Buscar
01:11h. Martes, 26 de Septiembre de 2017

Cuando desde la nada se pretende inventar lo nuevo - por Carlos Martínez

 

CARLOS MARTÍNEZ"Dirá alguien, este tipo es de ultra-izquierda, vaya ataques al sentido común y lo establecido. Pues bien este tipo es un laborista, un socialista democrático que pretende ser coherente y afirma que o le plantamos cara al sistema injusto que solo trabaja para beneficiar los intereses de capitalistas y gestores multinacionales o bien ni futuro para nuestros hijos, ni pensiones para nuestros mayores ni empleo digno para los trabajadores ni llegar a fin de mes nadie, bueno, casi nadie."

Cuando desde la nada se pretende inventar lo nuevo - por Carlos Martínez co-primer secretario de Alternativa Socialista y miembro de ATTAC.

 

Las olas de calor siempre llevan aparejado el sopor y la somnolencia. Pareciera que la fuerza de una canícula sofocante ha contagiado la política profesional a pesar del aire acondicionado que la mitiga en las instituciones así como en los departamentos universitarios o las redacciones.

La paz del verano reina. No es malo descansar y desconectar y no lo es si sirve para reflexionar y reemprender el camino, aquellos que nos podemos permitir el lujo de tener vaciones. Lo único que sacude el ambiente es la operación independentista catalana, a veces popular, siempre pequeño-burguesa, que purga a las y los tibios de espíritu y llama a arrebato sin fisuras y a seguir al abanderado, aunque no está claro cuál es. El PDeCAT es ya una marioneta de ERC y la CUP presta izquierdismo gratis a la burguesía catalana que gobierna desde los postulados Troika. Pero a pesar de los pesares son por ahora los únicos que le dan preocupaciones a la derecha y la corona. Pero fuera de eso los partidos del arco parlamentario nada nuevo proponen.

El PP cada vez más corrupto y chirlero busca con una descarada utilización de ciertas víctimas de ETA, esconder su mierda y sus vergüenzas, pero niega a las víctimas de Franco –por cierto muchos de cientos de miles más- cualquier homenaje digno y de Estado.

Podemos recoge el guante que le ofrece el susanista García Page en Castilla la Mancha para gobernar y poco más. Porqué las comisiones de investigación de la corrupción van a ser tan inútiles como necesarias son. Al PP ni agua y lo que hay que hacer es echarlo y esa debe ser la primera ocupación tras la ola de calor. Eso o la nada.

El PSOE de Pedro Sánchez debe aclararse y ya y prepararse para hacer lo de Portugal, pero de verdad y mientras tanto seguir el ejemplo Corbyn.

El socialismo dentro y fuera del PSOE creo debe hacer un serio intento de reagruparse y de aglutinar las clases trabajadoras al objeto de construir un frente electoral o no, -mejor no-, con el objeto prioritario, ahora, de re-movilizar al Trabajo y dar la cara ante la pobreza salarial, el precariado, la ofensiva contra las y los trabajadores jóvenes, los nuevos jornaleros jóvenes y el futuro o mejor dicho el no futuro de las pensiones públicas si los sinvergüenzas del PP siguen gobernando. Si los capitalistas y grandes familias poderosas y las multinacionales siguen imponiendo sus condiciones y chantajeando al Estado en beneficio propio peor para nosotros y lo malo se pueden afianzar, con una nueva operación keynesiana de Rajoy al objeto de inyectar más dinero público para favorecer al cemento y al conglomerado de las grandes constructoras de obra pública.

El pacto PP-Cs de reducción de impuestos, además de falaz es otro ataque al bienestar, lo público y las pensiones. Es imprescindible reaccionar ya y dejar de estar en este limbo que tan solo favorece a la corona y los banqueros.

Dirá alguien, este tipo es de ultra-izquierda, vaya ataques al sentido común y lo establecido. Pues bien este tipo es un laborista, un socialista democrático que pretende ser coherente y afirma que o le plantamos cara al sistema injusto que solo trabaja para beneficiar los intereses de capitalistas y gestores multinacionales o bien ni futuro para nuestros hijos, ni pensiones para nuestros mayores ni empleo digno para los trabajadores ni llegar a fin de mes nadie, bueno, casi nadie.

La reagrupación del socialismo en base a las ideas de clase y de cambio de régimen es imprescindible y luego juntar nuestra lucha con la de Corbyn, los socialistas portugueses o Sanders, imprescindible. Eso o tres cuatro veranos más y la próxima ola de calor nos pueden llevar al asadero final.

Pero para el cambio hacen falta ideas y propuestas políticas. Ideales y esperanzas en un futuro diferente porque si no creemos en un mundo nuevo socialista y libre, ¿Cómo vamos a poder enfrentarnos a la corrupción, la mafia política y los interese de los poderosos? De la nada no se puede construir algo nuevo y la cuestión no es defender, procurar, desear, es intervenir y conseguir.

- En La casa de mi tía por gentileza de Carlos Martínez

carlos martínez attac