Buscar
10:19h. martes, 07 de diciembre de 2021

La cancha de nuestros sueños - por Mary C. Bolaños Espinosa. Maestra *

 

 

La cancha de nuestros sueños - por Mary C. Bolaños Espinosa. Maestra *

Un día de clase cualquiera, el delegado da la información de la Junta de delegados y delegadas. “Hay que insistir a las autoridades en la necesidad de que techen una parte de las canchas del cole”. A partir de ahí se produce un interesante debate sobre sus derechos y  los problemas de no tener un espacio cubierto.

Escucho, comparto su enfado, me doy cuenta que estamos ante un importante proyecto de trabajo para el aula, Una cancha cubierta para el Colegio Las Mercedes. Lo propongo y aceptan inmediatamente.

Partimos de lo que saben y de lo que quieren saber, y establecemos las actividades que propicien la investigación. Se proponen algunas  como cuantificar los días de lluvia, preguntar a expertos, revisar los periódicos, diseñar la cancha... Finalmente, un niño plantea “Pues yo creo que, como se acercan las elecciones, deberíamos invitar a la clase a los políticos y pedirles la cancha”.

Se incorpora como actividad de comunicación final y, con mucha ilusión, la organizamos: convocamos a los cabezas de lista a las próximas elecciones municipales de los partidos presentes en el Ayuntamiento de La Laguna.

Nervios en la clase. “¿Vendrán, maestra? Mi madre dice que no van a aparecer. Mi padre dice que si estamos locos, que los políticos pasan”.  Tres de los partidos confirman su presencia. Unid@s se puede enviaría a Rubens Ascanio y el PP a Antonio Alarcó, mientras CC anunciaba la ausencia del cabeza de lista (José Alberto Díaz), sustituido por Cruci Díaz (nº14).

Pero, ¿y los otros dos (PSOE y Por Tenerife/NC)? “Maestra, ¿no van a venir?”, voces inocentes  no entendían por qué no estaban para presentarles su trabajo y pedirles su compromiso con esta obra. Insisto en la convocatoria, pero, ¡silencio e indignación!

¿No merecen estos niños y niñas y sus familias que los cabezas de lista municipales dediquen una hora a atender sus demandas y aportaciones sobre una necesidad imperiosa de su colegio? Y si no se puede, ¿no se merecen la presencia del número 2, o un mensaje de disculpa?

¡Qué pena, señores cabezas de lista! No saben ustedes lo que se perdieron.

Los niños y las niñas del Colegio Las Mercedes explicaron a los representantes políticos que acudieron, y a la representación del AMPA y del alumnado en el Consejo Escolar, el amplio trabajo realizado, les entregaron un periódico monográfico y proyectaron el vídeo La cancha de nuestros sueños, ambos resultado del trabajo de investigación y en los que se refleja cómo quieren que sea esa cancha. Comunicaron las conclusiones de su trabajo y su deseo: que los 414 niños y niñas del Colegio Las Mercedes practiquen Educación Física y disfruten del RECREO aunque llueva, haya viento o mucho sol; tener  un espacio amplio y cubierto para realizar actividades, todos los cursos, con sus familias, y poder resguardarse de la lluvia, sin peligros, en las horas del comedor.

¿No resulta vergonzosa esta petición en pleno siglo XXI?, ¿en un municipio que gasta 51.000 euros en un encuentro con mayores y 100.000 en un estanque para patos?, ¿en un colegio donde hay un pozo de Teideagua de pingües beneficios?

¿Este SUEÑO, esta llamada al DERECHO A LA EDUCACIÓN, al DERECHO al JUEGO del alumnado de la enseñanza pública del municipio de La Laguna no merece su atención, señores Cabezas de lista?

A pesar de las ausencias hemos ganado el compromiso de una moción institucional para el próximo Pleno. Esperemos que ese día TODOS los partidos estén a la altura de este sueño posible. Hay tiempo y dinero para comprometer una partida y realizar la obra si hay voluntad y no lo impide algún sarao en el que se pulan los restos. Con el coste de tres de estos “actos” construiríamos la cancha cubierta.

“No podemos esperar más. No nos defrauden”, reclamaron nuestros niños y niñas.

Pero claro, como dijo un compañero, las 414 personitas que disfrutarían de esta cancha cubierta tienen sueños, pero aún no votan.

* Publicado con autorización de la autora

Vídeo La cancha de nuestros sueños

¡A por la cancha! pdf