Buscar
15:54h. sábado, 30 de mayo de 2020

El coronavirus ya está en Canarias - por Erasmo Quintana

 

FRASE ERASMO 2

El coronavirus ya está en Canarias - por Erasmo Quintana *

coronavirus canariasPendientes de lo que al fin serán las consecuencias del coronavirus, que ya tenemos aquí y es pandemia global (lo de global sobra porque pandemia lo dice todo), interesa estar pendientes de las medidas que han adoptado las autoridades sanitarias para contener el virus lo más posible. La zozobra de la población es inevitable, como inevitables las precauciones que toman los ciudadanos, a veces desproporcionadas como el proveerse de avituallamiento hasta el punto que dejan los supermercados completamente vacíos. La incertidumbre, el miedo y la poca confianza que tienen en las autoridades responsables, en concreto la clase política, es lo que hace que esta pandemia sea en realidad, más que de pérdida de la salud, una psicopatía colectiva.

asesores políticos canariasEn el subconsciente ciudadano predomina la desconfianza. Más de lo que sería deseable, el administrado observa que hay mucho cargo público que los partidos promocionan al frente de una concejalía o consejería, que ponen ahí no porque estén preparados para esa función, sino porque es amigo incondicional de quien hace las listas. Así, vemos luego que tienen que ponerle asesores, tantos como necesite dependiendo de la envergadura del cargo. Este fenómeno es el causante de, si  tú, amigo, necesitas resolver algo en el Ayuntamiento, Cabildo o Gobierno Autónomo, para tratar un problema con el político que -debería- saber del tema, te sea imposible verlo en persona. Ni en pintura. El político, una cosa es en plena campaña antes de las elecciones, y otra muy distinta cuando ya fue elegido y le dieron un cargo. La realidad es que hoy se va a la política a vivir de ella, nunca a servir a los conciudadanos que le dieron el voto y, por extensión, la plena confianza.

pittiEl pesebre es lo que manda. Tanta suerte tienen estos “aprovechados” que siempre encuentran gente pasota y las del “por ahí me las den todas”, indispensables para acceder a suculentos cargos públicos y eternizarse en los mismos. Por lo tanto, concluyamos que si esto tan grave sucede, es únicamente culpa de todos nosotros. Si el político no es eficaz y diligente con el deber que asume cuando jura su cargo, no hay que achacarle a él ninguna culpa. Toda la culpa es nuestra porque le damos nuestra confianza votándolo de nuevo.

POLÍTICOS CANARIAS

Negrín, Franchy Roca, Monzón, Rodríguez Figueroa, Monzón, Sánchez

En el pasado se iba a la política con afán de servir y ser útiles a la sociedad; en una palabra, con espíritu de servicio, poniendo por delante los sagrados ideales; el norte siempre puesto en los intereses generales de la ciudadanía. Sin embargo, en estos tiempos que corren los políticos van no a servir, van a servirse del cargo sin disimulo y con el mayor descaro. Tanta suerte tienen, que siempre encuentran, por ejemplo en Gran Canaria, gente que por dos míseros platos de lentejas los sostienen y defienden con un ardor digno de mejor causa. Ítem más, el pasotismo de los grancanarios (hablo de algo que conozco) hizo posible un Estatuto de Autonomía de Canarias a la medida del chicharrerismo omnipresente para eternizarse en el poder el insularismo rampante, tan torticero que no contempla la posibilidad de disolver el Parlamento cuando el Gobierno se queda en minoría. La política en este resignado (y despreocupado) pueblo canario, cuando no es un medio de satisfacer codicias personales (enriquecimiento, ventajas y regalías) es un cauce en el que los ideales han desaparecido por completo.

 

OLARTE BRAVO

Olarte, Bravo de Laguna

RÉGIMEN ELECTORALValga el problema de este Covid-19 con su miedo-pánico-psicosis, para reflexionar sobre nosotros. Mientras mantengamos la actual Ley Electoral, con las revisiones que quieran hacerle, esta Comunidad no tiene remedio. El problema se explica solo: en las elecciones, cada una de las siete Islas -pronto serán ocho- eligen a un cabeza de lista de cada partido que se presenta. Una vez terminado el proceso, el presidente de Gobierno de la Comunidad será elegido de entre los siete cabezas de lista de los diferentes fuerzas litigantes. Es decir, cada Isla elige a su aspirante a presidente, siendo esto lo que mantiene la desunión de todos los canarios, que es el insularismo con sus siete Circunscripciones. Como se ve, cada Isla vota lo suyo, mirando su ombligo, no a la Comunidad con Circunscripción Única. ¿Ustedes creen que así se hace región, o nacionalidad, como prefieran? Si queremos erradicar definitivamente el nefasto insularismo insolidario, que en vez de unirnos nos separa, todas las Islas deben votar a un solo aspirante a presidente por toda la Comunidad del partido que quieran. Esta será la única forma de que la Comunidad Canaria esté unida al mismo aspirante, acabando con los siete “reinos de taifa”. El Insularismo nos separa; la Circunscripción Única une. ¿Tan difícil es esto? ¿A quién le interesa que estemos los canarios permanentemente desunidos, enfrentados y a la gresca? Ahí lo dejo.

MAPA CANARIAS

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA RESEÑA

 

MANCHETA 20