Buscar
07:05h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

Distintos - por Paco Vega

Haciendo honor a una preciosa canción de Braulio del mismo título tengo que decir que si, que somos “distintos”. Cualquier otro pueblo ya habría corrido a gorrazos a nuestros representantes públicos por consentir tanto atropello como venimos sufriendo los canarios desde hace ya muchos años, prácticamente desde la conquista...

Distintos - por Paco Vega *

Haciendo honor a una preciosa canción de Braulio del mismo título tengo que decir que si, que somos “distintos”. Cualquier otro pueblo ya habría corrido a gorrazos a nuestros representantes públicos por consentir tanto atropello como venimos sufriendo los canarios desde hace ya muchos años, prácticamente desde la conquista... Somos una colonia, nos tratan como una colonia y desde la metrópoli no pierden oportunidad de escenificarlo cada vez que pueden. Las últimas demostraciones las tenemos en el tratamiento del accidente del barco ruso Oleg Naydenov y el posterior vertido (a diferencia del ocurrido en Baleares con el ferry Sorrento), así como en la autorización de las prospecciones petrolíferas en aguas canarias; pero antes han venido muchas “cachetadas” como los sucesivos recortes en inversiones, la vuelta al certificado residencias y otras tantas afrentas que sería extenso detallar ahora. Todo ello con un canario sentado en el Consejo de Ministros y otros muchos en la bancada del partido del Gobierno. El desdén con el que desde Madrid se trata a Canarias y a los problemas de los canarios roza en ocasiones la burla, y se me arranca el alma cuando veo a parlamentarios canarios tener que explicar lo más elemental para hacer comprender que no vivimos en el paraíso por el simple hecho de disfrutar de un clima favorable todo el año; que los canarios tenemos problemas específicos que requieren de un tratamiento diferenciado. Si a esto le añadimos que los partidos que representan a la burguesía canaria elitista y acomodada no dan el menor paso por lo que no sea sus propios intereses, utilizando sin sonrojarse -para sacar un puñado de votos- el manido pleito insular; y que el supuesto nacionalismo que ha gobernado Canarias desde hace 30 años (con unos y con otros) sirve también a los mismos intereses tenemos el cóctel perfecto que alimenta la indolencia de unos y la desesperación de otros.

Canarias está necesitada de un nacionalismo serio, que defienda los intereses del pueblo canario y no los de cuatro acomodados. Los partidos “estatales” ya han demostrado de lo que son capaces... Mientras esto no suceda y sigamos jugando al baile de cargos,  sillones y puertas giratorias no saldremos del estado de abandono y desdén al que nos tienen sometidos. Mientras el pueblo canario no abra los ojos a este vilipendio permanente y pasemos a creernos que “otra Canarias es posible” no saldremos del ostracismo.

El clima es algo que nos brinda la naturaleza motivado por nuestra situación geográfica, pero las personas que vivimos en este terruño fragmentado tenemos unas necesidades básicas que cubrir en cuanto a modo y calidad de vida. Me considero afortunado por vivir en esta tierra, pero también quiero sentirme afortunado y orgulloso de nuestras capacidades y potencialidades como pueblo. No es de recibo, por ejemplo, que hace años hallamos sido punta de lanza de energías renovables y ahora seamos “cola de ratón” por la nefasta gestión pública de quien ha tenido el privilegio de gobernar estas islas y ha dilapidado su oportunidad y su crédito político.

Compruebo con desesperación en inminente proceso electoral el mercadeo de sillones institucionales y cargos digitales del que busca única y exclusivamente su propia proyección personal y acomodo durante los próximos cuatro años, sin que el “interés general” de los canarios ni de su pueblo estimule en ellos el más mínimo sonrojo ni preocupación.

Los canarios somos distintos y necesitamos de políticos distintos y de ciudadanos distintos para poder defender nuestras peculiares fortalezas y debilidades. Necesitamos de un nacionalismo serio, de personas honestas y comprometidas. Ya está bien de “canchanchanes” oportunistas depredadores de lo público. Ya está bien del mercadeo de sillones que sólo favorece la incorporación de nuevos “mercachifles” a la política canaria. De todos es sabido que los oportunistas y tránsfugas de toda condición sólo piensan en su en su cartera y su pecunio personal; y que saldrán corriendo en cuanto aparezca otro que les ofrezca más por lo mismo, o sea por nada.

Necesitamos urgentemente de un nacionalismo DISTINTO al que nos ha gobernado durante tantos años. Nos va en ello el futuro de nuestros hijos.

http://elrincondemaestropancho.blogspot.com.es/

* Publicado con autorización del autor