Buscar
04:01h. Miércoles, 08 de abril de 2020

La caída de América - por Antonio Cabrera de León

 

FRASE CABRERA USA CHINA

La caída de América - por Antonio Cabrera de León *

Más que caer, los imperios se derrumban. Más que ser vencidos por un enemigo exterior, implosionan. La vida humana es demasiado corta para saber con seguridad si un imperio está en auge o en caída. Sin embargo, hay síntomas y signos que interpretamos y nos hacen presagiar una cosa u otra. Si le preguntamos a cualquier persona si hoy el imperio chino sube o baja, nos dirá que sube. Y si dice otra cosa pediremos que le tomen la temperatura.

Pero si la misma pregunta la hacemos sobre el imperio americano, las opiniones no serán tan unánimes. Sin embargo, creo que hay una amplia mayoría que percibe, acertadamente o no, el declive de EEUU. Estoy entre ellos y soy de los que se alegra. Celebro la caída de cualquier imperio porque significa privilegios de unos seres humanos sobre otros y defiendo que tenemos que acercarnos a un gobierno de colaboración mundial. Por la misma razón, detesto el auge de un nuevo imperio, sea chino o keniata.

América, así se hacen llamar ignorando al resto del continente. Esa América ha mantenido una ambición imperial desde su nacimiento como país. La doctrina Monroe dejó claro, desde comienzos del siglo XIX, que consideraban suyo el continente entero, y eso no ha cambiado. España, que desde mediados del XVIII ya estaba en caída libre, fue el imperio más agredido; en el colofón final, EEUU creó la guerra necesaria en Cuba y se quedó también con las Islas Filipinas, dejando claro que América se le quedaba corta.

El imperio americano puede presumir de haber instaurado, junto con Francia y el resto de Europa, las formas más avanzadas de democracia que la humanidad ha logrado. Pero ha sido siempre una democracia entre el Río Grande y Canadá. Fuera de ahí EEUU ha ejercido un imperialismo feroz. En la historia moderna, es el país que más golpes de Estado ha organizado y el que más países ha invadido. Tiene en su haber, y ha hecho mucho cine para justificarlo, haber sido el único país que ha lanzado bombas atómicas sobre poblaciones humanas. Eso no hay cine que lo arregle. Mientras los imperios comunistas, chino y soviético, mataron más que nadie de fronteras para adentro, el imperio americano es el que más ha invadido y matado de fronteras para afuera.

Pero el ascenso del ultraliberalismo ha deteriorado progresivamente la democracia interna en el imperio. Abolieron las leyes antimonopolio, eliminaron la prohibición de que los ricos aporten dinero ilimitado a las campañas políticas, machacaron a los sindicatos y la consecuencia ha sido un enorme empobrecimiento de la clase trabajadora que había llegado a ser clase media y ha dejado de serlo. Ningún presidente como el actual representa el declive de América. Un tipo que no cree en la ciencia sino en su intuición, un tipo que cataloga de país de mierda a todo el que se le oponga.

Ahora, con la crisis del coronavirus, dejando a un lado la gestión interna de la epidemia que está haciendo el señor Trump, ha habido dos hechos que marcan como pocos la caída de un imperio y el auge de otro:

1. China está haciendo donaciones de materiales sanitarios a Europa y ha enviado 300 especialistas en UVI a Italia.

2. EEUU canceló sus vuelos con Europa y ha intentado robarle a Alemania la vacuna que está desarrollando.

Cuando esta epidemia pase, Europa implantará el 5G y no va a ser el americano. No quiero ningún imperio. Pero de esta crisis China saldrá victoriosa y América derrotada.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Cabrera de León

ANTONIO CABRERA DE LEÓN RESEÑA

MANCHETA 19