Buscar
martes, 09 de agosto de 2022 16:11h.

Los culpables siempre son los demás - por Nicolás Guerra Aguiar

 

f ncls grr

 


 

HOMBRE



Los culpables siempre son los demás - por Nicolás Guerra Aguiar -

No pude evitar la sonrisa tras escuchar el diálogo entre dos personas. Hablaban de una tercera, “ella”, cuñada cuyo delito había sido ganarse la confianza “de la vieja” para que dejara “mejorado” a su marido. La culpable de que dos hermanos no se hablen con el tercero fue, claro, “aquella bruja”... 

DOS CONTRA UNO, MUJER

  Inmediatamente recordé cuatro situaciones parecidas, titulares de periódicos durante estos días. Pero sucede que en cada uno de los casos siguientes hay ciertas particularidades en apariencia intrascendentes para los protagonistas.  Sin embargo, a poco que uno entre en distintas fuentes de información, amplíe y contraste, podrían surgir dudas capaces de debilitar la presunción de inocencia - angelical pureza. Veamos.  

 UNA. Para el señor consejero de Medio Ambiente de Castilla y León “determinadas nuevas modas del ecologismo respecto a la limpieza de las riberas de los ríos dificultan la limpieza de los montes”. Así, dos irreparables muertes; miles de hectáreas ardidas; evacuaciones; abandonos de viviendas convertidas en vivas antorchas; espantosa devastación de flora y fauna... nada tienen que ver con las imploraciones o ruegos exigidos año tras año por todos los bomberos forestales: muchos más medios, asesoramiento especializado, categoría profesional y que el personal no se reduzca al mínimo en invierno (Asociación de Trabajadores…).  

 

JUAN CARLOS SUÁREZ-QUIÑONES
JUAN CARLOS SUÁREZ-QUIÑONES

  Porque la prevención debe ser la prioridad absoluta de cualquier político con dos dedos de frente, lo mínimo dentro de la mediocridad imperante: si las vacunas rebajan los impactos negativos de ciertas enfermedades, la anticipación es la mejor defensa contra los incendios. (Por cierto: PP y VOX -mayoría absoluta- rechazaron en el Parlamento castellanoleonés esta demanda.)   

  DOS.  La hoy ya ex presidenta del Parlamento catalán ve como “una conspiración en su contra” que el Tribunal Superior de Justicia abriera juicio contra ella. Pero la acusación - imputación nada tiene que ver con acontecimientos como los acaecidos el 27 de octubre de 2017 cuando la mayoría de los diputados votó la constitución de la República catalana, acción escrupulosamente política e ilegal. 

LAURA BORRÁS
LAURA BORRÁS

  Así, la señora Borràs será juzgada por supuestamente beneficiar con dinero de una institución a un amigo: fraccionó contratos para evitar el concurso público. Y si acaso hay “conspiración”, confabulaciones, intrigas o conjuras  por parte de quienes deben velar por los intereses generales -al decir de la señora-, tiene en nuestro Estado de derecho muchísimos recursos para defenderse, privilegios no al alcance de cualquier ciudadano de a pie. 

  TRES.  El secretario de organización de Nueva Canarias (NC) culpa al Ministerio del Interior (MI) de su exclusión del Registro de Partidos Políticos. En efecto: el 8 de junio de 2021 el Juzgado Central de lo Contencioso - Administrativo declaró “la extinción judicial” de NC (es decir, fue borrada por el organismo oficial vigilante). Un año después (hace diez días) la sentencia adquirió la condición de firme. Y como el señor Ramírez acusa al Ministerio, ¿se trata de persecución política? ¿Acaso pardelera con viradilla por dentro? ¿Tal vez un pronto fachilla del señor ministro, responsable también de la correspondiente Subdirección General? ¿O quizás hubo despiste,  pachorra, abuso del “¡déjese dil, nenel!”, irresponsabilidad de quienes dirigen NC? (El señor Ramírez no es nuevo en la política: desde 1979 interviene en la cosa pública -alcalde, parlamentario, consejero insular...-. Y ya desde la oposición o el poder -incluso en pactos con el PP-, continúa.)

CARMELO RAMÍREZ
CARMELO RAMÍREZ

  Pues eso. Según informes periodísticos (La Provincia), Interior no actuó contra NC por razones bastardas, espurias o falsas sino “por no estar al día en la presentación de sus cuentas anuales desde 2018 y no actualizar sus estatutos”, lo que en lenguaje administrativo se llama “falta de adaptación” de los mismos, tal como se les exige a todos los partidos inscritos. 

 Obviamente, el señor Ramírez muestra su perplejidad: “Nos ha extrañado muchísimo toda esta cuestión”. Pero no solo a él, sino a quienes desde fuera miramos con detenimiento y asombro la culminación de un procedimiento que no se produjo en horas veinticuatro sino… a lo largo de dos años. Y se siente “en indefensión”, pues no “recibió ningún requerimiento”. Por tanto, argumenta, NC no pudo actuar frente a la decisión del Ministerio. 

  Sin embargo, el periódico El Día -27 de julio- lo tiene claro: “El fallo de la Audiencia Nacional desmonta la ‘indefensión’ denunciada por NC tras su extinción judicial”, pues la sentencia indica que el partido recibió el apercibimiento del MI el 23/1/2020. Por tanto, NC es lo opuesto al infinitivo latino “esse” (‘ser, estar, haber, existir’): ni es, ni está, ni existe.  O lo que es lo mismo, pasó del ser a la nada (como L´être et le néant, obra de Sartre).

  CUATRO. El señor presidente del Gobierno y la señora portavoz del PSOE afirman que en las condenas a los señores Chaves y Griñán, ex presidentes de la Junta de Andalucía, ratificadas por el Tribunal Supremo sobre el caso de los ERE, “pagan justos por pecadores”. Sin embargo, el Tribunal de Primera Instancia certificó que  entre 2000 y 2009 la absoluta falta de control movió seiscientos ochenta millones de euros públicos “favoreciendo un constante desvío de dinero de la Junta a favor del clientelismo socialista” (La Vanguardia). (Por cierto: ¿pudieron dilapidarse seiscientos ochenta millones sin que los dos presidentes andaluces se enteraran?) 

PEDRO SÁNCHEZ Y PILAR ALEGRÍA
PEDRO SÁNCHEZ Y PILAR ALEGRÍA

  Más: en el caso señalado, el Tribunal Supremo no juzgaba la honorabilidad de los señores expresidentes. No obstante, el Partido Socialista insiste con machacona reiteración en que ambos no obtuvieron beneficios económicos lo cual, a primera vista, tampoco figura entre las causas de las condenas. Pero cuesta creer que fueran inducidos ingenua o candorosamente a la prevaricación (señor Chávez) y prevaricación - malversación de caudales públicos (señor Griñán).   

  Se trata, pues, de cuatro extremas situaciones cuyos protagonistas son, por enésima vez a nivel nacional, políticos españoles, acaso parcialmente candorosos. Pero eso sí, coinciden los cuatro en responsabilizar a otros: ecologistas, conspiradores, Ministerio del Interior, agregados (respectivamente). 

  La alforja cargada con desajustes personales sigue en la espalda: la sentimos… pero no la vemos directamente.  (Ya lo escribió el fabulista Fedro… ¡dos mil años atrás!)  

FEDRO

* En La casa de mi tía por gentileza de Nicolás Guerra Aguiar

 

nicolás guerra reseña
MANCHETA JULIO 22