Buscar
04:46h. martes, 20 de octubre de 2020

 El coronavirus ha mejorado el medio ambiente. ¡No a la metroguagua! - por Antonio Aguado

 

FRASE AGUADO

 El coronavirus ha mejorado el medio ambiente. ¡No a la metroguagua! - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

 

Ha tenido que venir esta trágica pandemia del coronavirus para que mediante nuestro confinamiento domiciliario y grandes restricciones de todo tipo de transporte, la descontaminación y regeneración del medio ambiente en gran medida se haya hecho realidad y podido notar, tal y como se demuestra en las vistas aparecidas en diversos medios informativos de las celebres Dunas de Maspalomas, que se han regenerado a niveles de hace 50 años, como así mismo en los demás lugares y paisajes de nuestro archipiélago. 

 Igualmente en los municipios, sobre todo los más poblados y fundamentalmente el de Las Palmas de Gran Canaria, donde la contaminación atmosférica y acústica ha bajado considerablemente.

 Dentro de lo malo de ésta pandemia, ésta debería ser una lección a tener en consideración y que dejemos de apostar por tanto transporte privado y potenciemos el público, procurando erradicar tanta congestión y grandes atascos en las horas punta que es el auténtico y más grave problema de movilidad, como se demuestra todos los días en los desplazamientos de las personas que vivimos en la parte alta de la ciudad que origina más del 70% del trafico, en los desplazamientos a las muchas empresas la mayoría radicadas en los muelles, Zona Industrial del Sebadal, centros oficiales, clínicas, hospitales, juzgados, comercios, etc. 

 Para ello, habría que darle facilidades a los automovilistas, pudiendo dejar el coche bien en su casa, o en un entorno cercano debidamente acondicionado, de donde serían recogidos mediante el transporte publico preferiblemente las guaguas municipales y de gran capacidad como son las articuladas (eléctricas mejor) de 18 metros de longitud, para ser transportados a sus puestos de trabajo y al finalizar su jornada laboral, hacer el recorrido a la inversa. Lo mismo se debe contemplar con el transporte a la Universidad a la que acude diariamente más de 22.000 personas entre alumnos, profesores y funcionarios. 

 A diferencia de la metroguagua que circulará por una plataforma y no podrá ser derivada de su ruta a ninguna otra parte de la ciudad, ni incluso podrá circular atravesando los túneles existentes, las guaguas articuladas si lo puede hacer incluido por los interiores de la Universidad. 

 Y ya como última fase y para que no se produzca tanta aglomeración de trafico en la parte baja y centro de la ciudad. Tener a la entrada de la misma, grandes espacios igualmente acondicionados, con aparcamientos disuasorios conectados también con el transporte publico municipal. Para incentivar este modelo de movilidad, se debería contemplar la gratuidad de los aparcamientos descritos, teniendo para ello y como único requisito la validez del ticket por el transporte publico utilizado.

 Con éstas medidas, se podría ampliar y adaptar más zonas verdes y peatonales, e incrementar el transporte en bicicleta, en la seguridad que podríamos disfrutar de una ciudad con bastante más calidad de vida, disfrutando más y mejor de sus playas: Las Canteras, Alcaravaneras y La Laja, como así mismo del Centro Histórico Vegueta-Triana, paseos etc. Para ello es fundamental descongestionar el trafico al máximo posible de la zona baja de la ciudad. Eso es lo que se están planteando actualmente muchas ciudades en la península y Europa, gracias a la positiva experiencia de sus centros descongestionados, debido a los efectos causados por el coronavirus. 

 Sin embargo, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está haciendo justo lo contrario, tratando de implantar o mejor imponer (¿por qué no se ha consultado a la ciudadanía sobre la necesidad y/o conveniencia de éste proyecto?. Para que existe y sirve la Concejalía de Participación Ciudadana?) la metroguagua. En ese sentido,  no han tenido reparo hasta llegar a la manipulación, como por ejemplo cuando hacen propaganda exponiendo, que gracias a éste tipo de transporte se va a peatonalizar la Avenida Mesa y López. 

 Imposible, porque si cada cinco minutos como se tiene previsto sale una de ambos extremos de la ciudad: Plaza Manuel Becerra y Hoya de la Plata respectivamente, es obvio que desde la Base Naval a la Calle de Galicia, ese tramo de la referida Avenida Mesa y López será atravesado por una metroguagua cada dos minutos y medio, con el riesgo que conlleva en caso de querer familias con sus hijos disfrutar de esa “zona peatonalizada”.      

 Por supuesto haciéndolo así, no sería necesario que se llevara a cabo o más bien se imponga el despropósito del proyecto de la inútil pero ostentosa, aparatosa y muy costosa metroguagua, Máxime, cuando tenemos otras necesidades esenciales mucho mas graves y urgentes, para ser atendidas como los servicios socio sanitarios, que como en tantos otros, comparados con los del resto de comunidades autónomas o nacionalidades, estamos manifiestamente y lamentablemente a la cola.

 Además el transporte publico de guaguas municipales en la zona baja de la ciudad es bastante fluido y ha mejorado considerablemente y en caso necesario, perfectamente podrían reforzarse las líneas:12,1, 2 y 17. 

 La crisis económica que se nos está echando encima como consecuencia de la pandemia del coronavirus, exige que se concentren los presupuestos e inversiones del conjunto de las administraciones, en los servicios esenciales y en la ayuda social y económica a las familias y personas, que están (y las que estarán), en situación de pobreza y exclusión social.   

 

* La  casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez  

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

MANCHETA 21