Buscar
04:45h. Jueves, 12 de diciembre de 2019

Carta abierta a doña Raquel Orts Nebot, Directora General de Costas - por Cándido Quintana

Estimada señora responsable de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Gobierno de España, como suponemos por estos lares Canarios, estará usted ampliamente informada de todo lo que subyace, desde hace ya muchos años, detrás de la Playa de Las Teresitas, la ÚNICA que posee la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife

Carta abierta a doña Raquel Orts Nebot, Directora General de Costas - por Cándido Quintana, Plataforma por el derribo del Mamotreto y contra la corrupción *

Estimada señora responsable de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Gobierno de España, como suponemos por estos lares Canarios, estará usted ampliamente informada de todo lo que subyace, desde hace ya muchos años, detrás de la Playa de Las Teresitas, la ÚNICA que posee la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife, co-capital de la Comunidad Autónoma de Canarias, que, además y en ausencia de otras, da cobijo en épocas de necesidad a todo su Área Metropolitana integrada por otros Municipios cercanos, con medio millón de habitantes. Suponemos que usted también conocerá que esa playa posee un escaso kilómetro y medio de largo, lo que deja muy claro su manifiesta insuficiencia.

Pues bien, esa insuficiencia y, por lo tanto,vital importancia, la ha convertido en un apetitoso manjar para los especuladores de siempre, que no paran de actuar como si de su finca particular se tratara. Hay algunos procesos judiciales abiertos que se están eternizando, a pesar de las enormes cantidades de dinero público que han desviado, que llegaron a dejar en su momento las arcas del Ayuntamiento de Santa Cruz en una clara situación de quiebra. Y estoy hablando de dineros públicos que hemos aportado TODOS los ciudadanos, muchos a base de grandes sacrificios que rayaron el desespero, y todo ello para que algunos o muchos listos se llenaran un poco más sus bolsillos.

cuando hablo de especuladores, no me refiero sólo exclusivamente a esos insaciables empresarios sin escrúpulos, sino también a unos políticos que se han prestado de forma lamentable por una porción de la tarta, alguna de ella de enormedimensión que estamos seguros que usted conoce muy bien. Esta ha sido una TRAMA maquiavélicamente orquestada, de libro como también la ha bautizado algún periódico de masiva tirada nacional, a la que se han prestado cantidad de actores, como profesionales, funcionaros varios, etc. Y con los silencios o desmentidos de unos periódicos isleños controlados por los mismos potentes empresarios, para confundir o manipular las conciencias de las buenas gentes.

Por aquí sabemos que Costas está siendo presionada también, supongo que a nivel provincial y desde aquí a Madrid. Esos preocupantes y confusos cambios de mojones en un nuevo deslinde marítimo-terrestre lo dejan perfectamente claro y no debería ser así, porque, aunque no lo pretendan, están colaborando con los malhechores y no con el Pueblo, que es lo que procede y que debería estar respaldado por el Interés General, y no lo está siendo en este sangrante y tan deleznable asunto. La Ley de Costas dice, con toda claridad, que la línea marítimo-terrestre la marca el mar en su pleamar máxima viva equinoccial, o, si la supera, hasta donde alcanzan o hayan alcanzado las olas en los mayores temporales conocidos, no la debe marcar nadie por capricho o por interés.

Dicho lo anterior, no procede, ni es admisible, que nadie se saque de la manga un deslinde atípicoen esta controvertida Playa de Las Teresitas de Santa Cruz de Tenerife, porque con ello estarían claramente beneficiando a aprovechados, corruptos y delincuentes, que han hecho su agosto con esta playa, que es o debería ser de todos, o tal vez descafeinando unas penas firmes que la Justicia ha impuesto por la comisión de delitos en el caso Mamotreto, muy directamente relacionado con el deslinde marítimo-terrestre y la servidumbre de protección. Aunque ustedes ya poseen extensa y clarificadora información al respecto, que les hemos aportado en otros periodos de alegaciones anteriores, analicen las tres fotografías antiguas que le acompaño ahora, una lo dice todo, lo deja muy claro, tan claro como que el DOMINIO PÚBLICO es el que protege al Pueblo de los permanentes ataques interesadospara privatizar todo el litoral.

Es de conocimiento general, y muchos podemos testimoniarlo bajo juramento porque es la pura realidad, que el Campo de Fútbol de San Andrés se inundaba, en gran medida, de agua del mar en mareas largas y en temporales. Yo mismo, de joven, tuve que abandonar ese terreno sin poder jugar por ese motivo en bastantes ocasiones. Este solar lo ocupa actualmente, en toda su extensión, el especulativo e impactante Mamotreto, construido con nocturnidad y alevosía, a pesar de que su ILEGALIDAD fue denunciada desde el principio por diversos Colectivos Sociales y Ecológicos, lo que propició mayor celeridad en su construcción, justo para llegar al hecho consumado que ahora pretenden hacer realidad a toda costa, aunque no haga ninguna falta.

Señora Orts, señores responsables de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Gobierno de España, simplemente, y dejando a un lado toda la parafernalia montada para legalizar el delito y hacer efectivo el pelotazo, NO PROCEDE bajo ningún aspecto mantenerlo en pie. Ningún interés, más allá del personal y particular de algunos aprovechados, puede dar cobertura ni justificar esta flagrante indecencia, que nos sigue robando un enorme espacio de la ÚNICA e INSUFICIENTE playa que posee Santa Cruz y su Área Metropolitana. La Justicia tiene que aplicarse a TODOS por igual, triste fue ver como desalojaron a la fuerza el Poblado Marinero de Chovito, con cantidad de niños y mujeres llorando desesperadamente, y ahora pretendan legalizar el Mamotreto, con sus responsables riéndose a carcajadas del Pueblo de Santa Cruz de Tenerife.

Playa de Las Teresitas y Campo de Fútbol, inundándose en pleamar larga

Playa de Las Teresitas, foto antigua

Playa de Las Teresitas, a pesar de tantas evidencias... decia nuestro compañero Ramón Afonso

© Cándido Quintana

PLATAFORMA POR EL DERRIBO DEL MAMOTRETO Y CONTRA LA CORRUPCIÓN          

* En La casa de mi tía por gentileza de Cándido Quintana