gustaba, porque tocaba  sus intereses. Por esse inventaron la historia del amor y la locura de Juana para quitársela de encima. Los intereses por encima de todo. Ni patria, ni tierra, ni familia, ni sentimientos …..Los sentimientos es lo que menos importa.

Pero como la historia la cuentan los interesados, todo queda así.

Lo más sangrante es que todas las cadenas mediáticas de los ricos, incluso la progre de La Sexta, llenitos esos programas de tertulianos que se dicen de izquierdas y hasta republicanos y blanqueando (queriendo o no, hay que comer, que la cosa está jodida) la monarquía. ¿Hay que castigar a Rey putero? Claro, ese es el guion, para tratar de  salvar  la metástasis, hay que cortar el cáncer.

Nos han metido en guerras, en broncas con otros países, por los intereses de los ricos,  en vez de preocuparse  de las necesidades de los trabajadores.

Todos los medios de los ricos, a favor de la OTAN, de la Corona, de la transición y el régimen del 78. Todos,  rejos de un mismo pulpo. 

Por eso, cada cierto tiempo cuando se tambalea su régimen y sale la humedad, por los malos cimientos,  tratan de taparla o arreglarla desesperadamente para que no decaiga.

 Espero que estos parásitos que viven de la sangre de los demás caigan en picado y si pudiera ser como en la revolución bolchevique, mejor aún, porque  los miserables que trabajan y no les da ni para comer, ya no pueden más, se mosquean y puede temblar  la tierra. 

Las explosiones sociales están a la vuelta de la esquina. Porque los enemigos de clase quieren ciegamente acumular más y más, estirar el chicle y todo tiene un límite.

SOCIALISMO O BARBARIE. La barbarie está servida.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Maribel Santana

 

MARIBEL SANTANA
MARIBEL SANTANA
 

 

 

MANCHETA MAYO 22