Buscar
05:45h. Martes, 16 de Octubre de 2018

Dejemos a Agaete en paz - por Miguel Ángel Rodríguez Sosa

 

frase agaete

 

 

Dejemos a Agaete en paz - por Miguel Ángel Rodríguez Sosa, consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria *

Este pasado viernes 21 de septiembre se celebró, como cada año, el Día Internacional de la Paz en todo el mundo. Un día dedicado a fortalecer los ideales de paz, tanto entre todas las naciones como entre las personas.

La paz está íntimamente relacionada con lograr un desarrollo social y económico que sea sostenible. Por eso, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, el número 16, bajo el título "Paz, justicia e instituciones sólidas", nos hace un llamamiento para que garanticemos un desarrollo en ese paradigma desde unas instituciones efectivas, responsables e inclusivas a todos los niveles.

antonio hernández rosarioAntonio Hernández Rosario, un conocido vecino de Agaete, fundador del Festival Bioagate Cultural Solidario, cree firmemente en que el desarrollo sostenible no solo es posible, sino que es la única manera de entender la vida. Por eso nos está recordando con su protesta pacífica, una huelga de hambre, que un medioambiente sostenible en Gran Canaria, y más concretamente en su venerada Agaete, solo podrá tomar forma gracias a la participación ciudadana, el diálogo y la búsqueda de consenso. “Garantizar la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades…”  es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

bioagaete

La implicación ciudadana (potenciando la educación, la concienciación y la participación) y el amor por nuestra tierra son las únicas garantías posibles para conservarla y cuidarla. ¿Cómo vamos a conseguirlo si no se permite que participemos en la toma de decisiones, si se impone una obra a pesar del rechazo ciudadano? 

Todo esto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que suena tan bonito y que todas las administraciones firman, se tienen que llevar a la práctica. Este conflicto de la construcción o no del llamado Macro Muelle es una oportunidad histórica para demostrar que somos una sociedad democrática del siglo XXI. Confío en que los partidos políticos estén a la altura de los nuevos tiempos, de los valores y prioridades de la sociedad grancanaria. Dicho de otra forma: queremos, y nos merecemos, que nuestro modelo de desarrollo sea sostenible.

Ese desarrollo sostenible, ese progreso para la isla, no es otra cosa que conservar lo nuestro, poner en valor lo que tenemos, darnos cuenta de lo afortunados que somos. Estoy convencido que nuestra riqueza es la naturaleza, por eso en el Cabildo de Gran Canaria trabajamos para conservar y recuperar los bosques, los humedales y las tierras abandonadas, nos hemos marcado como reto detener la deforestación ya que es de vital importancia para mitigar los impactos del cambio climático y sobre todo nos parece urgente tomar medidas para reducir la pérdida de hábitats naturales y la biodiversidad, que son parte del patrimonio común de la humanidad, tanto los terrestres como también los ecosistemas marinos y costeros.

Por citar alguno de estos valores, decir que el entorno del Puerto de las Nieves cuenta con unos fondos marinos de una riqueza incalculable, ideal para la práctica del submarinismo y envidiada en otros lugares del mundo donde tienen que hundir pecios para generar la mitad de la vida subacuática que tenemos aquí. Protegerlo no es una simple acción buenista, supone cumplir con los compromisos de sostenibilidad. Concretamente, el punto 2 de otro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible recoge que “de aquí a 2020, se debe gestionar y proteger sosteniblemente los ecosistemas marinos y costeros para evitar efectos adversos importantes, incluso fortaleciendo su resiliencia, y adoptar medidas para restaurarlos a fin de restablecer la salud y la productividad de los océanos”. La pesca artesanal y las actividades náuticas son otras fuentes de riqueza que se pueden reforzar en este maravilloso rincón nuestro.

Gran Canaria en general y Agaete en particular pueden y deben seguir avanzando en sus proyectos basados en la sostenibilidad social, ambiental y económica. El reto es conseguir el nivel óptimo de puestos de trabajo, dentro de los nuevos espacios económicos, como el azul y el verde, que posibiliten viabilidad presente y futura. Proyectar la concepción de una Ecoisla no es ninguna frivolidad conceptual, es la única senda por dónde debe transitar la realidad que supone nuestra isla.

Sobran datos para afirmar que la ampliación del Puerto de Las Nieves traerá unas consecuencias irreversibles, ya que sepultaría gran parte del patrimonio natural de Agaete para las generaciones actuales y venideras. Además de no justificarse, con los datos de usos del actual puerto, cualquiera que esté siguiendo esta polémica desde Europa, mi hijo por ejemplo desde Alemania, pensaría que el Puerto de Agaete está a cientos de kilómetros de distancia del puerto más cercano, pero él me recuerda que tardas en llegar al Puerto de La Luz y de Las Palmas una escasa media hora.

Contamos con valores ambientales y paisajísticos únicos en el mundo con potencial suficiente para vivir a través de un nuevo modelo que garantice el equilibrio entre el bienestar de la población y la conservación del medio natural.

Gracias Antonio Hernández Rosario, por tu ejemplo y sacrificio. Esta humilde carta tiene la intención de recordarte que no estás sólo. Estoy convencido de que esta entrega tuya, la de amar y respetar la naturaleza, ayudará a la posibilidad de una rectificación, de poner freno a la toma de una decisión decimonónica, autoritaria, despótica, arbitraria, contraria a la agenda 2030, y que de prosperar solo conseguirá hurtar a nuestros nietos la magia y la belleza del Puerto de las Nieves.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Miguel Ángel Rodríguez Sosa

miguel ángel rodríguez sosa 2

MANCHETA DONACIONES