Buscar
01:38h. domingo, 22 de mayo de 2022

12 de mayo. Día de la Enfermería

En el día de la Enfermería, inversión y respeto de derechos para garantizar la salud global - por  Cati Darias

 

 

 

f darias

Nota de Chema Tante: Estoy privado por poder, en ocasión del Día de una profesión noble, publicar un texto de una persona como Cati Darias, que es, nada menos que una enfermera más; y nada más, pero nada menos, que una sindicalista. Enfermera y sindicalista. Eso es Cati. Profesión y vida, al cuidado y al servicio de los y las demás.

 

En el día de la Enfermería, inversión y respeto de derechos para garantizar la salud global - por  Cati Darias Delgado, enfermera. Coordinadora de la Federación Salud de INTERSINDICAL CANARIA  

Como cada 12 de mayo, este 2022, se conmemora el Día Internacional de la Enfermería, coincidiendo con el natalicio de la Enfermera y Activista Social Florence Nightingale. En esta ocasión, el tema elegido es: Enfermería: Una voz para liderar – Invertir en Enfermería y respetar los derechos para garantizar la salud global. 

Cada día observamos como el derecho fundamental a la salud ha estado siendo limitado a los ciudadanos, sufriendo la población las consecuencias negativas de una gestión favorable hacia los intereses de la sanidad privada a través de conciertos que se llevan una parte muy importante del presupuesto global destinado a sanidad, mermando los recursos destinados a la sanidad pública, universal y equitativa, generando, a través de los recortes en recursos humanos y materiales, inhumanas listas de espera y colapso de los Servicios para justificar el volumen de un negocio, el de las derivaciones a la sanidad privada que, en momentos de extrema necesidad, se ha mostrado tremendamente insolidario. 

Como añadido a las políticas de recortes, se suman más de dos años de pandemia por el coronavirus SARS-COV-2, causante de la Covid-19, el balance es de más de 515 millones de casos en el mundo, superando en número de muertes los 6 millones. El proceso de vacunación, no avanza con la velocidad necesaria para contener los efectos más nocivos y no mantiene un carácter universal ni homogéneo en todo el planeta, principalmente por los monopolios de las grandes farmacéuticas, que dejan fuera o retrasan mucho más la posibilidad de la vacunación a los pobres de los países empobrecidos. Intersindical Canaria aboga, en una situación de emergencia sanitaria y en aras del interés general, por liberar las patentes y que sean los servicios públicos los que controlen la producción y administración. 

En Canarias, (Con más de 359 mil casos y 1725 fallecidos, presuntamente, porque en la actualidad sólo se contabilizan los casos de las personas mayores de 60 años) esta pandemia la sufrimos con una sanidad también debilitada en recursos humanos y materiales, con base en las sucesivas oleadas de recortes, por lo que, la capacidad de carga de los servicios sanitarios públicos se ha visto desbordada y se mantiene una presión muy importante aún sobre las camas de hospitalización y sobre la Atención Primaria, en un escenario donde la administración prioriza en su gestión, los intereses económicos de algunos monopolios, frente a la salud y la vida, en un afán desmedido de los actuales gobiernos español y canario por imponer una apresurada e irresponsable desescalada en las medidas de protección para recuperar una “normalidad” que antepone una economía letal fracasada a la salud y la vida de las personas, y que pone en riesgo grave al conjunto de la población. Destacar que, para esta enfermedad, aún no existe tratamiento curativo y siguen siendo las únicas medidas efectivas para evitar la mayor propagación y contener el desbordamiento de los servicios de salud, el aislamiento de los casos, el confinamiento, la distancia social, la higiene de manos y el uso de mascarilla. 

Por otro lado, en el denominado plan de reactivación tras la Covid-19, no se contempla un adecuado fortalecimiento de la Sanidad Pública, con dotación suficiente de recursos humanos, materiales e infraestructuras. No hay que olvidar que, mientras se está atendiendo la pandemia, se está retrasando toda la actividad asistencial no Covid-19, se están incrementando las listas de espera, y ya, se están viendo complicaciones graves de problemas de salud en los usuarios por el retraso en la atención. Esa onda pandémica secundaria, paralela, constituye en sí misma un grave problema de salud global para la ciudadanía que hay que abordar con recursos. A Intersindical Canaria le preocupa además, cómo se va a retomar la asistencia del conjunto de pacientes. Las plantillas de la totalidad de categorías en el Servicio Canario de Salud, deben ser inmediatamente incrementadas y consolidadas para conseguir unos adecuados ratios por población asistida, en un territorio fragmentado, con la ciudadanía más enferma del conjunto del estado español. 

En nuestra nación, Canarias, no existen posibilidades de desarrollar la asistencia sanitaria, ni los cuidados en condiciones dignas, por falta de recursos humanos y de medios materiales en un sistema que no permite paliar las desigualdades, donde prima la exclusión social y donde nos alejan cada día más de un modelo de desarrollo sostenible, frente al imperante, que prima las energías fósiles, la destrucción y sobreexplotación de los recursos de nuestro frágil territorio y que está basado principalmente en el monocultivo turístico. Entendemos que este es el momento de repensar nuestro modelo económico, ya que el actual, mantiene cifras de paro estructural del 30% y de pobreza estructural, energética, de vivienda, etc. superiores al 40% de la población. Es decir, los índices más elevados del conjunto del estado español, las peores condiciones laborales, las jornadas laborales más largas, los salarios, pensiones y prestaciones por desempleo más bajas, son factores que se complementan con la cesta de la compra más cara de Europa, sobre todo en lo que a una alimentación saludable se refiere. Estos factores, condicionan que, los niveles de salud de la población sean los peores del estado, sobre todo para aquellas patologías que con una adecuada acción preventiva, pueden evitarse, así como sus complicaciones, lo que se agrava, con el desmantelamiento de la Atención Primaria de Salud. Complementariamente, y en negativo, la atención a la dependencia también se encuentra desmantelada. 

Por todo ello, hay que destacar y reconocer el papel fundamental desarrollado por los equipos de salud y más concretamente, por el personal de enfermería, donde incluimos a todos los profesionales, a los cuidadores formales y no formales, ya que la situación de pandemia ha llevado a tal colapso a los sistemas de salud, que una parte importante del peso de los cuidados ha repercutido y regresado a los hogares. 

En este día, desde Intersindical Canaria queremos seguir reivindicando ante las administraciones y públicamente, la necesidad de una adecuada dotación presupuestaria para la Salud y la Sanidad Pública Canaria, en todas sus derivaciones y vertientes, como elemento indispensable de equidad en el trato a la ciudadanía para que pueda ser posible que en nuestra tierra, “con el mundo, se respeten los derechos para garantizar la salud global”. 

Canarias, 12 de mayo de 2022 

* La casa bde mi tía agradece la gentileza de Cati Sarias

CATI DARIAS

 

 

 

 

MANCHETA FEBRERO22