Buscar
15:31h. jueves, 27 de enero de 2022

Cosas del periodismo colonial - por Yosef Y. Idmim

Leyendo un artículo editorial de un medio colonial de desinformación cuyo nombre no quiero ni mentarlo, donde nos advierte de lo mucho y malo del asunto catalán sobre su posible independencia y que lo entroncan con rescate de Canarias.

Cosas del periodismo colonial - por Yosef Y. Idmim

 Leyendo un artículo editorial de un medio colonial de desinformación cuyo nombre no quiero ni mentarlo, donde nos advierte de lo mucho y malo del asunto catalán sobre su posible independencia y que lo entroncan con rescate de Canarias.

Entre otras objetivas y largas conclusiones intoxicadoras, me llamó la atención este curioso párrafo:

"La independencia es un negocio ruinoso y presentarla como la solución a los males económicos, una falacia. El desarrollo no llega del reparto de fondos sino de la capacidad de promover la prosperidad. Con políticas equivocadas, una comunidad nunca avanzará por mucho que mejore su hacienda."

Por esa regla de tres al cuarto, no se puede entender cómo expulsaron a judíos y moriscos que tenían conquistada el 95% del territorio de lo que hoy es España y por lo tanto se trató de una guerra por la independencia en toda regla precisamente por asuntos económicos y religiosos.

Reconquista como la llamaron ellos, los hispanos. Por lo tanto, se perdió la posibilidad de que hoy España pudiera haber sido la capital de Israel o de cualquier país Árabe, con las positivas y favorables consecuencias económicas e industriales si hubiera las cosas como estaban a estas dos comunidades con las que gozan en sus respectivos lugares actuales.

En fin, una metedura de pata INDEPENDENTISTA hispana en aquellos tiempo. Mas tarde, sobre el 1800 con el pasteleo monárquico que produjo la “invasión” francesa, nueva guerra de INDEPENDENCIA.

Es admirable como al referirse a situaciones de este tipo, los españoles tiene dos maneras de calificarlas, si es sobre su territorio se trata de INVASIÓN y cuando la operación okupa se produce por su parte en tierra ajena, a esto lo llaman eufemísticamente CONQUISTA, palabras que aún significando casi lo mismo, la suyas de conquista, es más asequible y suave al oído de eunuco mental que se tenga por oyente claudicante.

Creo que si el autor de este engendro de editorial y sobre el párrafo al que hago referencia lo enviaran a cualquiera de los países que fueron colonia y hoy son países libres y casi todos soberanos, esa hoja defecada por su rotativa no valdría ni para envolver basura.

Por poner unos ejemplos totalmente contrarios a tal falacia (utilizo su propio lenguaje) es el de Australia, Emiratos Árabes, etc., todos ellos liberados por el mismo motivo: el económico. O mejor y más claro aún: Los EE.UU. de América. Qué sería hoy de ese riquísimo país si no se hubiera liberado de su cadena colonial. A lo mejor hasta estarían mucho más ídem si hubieran conocido desde antes de su independencia las indicaciones de este editorial colonial de marras.


Yosef Y. Idmim
Tamarant – 07.10.2012

 Tamarant – 07.10.2012