Buscar
19:39h. domingo, 17 de enero de 2021

Cada vez me gusta menos lo que veo - por Erasmo Quintana

 

frase erasmo

Cada vez me gusta menos lo que veo - por Erasmo Quintana *

represión franquistaHay en estos momentos un repunte de confrontación política tan grave que me preocupo cada vez más. No alcanzo a comprender cómo puede la Guardia Civil dar muestras más que irrefutables de estar del lado de los que pretenden romper nuestro sistema FRANCOdemocrático para implantar una nueva dictadura nazifascista como la que tuvimos durante cuarenta años, junto con la persecución sistemática de todo lo que oliera a democracia. El malhadado dictador Francisco Franco consagró su vida entera a perseguir y eliminar a los demócratas, personificación de todos los males, según él, que aquejaban a España. Lo que ahora acontece se me parece mucho a aquellas fechas del pre-golpe de Estado de 1936.

carteles derecha 36

¿Cómo ver e interpretar la displicencia del cuerpo de la Guardia Civil con el grupo que hace el escrache diario en el domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero, vicepresidente segundo y ministra del Gobierno, cuando sí actúa con contundencia, identificándolos y retirando a los que se manifiestan a favor de los perjudicados, que están hartos del ruido que les hacen -pues son los vecinos-, mientras los fascistoides campan por sus respetos, intocables para las fuerzas del orden. Qué mal me huele todo esto.

frase escrache iglesias

La Policía Nacional y la Guardia Civil son cuerpos que están para la defensa de los ciudadanos, y parecen, por cómo actúan, que están para perseguirlos y meter en cintura. Luego, la provocación de la ultraderecha les sale consentida y gratis. El incidente de la concejala de Vox en CONCEJALA VOX CRISTINA GÓMEZ CARVAGalapagar, Cristina Gómez, diciéndole al ministro de Interior, Grande Marlaska, “lamecoños y chupapollas”, además de que “le ponen los niñitos jovencitos”, que esto tan grave -dicho a una autoridad, o a quien sea- no tenga consecuencias penales inmediatas, se las trae. Por todo esto digo que no me gusta lo que estoy viendo y cada vez me preocupa más. Llego a interiorizar que esta gentuza de Vox no han venido a hacer política: han venido a romper la convivencia ciudadana y política, pues aprovechándose de la libertad que le ofrece el sistema, lo que busca es destruirlo desde dentro. Vox es todo, menos demócrata.

Soy pues muy pesimista en que este paisaje desolador que dibujo cambie, teniendo en cuenta este pueblo español nuestro tan conformista y aborregado, al que todo, de arriba a abajo, le da exactamente igual. Es precisamente lo que me hace suponer que, mal que me pese, no tenemos remedio como pueblo. Y, a todas éstas, los partidos se han ido convirtiendo en una máquina que sirve de perfecta palanca para encumbrar a los que “cepillan” al cabecilla, pues secretamente se acercan a estas organizaciones con un único fin. Ejemplos, todos los que quieran mis amables lectoras/es. Un amigo me hace saber de un socialista histórico que es uno de esos aupados: José Segura Clavell. Éste es, desde SEGURA CASA ÁFRICAmarzo del año pasado, Director General de Casa África. Es Catalán (1944), Consejero, y Presidente del Cabildo de Tenerife, Alcalde de La Laguna, Presidente de la Mancomunidad de Municipios, Senador y Diputado en el Congreso, por lo que lleva cincuenta años viviendo de la política. Su emolumento anual asciende a 84.000 euros. Este enchufe en un partido socialista supone una grave inmoralidad. A mí me parece lacerante (ha pasado con largueza la edad de jubilación); nunca me gustaron sus andanzas, pues lo vi como un listo que buscaba trepar. 

Ejerciendo de Presidente del Cabildo de Tenerife, terminó por llenarme el gorro, pues estando varado un barco de pasajeros en no recuerdo ahora qué puerto de la Península, con el nombre de “Las Palmas de Gran Canaria”, y estando Segura Clavell en esa ciudad marinera para un acto público, pidió personalmente que le trajeran una inmensa tela, la cual le sirvió para ocultar el nombre del barco. Esta mezquindad venida de un alto representante público fue incomprendida por propios y extraños. Así que, después de aquello, comprobé su alcance de sentido común y discutible inteligencia, a pesar de la aureola con la que lo adornan sus incondicionales.

SEGURA  BARCO LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

erasmo quintana reseña

 

 

MANCHETA 21