Buscar
08:24h. jueves, 29 de octubre de 2020

Sin derogación de la reforma laboral y la ley mordaza no hay reconstrucción económica - por Carlos Martínez

 

FRASE MARTÍNEZ

 

Sin derogación de la reforma laboral y la ley mordaza no hay reconstrucción económica - por Carlos Martínez, politólogo, secretario general del Partido Socialista Libre Federación y miembro del Consejo Científico de Attac

 

Si se piensa que la reconstrucción económica del Reino de España va a consistir en rebajar impuestos a empresarios o no imponer impuestos a grandes fortunas y empresas “piratas” internacionales de redes sociales; no derogar la reforma laboral y rescatar el sector privado del gran comercio, la hostelería y algo de industria para disimular, entonces no hablamos de reconstruir la economía, tan solo hablamos de salvar o ayudar con dinero público que sale de los impuestos de las clases trabajadoras y populares a las grandes empresas, los especuladores y no proponerse cambios reales en la lastrada y obsoleta economía española, favoreciendo a los ricos.

Si reconstrucción es no tocar la reforma laboral siquiera y seguir con una ley que impide el derecho de extender las huelgas y apoyar a empresas en lucha en la calle y en sus puertas, como consagra la ley mordaza, entonces ya sabemos de qué hablamos, de “superar” la crisis capitalista con un “rajoyismo” sin Rajoy, porqué el PP no cederá nada en su cruzada por defender los planes de la CEOE. Será como lo de 2008 pero con renta mínima vital de 460€ al mes y con ERTEs que favorecen a las y los trabajadores afectados, pero también a las empresas. Sin la renta mínima todo sería muy duro y como ambas cosas sumadas no llegan ni a la mitad de lo que en 2008 regalamos a los bancos para rescatarlos,  el capital y sus instrumentos al objeto de evitar que de las colas del hambre se pase a rebeliones y asaltos, consiente una partida mínima y acuerdan en la comisión parlamentaria mejorar algo la sanidad pública, porque el bochorno de las bolsas de basura convertidas en batas quirúrgicas no se puede repetir, hace feo. Aunque pasado el primer envite del coronavirus las autonomías están despidiendo como siempre a personal sanitario y minimizando los rebrotes para no asustar al “turismo”. Gravísimo escándalo de corrupción, que los llamamientos a llenar chiringuitos playeros está difuminando algo.

Todas las ayudas a la “reconstrucción” sanchista del Reino de España, están no obstante vinculadas a los fondos UE y dependerá de Bruselas el acuerdo y el destino final de sus millones y todo parece indicar que los apoyos y fondos entregados tendrán sus obligaciones a cambio y sus contrapartidas, que ya el PP está trabajando intensamente en la UE para evitar un fondo solidario, justo y social. Calviño también va a colaborar con la eurocracia de Bruselas de la que forma parte, por encima de todo, al objeto de impedir que se rompa el consenso neoliberal.

A esto hemos de sumar que la UE y Alemania son quienes desde los inicios de la entrada de España en la Unión en los años ochenta del siglo XX, impusieron a nuestro Estado el monocultivo turístico,  políticas anti-agrarias así como de deslocalización industrial, por lo que cualquier soberanía del Gobierno de España para invertir está en cuestión, será muy difícil.

Ante esto es imprescindible la unidad de la clase trabajadora, la unidad de las organizaciones obreras y la movilización ante la pobreza generalizada y la ausencia de libertad sindical que continúan. Solo la derogación de las leyes anti laborales y antisociales puede garantizar algo de equidad. Ahora el Gobierno tiene que demostrar con quien está y para quien gobierna. El Gobierno no necesita del PP ni de Cs al objeto de implementar sus políticas. Con las clases trabajadoras hay que contar, pero con su representación real y total y no solo con unas direcciones “mayoritarias” muy cuestionadas. Por ahora ante el cariz de los acontecimientos el acuerdo cetro-derecha, empeora los pactos de la Moncloa, claro que ya nadie habla de ellos.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Carlos Martínez

CARLOS MARTÍNEZ PSLF

 

 

 

mancheta 23